Estás en
Portada > Conciertos > Las mil y una influencias de Los Estanques

Las mil y una influencias de Los Estanques

El pasado sábado teníamos cita con el ciclo BBK Udazken Soinuak organizado por Last Tour y la Sala BBK. El grupo cántabro aunque afinando en Madrid, Los Estanques, venía a presentar su último trabajo «IV».

Ante un numeroso público (se amplió el aforo inicial) Iñigo Bregel (voz y teclados), Dani Pozo (bajo), Andrea Conti (batería) y Germán Herrero (guitarra) desplegaron un set list de 18 canciones durante unos 75 minutos con un sonido bueno aunque excesivamente alto en ocasiones. En algunos momentos se sumaba a la banda un quinto componente (¿Fernando Bolado?) que se encargaba de la sección de viento y, como dijo Iñigo «de las cinco panderetas». Destacar que la primera aparición sobre el escenario de este quinto miembro (en la banda desde 2019) del grupo fue tras una broma a través del móvil con el que simularon una llamada en medio del bolo.

Pero bromas a parte (hubo muchas) vamos a lo que interesa. Y es que Los Estanques es de esos grupos con tal variedad de influencias en sus composiciones que sus conciertos destilan pop progresivo, flirtean con el rock psicodélico, introducen toques folk e incluso el jazz o el soul. Unos cambios de ritmo que sorprenden, unas líneas de bajo que te arrastran y unos riffs y solos de guitarra más que sólidos. A eso le añadimos la maestría del batería y la enérgica forma de tocar los teclados de Iñigo Bregel, al igual que su característica voz. Todo ello hace de esta banda una de las revelaciones de los últimos años en el panorama estatal. Ayer lo demostraron en el que, para este que escribe, fue uno de los mejores bolos en los que les he visto.

También gusta su particular estética. No sabría como definirla. En alguno ocasión leí que era ¿»neo quinqui»? Y bueno, la verdad es que en algunos momentos si me vinieron a la memoria mis queridos Derby Motoreta´s Burrito Kachimba. Pero también tuvieron momentos incluso que recordaron a Queen con Bregel sentado a un piano de cola o a los mismísimos Led Zeppelin o Soft Machine.

Abrieron con el tema instrumental «Reunión» incluido en su último trabajo, un tema donde dejan clara su virtuosismo instrumental. De las pinceladas de jazz de «Partiré hacia el sol» son capaces de pasar a los aires ácidos y sixties de «Percal». De temas impregnados de rock psicodélico a canciones más rápidas pero con un toque pop como en «Juan el Largo».

No faltaron sus mejores temas como «Clamando al error». Un tema caótico que te contagia con una estructura llena de múltiples estribillos. Esto se ha convertido es seña de identidad de su música. Con «Flor de limón” y «La aguja», dos temas de su último trabajo, homenajearon al  pop-rock (español). Incluyeron en el set list «Efeméride», un tema de  sonido más clásico y que en directo gana muchos enteros. Disfrutamos de «La loa que añoré», una especia de jam session que hace las delicias  de los incondicionales.

No tenemos ninguna duda de la cantidad de registros que hay en el sonido de Los Estanques pero, prueba de ellos, son canciones como «Hard rock» o  «¡Joder!». Con Bregel al piano interpretaron tres temamos que parecían uno solo: «Emilio El Busagre», «Rosario» y «Mr. Clack». En ellos, ademas de las habilidades a las teclas, Bregel mostró su capacidad vocal.

Tras un juego en el que el público llamó a Germán alentado por Iñigo, se presentó el guitarrista tocado con una túnica de tintes arabescos con la que interpretó (a la guitarra y voz) el tema con el que cerraron el bolo: «Soy español pero tengo un kebap». Un tema que sin duda se ha convertido en todo un himno en sus conciertos.

Hablar de Los Estanques es situarse frente a una banda a la que merece la pena ver en directo. Son especiales y eso hace que no a todo el mundo les guste pero siempre hay que darles la oportunidad. El viernes (15 de octubre) demostraron estar en un excelente momento y, a través de sus mil y una influencias, nos sirvieron como huída progresiva hacia la normalidad de los directos.

¡Compártelo con el mundo!
Edu Gascón
Periodista y fotógrafo. Colaborador en ORPHEO y desde hace años en esta web. Subdirector y coordinador de contenidos.

Deja una respuesta

diecinueve − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top