Estás en
Portada > Conciertos > De chulapo y nostalgia

De chulapo y nostalgia

El pasado viernes Jaime Urrutia actuó en el Kafe Antzokia junto a su banda Los Corsarios. Lo hizo superando expectativas ya que estos lares no son plaza cómoda para el ex de Gabinete Caligari. Algo más de cuatrocientas personas se reunieron para disfrutar del rock torero del madrileño y, cómo no, para rememorar los temas clásicos de Gabinete.

No hace falta decir que salvo excepciones, que las hubo, el público mayoritario estaba entrado en años. Hubo mucha fiesta y también mucha nostalgia. Quizás por eso se dejaron ver en las primeras filas los creadores del fenómeno Yo Fui a EGB, Javier Ikaz y Jorge Diaz. Jaime Urrutia sabe lo que quieren sus seguidores y ofreció un repertorio en el que más de la mitad de las canciones eran de Gabinete Caligari. Lo que no debe saberse muy bien son las letras porque se pasó todo el concierto leyéndolas del atril que estaba junto a su micrófono.

Fue algo más de hora y media de bolo en el que interpretó veintiún temas, repitiendo «El calor del amor en un bar» con el que cerró el concierto. De su etapa en solitario cantó seis temas de su disco «Patente de corso«; «Mentiras«, «Completamente feliz«, «Vestida para mí«, «Qué barbaridad«, «Castillos en el aire» y «¿Dónde estás?«. Un sonido muy bueno salvo en dos momentos en el que Urrutia no llegó al tono y que el público perdonó. La banda sin perder el sitio, con profesionalidad y escoltando a Jaime.

Como ya hemos dicho, dos terceras partes del set list fue un recorrido por los temas clásicos de Gabinete Caligari. Tras el pasodoble de la intro arrancó con «Delirios de grandeza» y «Tócala Uli«. Sonó también una muy buena «Cuatro rosas» a la que siguió «Amor prohibido«. No faltó el homenaje a Bowie «Mi buena estrella» ni la mítica «El calor del amor en un bar«. Recordó Urrutia un concierto en el noventa y tantos en plena Aste Nagusia, en el que un servidor estuvo presente, en el que aseguró haber dedicado una canción a Clemente y a Sarabia.

Gustó mucho «Más dura será caída» a cuya altura estuvo «Suite nupcial«. Antes de los bises el chulapo madrileño lanzó «Aquí sin más» y la más cantada de la noche «Camino Soria«. Retirada breve al camerino.

Regresan con «Pecados más dulces» y una muy bien traída «Golpes«. Urrutia deseó que alguien se acordará de él y de su banda antes de interpretar «Nadie me va a añorar«. Los bises terminaban con otro de los himnos de Gabinete; «La culpa fue del cha cha cha«.De nuevo a camerinos entre gritos de «Jaime, Jaime, Jaime,….». Y Jaime y Los Corsarios regresaron y regalaron, de nuevo, «El calor del amor en un bar«.

Se echaron de menos temas como «Queridos camaradas» pero sin duda el respetable salió contento. El estilo de Gabinete Caligari y por ende el de Jaime Urrutia no tiene mucho cuajo por esta zona pero oigan, el madrileño se marcó un buen bolo con aires de chulapo y nostalgia.

¡Compártelo con el mundo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar