Estás en
Portada > Conciertos > Depedro, un héroe de otoño

Depedro, un héroe de otoño

Algo más de media entrada de la antigua y añorada normalidad no es baladí para los tiempos que corren. Más aún en un apretado fin de semana en el que los músicos parecen pelearse por actuar en las distintas salas de Bizkaia este frenético mes de Noviembre, como queriendo apurar el tiempo perdido y quizás aprovechando que la situación actual nos deja disfrutar de la música casi casi como hace tiempo que no lo recordábamos (y esperemos que no por poco tiempo .…)

Depedro, el proyecto de Jairo Zavala (ex Vaca Azul) junto a Martín Bruhn (batería), Héctor Rojo (bajo), Kike Fuentes (guitarra) y Martin Wenk (teclados, acordeón, vientos) salió victorioso de esa batalla del viernes noche, a pesar de la dura competencia de agenda, con Xoel y Maika en el Maz Basauri, el BBKLive Udazkena y Los Deltonos en el Azkena entre otros.

El de Bilbao en la sala Santana 27 era la carta de presentación del tour “Máquina de piedad” que da nombre a su último trabajo, y en el cual no ha perdido la esencia de sus anteriores discos, mezcla de diversas influencias (desde el tex mex, a las influencias de la música africana) para ponernos a mover las caderas hipnóticamente durante todo el show. Casi dos horas en las que se entremezclaron canciones de su nuevo disco con grandes clásicos que siguen sonando y encendiendo al público como el primer día.

Así, “Máquina de piedad”, “El puñal”, “Cómo te vas a ir”, “Noche oscura”, “Mañanita” y una sensible, emocionante y amenazante de lacrimógena “Sólo quería” a solas a la guitarra a la vuelta de camerinos para dar comienzo a los bises, sirvieron como pinceladas de su aclamado máquina de piedad.

Claro que no podían faltar en el repertorio varias de las canciones que han acompañado a Depedro a lo largo de las últimas giras. “Como el viento”, “Hombre bueno” y “Panamericana” nos hicieron inevitablemente mover los pies y las caderas. “Nubes de papel” nos puso a brincar, cantar y corear “lorolorolos” dando botes, mientras que con la cumbia de “El pescador” con los 5 músicos bajo el escenario entremezclados con el público (un clásico que no veíamos el momento de repetir en estos tiempos postpandémicos) nos hizo bailar y olvidar las penas, que bien hubiésemos matado tequila en mano cantando “Llorona”. Mientras, hubo tiempo para la calma y transportarnos hacia otros lugares donde Jairo sabe llevarnos despacio de la mano. “Tu mediodía”, “Te sigo soñando”, “Diciembre” repartida a medias con Héctor o “Déjalo ir” saben bien de lo que hablo ….

Cerraría el tour por tierras vascas al día siguiente en la mítica Jimmy Jazz de Gasteiz en este comienzo de gira a la que aún le quedan más de 20 citas (de momento) y que volverá cerca de casa los días 28 y 29 de enero en Santander y Donosti.  “Ya volverá el año que viene”. Esperemos que así sea.

¡Compártelo con el mundo!
Iñigo Pas Bas
Fotógrafo en "Pasbasphotos", especializado en la música en directo por las salas de Bizkaia y parte del extranjero, y colaborador habitual de la web rockinbilbo.com

Deja una respuesta

uno × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top