Estás en
Portada > Entrevistas > El Columpio Asesino: «…siempre estamos cambiando de piel, pero el cuerpo sigue siendo el mismo»

El Columpio Asesino: «…siempre estamos cambiando de piel, pero el cuerpo sigue siendo el mismo»

Fotografía de portada: Mikel Muruzabal

El Columpio Asesino están de vuelta tras un parón de seis años. Lo necesitaban. Sus anteriores trabajos y las respectivas giras supusieron mucho cansancio a la banda. Pero, por fortuna, siempre vuelven.  Y esta vez lo hacen alejando así los rumores de disolución del grupo. Lo hacen con un disco que sorprende, «Ataque Celeste» (Oso Polita, 2020). Un álbum en el que se convierten en militantes del silencio y la contemplación. Canciones directas que protestan contra la obsesión de aprovechar el tiempo al máximo. Albaro Arizaleta, voz y batería, contesta a nuestras preguntas nos explica los detalles del regreso de El Columpio Asesino..

Antes de nada preguntaros qué tal estáis y cómo lleváis esta situación de confinamiento que ha coincidido con toda la campaña  de promoción del nuevo disco.

Creo que estamos viviendo un momento de aislamiento muy interesante si conseguimos aprovecharlo y poner un montón de cosas también en cuarentena. Se nos está ofreciendo la oportunidad de hacer un ejercicio de introspección desde el aislamiento muy interesante. En ello estoy.

Han pasado seis años desde vuestra última publicación. En este tiempo ha habido todo tipo de rumores incluido el de la disolución de la banda. ¿Hay algo de cierto en todo esto?

Yo con cada disco me he cuestionado la continuidad… somos muy intensos en el trabajo. Pero siempre volvemos. Somos como ese viejo matrimonio que después de volver de vacaciones piensa en divorciarse, pero cada verano vuelven a irse de vacaciones.

El Columpio Asesino. Fotografía: Mikel Muruzabal.

Tras “Diamantes” llegó la edición de “Ballenas muertas en San Sebastián” y su posterior gira. Esto sin duda os supuso mucho trabajo. ¿Es la razón de esta larga espera entre ambos trabajos?

Con Ballenas nos encerramos 4 meses en una casa destartalada en la montaña del prepirineo navarro. Fue una gran experiencia no salir de la casa hasta no tener el disco terminado. Pasamos por todo en esa intensa convivencia, como te puedes imaginar, pero salimos de la casa con un disco. Fue durante esos cuatro meses intensos cuando sentimos que se cerraba una etapa y decidimos darnos un año de espacio para replantearnos de nuevo todo.

 En este periodo habéis tenido tiempo de pensar mucho ¿En qué momento llegáis a la conclusión de que hay que publicar este nuevo álbum?

Pasado el año sabático, nos volvimos ajuntar y decidimos volver a grabar otro álbum. Yo tenía unas cuantas canciones en las que había trabajado durante el año sabático, y nos pusimos en marcha.

Portada del nuevo trabajo «Ataque Celeste».

 Nos centramos en “Ataque Celeste”. ¿Por qué ese nombre?

El ataque Celeste es un síndrome que acuñamos para explicar la angustia y presión que sentimos algunas personas en esos largos días azules  insoportables, interminables en los que pasarlo bien, aprovechar el día al máximo en felicidad obligada es un imperativo. Me di cuenta de que en los días cerrados me encontraba más a gusto y relajado, y creo que es porque son días de los que poco se espera, las expectativas son bajas, te relajas, y es cuando surgen las cosas.

Cada vez sentimos más culpa ante la sensación de no estar haciendo nada, de perder el tiempo, obsesionados ya no de aprovechar el tiempo sino de explotarlo. Ya no hay espacio para la contemplación y el silencio. Esto nos lleva a la autoexplotación, creándonos  una ansiedad y una expectativa tan imposibles de alcanzar, que nos lleva a la depresión en lo personal y a la histeria colectiva en lo social. Tal y  como nos cuenta Byung Chul Han en su libro «La sociedad del cansancio».

Es un disco que de entrada sorprende bastante. Por un lado es breve, ocho temas en algo más de 30 minutos. Por otro, un sonido más pop y más electrónico. Además destaca el mayor protagonismo de la voz de Cristina. ¿Qué habéis buscado con todo ello?

Siempre hemos pretendido sorprendernos a nosotros mismos y a nuestro público. Yo creo que es una evolución natural. Cada vez nos seduce más la electrónica y el ambiente y sensaciones que provocan los sintetizadores. Creo que es un disco redondo. Se abre y se cierra muy bien. Quedaron temas fuera porque no podían entrar en el concepto del disco. Me gustan los disco cortos, intensos.

El Columpio Asesino. Fotografía Mikel Muruzabal.

En alguna entrevista habéis destacado el gran trabajo de Dani. 

Sí, ha hecho un gran trabajo. Sin duda.

 Aunque en las letras seguís mostrando vuestra identidad, las dotáis de más luz  al envolverlas en ese toque pop y electrónico ¿estamos en un cambio de etapa en El Columpio Asesino?

Bueno, creo que siempre estamos cambiando de piel, pero el cuerpo sigue siendo el mismo.

El Columpio Asesino. Fotografía: Mikel Muruzabal.

 Está claro que este es de esos discos que no deja indiferente a nadie.  Este sonido os puede hacer llegar a otro público ¿Pensáis que también  os puede hacer perder seguidores de los de siempre?

Siempre se corre eses riesgo. Es un precio que estamos dispuestos a pagar por mantenernos fieles a nuestra naturaleza e identidad.

¿En que punto de su trayectoria este El Columpio Asesino?

En el mejor.

¡Compártelo con el mundo!
Edu Gascón
Edu Gascón
Periodista y forógrafo, colaborador en ORPHEO y desde años ha en esta web. Redactor en RIB.

Deja una respuesta

tres × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar