Estás en
Portada > Actualidad > Cara a cara > Dani Mateo: “Soy un melómano de palo, muy de Spotify”

Dani Mateo: “Soy un melómano de palo, muy de Spotify”

Periodista, cómico, actor… Dani Mateo es un artista polifacético, o como él mismo se define un “payaso ilustrado”, que gracias a su naturalidad y fina ironía -en ocasiones “venenosa y mordaz”- ha logrado conectar con el público en programas como “Noche Sin Tregua” o “Sé Lo Que Hicisteis”, y actualmente en “El Intermedio” (La Sexta) o “Yu, no te pierdas nada” (Los 40 Principales). El próximo 16 de diciembre podremos disfrutar de su humor en el monólogo Desencadenado” en el Teatro Social Antzokia Basauri (20:30 h), pero antes vamos a conocer un poco mejor sus gustos musicales.

Nombre y apellidos

Daniel Mateo Patau

Fecha de nacimiento

1 de junio de 1979

¿Qué logros destacarías de tu carrera profesional?

Seguir en ella. Esto es una maratón, al menos eso dicen de esta profesión, pero para muchos, por desgracia se queda en un sprint. Yo diría que es una maratón formada por muchos sprints, en la que solo tienes garantizado llegar al siguiente tramo. Y ya solo empezar otro es todo un mérito y una suerte acojonante.

Tus primeros pasos en el mundo de la comunicación fueron en el programa de televisión “Noche sin tregua” y en emisoras como “Catalunya Cultura”, “Onda Cero” o “RAC 1”. ¿Qué queda de aquel jovenzuelo y el Dani Mateo de ahora?

Queda la gomina, que ya me echaba entonces pero he ido incorporando más con el tiempo. Y bajo la gomina todo ha cambiado… a peor claro.

Si pudieras decirle algo ese ‘yo’ pasado, aparte del número de la lotería, ¿qué le dirías? ¿Hay algún paso de tu carrera del que te arrepientas?

¡Qué va! Ese no escucha a nadie, es un tarado… Le diría que tuviera cuidado con el colesterol ‘bueno’ que al final no es tal bueno. No, creo que le diría que hiciera lo mismo pero disfrutando más, sin agobiarse tanto, ¡que es un agobiado el cabrón! Y sigue agobiándose, aunque cada vez menos.

Si no te hubieras dedicado al mundo de la comunicación y el humor, ¿qué otra profesión te hubiera gustado desarrollar?

Supongo que actor, así que creo que no me bajaría del escenario. Es que si me sacas de un escenario o de un micro y de hablar solo valgo para víctima.

¿Cuál es en estos momentos tu gran reto o ilusión profesional pendiente? ¿Quizá escribir otro libro (“La risa os hará libres”, Ed. Planeta, 2014), un papel en un largometraje…?

Hace unos años probablemente te diría que tener mi propio Late Night, y supongo que sigue siendo el sueño infantil que aún tengo en la cabeza. Aunque ya no sé si ahora le interesa a la gente un formato así, porque esto ha cambiado mucho. Puede que ahora sea un programa por Internet que la gente vea cuando quiera. Un programa con ese espíritu canalla y provocador de esos programas. Es que crecí en una época en la que dos grandes Late Night se repartían la noche: Crónicas Marcianas y Buenafuente, incluso antes con Pepe Navarro. Era una época a la que la gente le gustaba acabar el día viendo un programa de humor, entrevistas… Hoy en día las franjas horarias se han acabado y la gente se hace su propia programación.

Actualmente te vemos cada noche en ‘El Intermedio’, una colaboración que compaginas presentado por las tardes el programa ‘Yu no te pierdas nada’ y con las giras de tus monólogos por todo el país, todos ellos trabajos con un marcado acento humorístico, ¿cómo haces para mantener siempre a punto tu vis cómica?

Te pones una máscara y sales a jugar. ¿Quién sale de casa sin máscara hoy en día? Ni Dios… El que es bróker se pone su máscara de tiburón de bolsa, el rockero se pone su marcara de rocker y el maestro se poner una máscara… y también una armadura, porque como vienen los niños ahora al colegio, ¡hasta con armas! Es que yo soy un payaso, me pongo mi maquillaje y mi nariz de goma y salgo a hacer reír a la gente. Y si tengo un día malo, ¡que me den! Haber escogido ser panadero, aunque tampoco tienen que estar muy contentos cuando se levantan a la 5 de la mañana…

Precisamente para hacer reír llegas a Bilbao (Sozial Antzokia Basauri) al frente de tu monólogo titulado “Desencadenado”, en el que repasas tu carrera con tu particular estilo mordaz, caustico y un poco salvaje. ¿Qué nos depara este espectáculo?

Es un monólogo que tiene bastante ‘venenito’, porque yo soy un payaso venenoso. Me gusta hacer un humor que te revuelve en la butaca; ese humor que te hace decir: “caguen la leche que razón tiene este hombre”. Probablemente es el espectáculo más ‘para todos los públicos’ que tengo. Hay mucha nostalgia, porque hablo de la infancia o la adolescencia… Aunque no os llevéis a engaño, igual me tiro 20 minutos hablando de pajas… eso es la adolescencia: un jardín que crece regado con semen. La adolescencia son pajas y después todo lo demás. Bueno, yo hablo de la mía, aunque suele ser bastante universal. Lo que quiero decir es que en este show no me meto mucho con la política, que también es bueno olvidarse un poco de ella.

Pues la siguiente pregunta va por ese camino… En los últimos años estamos viendo cómo se cuestionan algunas libertades y derechos que suponíamos inamovibles. ¿Están intentando desde el poder ‘encadenar’ de nuevo al humor y la libertad de expresión?

Yo flipo, sobre todo porque mucha gente lo aplaude. No soy un experto, pero creo que las libertades están en claro retroceso. No te digo que estemos como en la época pre-constitucional, pero cuando escuchas a los políticos justificándose diciendo que esto no es como en el franquismo… imagínate donde están poniendo el listón: “no os quejéis que no es una dictadura”. Hombre, nos ha jodido, faltaría más. Si pudiéramos vernos a través de los ojos de un danés, fliparíamos.

Has dicho en alguna ocasión que “el humor es el arma del ciudadano civilizado” y que para ser efectivo, te tiene que “partir en dos”. ¿Dónde está el límite para que una crítica mordaz o sátira ácida no se convierta en una falta de respeto?

Los límites del humor se los tiene que poner cada uno. Es imposible no faltar al respeto a alguien que tiene sus límites de humor en Parla… Si pongo unos límites que prácticamente se solapan a los de todo el mundo, porque no te ríes de nada, entonces es complicado no ofender a esa persona. La única forma de funcionar en libertad es que cada uno se ponga sus propios límites del humor y, a partir de ahí, decidir a quién escucha y ve y a quien no… Mira, en el mundo hay coprófagos, ese sería mi límite gastronómico, pero yo no puedo prohibir a ese señor comerse sus propias heces… creo que se entiende el símil.

Si nos tomamos todo a risa, ¿no corremos el riesgo de inmunizarnos ante tantas injusticias?

No, eso son chorradas. La gente no es imbécil y usa ese humor que tiene algo de terapéutico para reírse de la torpeza y descaro con la que los corruptos muchas veces se ríen de nosotros. Es un masaje que nos damos para poder salir ahí cada día a pelearte con esos cabrones que nos lo quieren quitar todo y que se creen inmunes. Que te rías no significa que no te duelan esas injusticias, pero creo que es necesario para poder pelearte con la vida, que es muy perra, con fuerzas renovadas.

“Soy un analfabeto musical, pero muy exquisito”

Esta entrevista tiene como objetivo principal  descubrir tus gustos musicales, un ámbito  que no te es extraño porque ya has colaborado con Mago de Oz, prestando tu voz en el tema ‘El latido de Gaia’ (del disco “Gaia III: Atlantia”). ¿Cómo surgió esta idea?

Yo prácticamente soy amigo suyo. Conocí a Chus, que es un tío de punta madre, les entrevisté, me cayeron muy bien y me gustó mucho lo que hacían… Yo es que soy un melómano de palo, muy de Spotify, vamos que no soy un melómano, aunque soy un analfabeto musical exquisito porque no consumo cualquier música… El caso es que Chus me propuso participar en el disco poniendo la voz y dije: “por supuesto, si no sé hacer otra cosa que hablar”.

En “Desencadenado” también te ha acompañado la música en directo de Jimmy Barnatan & The Cocooners. ¿Te planteas alguna otra colaboración musical?

Sí claro. Jimmy es un figura y es una pena que no hayamos podido coordinar esta vez la agenda. Es que la música y el humor están muy unidos, y sin ella todo se hace aún más difícil.  Si pudiera elegir ahora a alguien para colaborar en la gira, metería a Bunbury, ¿menudo bombazo sería, eh? También me encantaría hacer algo con Sabina… me ha dado tanto Sabina que si me quiere follar, me folla.

Tu infancia son recuerdos musicales de…

Serrat.

¿Cuál es tu grupo y/o solista favorito y tu canción preferida?

Creedence Clearwater Revival y ‘Have you ever seen the rain’.

¿Recuerdas el primer concierto al que fuiste? ¿Y el último?

El primero fue uno de Manolo García y el último el de Kase.O en Madrid (el pasado sábado 2 de diciembre).

¿Qué concierto te ha marcado más hasta ahora y por qué?

Seguramente el de Sabina en las Ventas… Primero porque me invitaron, que siempre es bonito. Me invitó Pancho Varona y pensé: “Que guay es mi vida, que cosas me pasan… No debo estar haciendo mal para que me invite Pancho Varona a un concierto de Sabina”. También fue especial porque había la sensación de que era su despedida de los grandes escenarios. Lo que pasa, y como cuenta en su último disco, después llegó hacienda y le tocó volver a hacer grandes eventos. Pero ese concierto lo recuerdo con cariño.

¿Cuál fue el primer disco que compraste?

No te lo pierdas… “Agitar antes de usar” de Hombres G. Tenía 13 añitos…

¿Y el álbum que más has escuchado en estos últimos años?

He escuchado mucho a Bowie, pero no podría elegir un álbum concreto. Pongamos su “Grandes Éxitos”, en modo aleatorio.

Si tuvieras la opción de hacer un disco con las mejores canciones, ¿cuáles serían para ti las imprescindibles?

Sin duda ‘Have you ever seen the rain’ de la Creedence, y probablemente ‘Changes’ de Bowie y y ‘Under preasure’ junto a Queen. También me encanta ‘Perfect day’ de Lou Reed.

Un tema con el que empezar el día y otro para terminarlo…

Ponte ‘When you’re smiling’ de Louis Prima para empezar. Es Dios, me encanta ese tío. Y para acabar el día, algo tranquilito, por ejemplo la que te he dicho antes de Reed, ‘Perfect Day’.

¿Qué disco de los que has escuchado recientemente te gustaría recomendar a los seguidores de RockinBilbo?

Últimamente he hecho descubrimientos cojonudos que escucho un motón: The National, Baxter Dury y Ben Caplan.

¿Cuál es tu lugar favorito para escuchar música cuando no es en un concierto?

Tiro mucho de la ducha.

Aunque sabemos que tienes una cuenta pendiente con Justin Bieber… Si pudieras entrevistar a un músico, ¿cuál sería y por qué?

La entrevista que le haría ahora a Justin no sería igual. Ya sabemos que no le gustan las entrevistas amables así que probaría con una más picante. Pero si pudiera elegir a cualquiera de todos los tiempos sería a Bowie, sin duda. Me parece que tenía un coco privilegiado.

Una banda sonora de cine o televisión que te guste…

La de Forret Gump, es una banda sonora alucinante.

Gracias por esta entrevista para RockinBilbo… ¿Alguna pregunta que no te haya hecho que quieras responder?

¿Cómo haces para mantenerte tan atractivo a tus 38 años? Respuesta: Jamás te daré el secreto.

¡Compártelo con el mundo!
mm
Mikel Valle
Lleva más de una década como redactor digital y colaborador de revistas online y medios locales. También es técnico -así que le ha caído ser webmaster en funciones de RockinBilbo-, además de diseñador, fotógrafo y videógrafo aficionado... iPeriodista 3.0!

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies