Estás en
Portada > Conciertos > Éxito de grupos y público en el Basque Fest Rock City

Éxito de grupos y público en el Basque Fest Rock City

Fotografía: Imanol BM (en la foto Yellow Big Machine)

El pasado sábado terminó el Basque Fest Rock City que se ha celebrado durante la Semana Santa bilbaína. Han sido cuatro días en los que quienes visitaban el Antzoki cambiaban las cornetas y trompetas por sonidos más rockeros. Nosotros vamos a centrarnos en los conciertos a los que pudimos ir; el viernes 30 y el sábado 31. Dos jornadas que resultaron un éxito total de grupos y público.

El viernes el Kafe antzokia estaba a rebosar, sobre todo de gente de Mungia que se dejó oír. La razón fue que dos de los grupos que actuaban esa noche, TOC y Lukiek, eran de la citada localidad vizcaína. Y para completar el aforo gente de Bilbao que venía a disfrutar de la banda que cerraba el bolo; Yellow Big Machine.

Abrió la noche TOC. El joven quinteto venía a presentarse con sus temas, entre los que estaba su primer single debut,“Enemies”. Este ha sido grabado por Javier Letamendia (El Inquilino Comunista) en Letamina Estudios. Venían avalados por el Premio del Público en el concurso Rockein! del año pasado.

Con un rock progresivo y post rock se mostraron firmes en el escenario e incluso se atrevieron a cambiar instrumentos entre ellos. Unos temas crudos como el verdadero punk en los que se intercalaban el euskera y el inglés. Un gran futuro el que aguarda a este grupo.

Los siguientes en salir al escenario del Kafe Antzokia fueron Lukiek. El trío mungiatarra más que “fans traen militantes” se comentaba por las primeras filas. Y es que Josu Ximun, guitarrista de los Belako, tiene un gran tirón. Incluso Lore también de Belako y hermana de Josu estuvo en las primeras filas.

Debido al excesivo volumen a veces costaba entender las letras, algunas en euskera y otras ¿en inglés?. Desarrollaron un sonido rotundo cercano a influencias propias de los 80 e incluso los 90 como los propios Nirvana. En ocasiones punk, otras post-punk, en las que más brillaba el no wave y el noise. Todo al ritmo de la guitarra colorida y de forma extraña que lució Josu. Quizás fue uno de los grupos más aplaudidos de la noche y el que nos dejó los tímpanos temblando.

Cerraron la noche del viernes Yellow Big Machine. El cuarteto bilbaíno, con cuatro trabajos a sus espaldas, sale a escena a divertirse. Podemos definirlos como una guerra contra el aburrimiento.

Llegaron al Antzoki para darlo todo a través de su rock, post-hardcore, surf , soul y energía. Claras influencias de los noventa y un sonido que por momentos recuerda a Pixies. Un fresco revival del hardcore de la mencionada década. Ofrecieron un fin de concierto como gustan, en lo más alto.

La última noche del Rock City fue reservada para los vitorianos The Allnighters y para los catalanes The Excitements. O lo que es lo mismo una velada para saborear el Rhythm & Blues de la vieja escuela. Todo ante un lleno casi total en el Antzoki.

Rompieron el hielo The Allnighters. Ofrecieron un repertorio en el que mostraron sin tapujos todas sus referencias. Desde el Boogie con armónica de los 50 al Pub-Rock de finales de los 70, pasando por el Soul de los 60 y el Rhythm & Blues más cool.

Nadie entre los asistentes podía dejar de bailar, unos de una manera más vistosa y otros con recato por el que dirán. No se podía esperar otra cosa de un grupo que ha compartido escenarios con artistas como Wilko Johnson. Tampoco han faltado a la cita con Nine Below Zero o The Blues Brothers Band, entre otros. Una noche del que definen como su propio estilo el “Soulful Rhythm & Blues”.

Y era el momento del plato estrella de la noche. Si no nos equivocamos el único que venía de fuera. Con algo de retraso salieron a escena The Excitements. Y qué podemos decir al respecto; que fue un auténtico bolazo. Una banda increíble comandada por la jovencísima batería y una voz increíble como la de Koko Jean Davis.

Como decimos, destaca la voz de la mozambiqueña que se ajusta a los parámetros que exige el género y que incluso a veces los supera. Hay quién la comparó con Tina Turner (en el no parar y en la energía sin duda) pero es más acertado su comparación con Sugar Pie DeSanto.

Algo más de hora y media de show eléctrico y trepidante. Un impecable recorrido por el rhythm and blues unido al soul. Una delicia y seguramente uno de los mejores bolos visto en el Antzoki últimamente.

El hecho de que fuera numeroso el público en la sala podría deberse a una eclosión del soul. Sin embargo siempre ha habido bandas dedicadas a este género. Quizás la razón resida en que ahora hora nos hemos dado cuenta de lo bien que hacen su trabajo.

Queremos hacer mención a los grupos que actuaron en las dos primeras jornadas. Moonshakers, Free the Wheel, The Northagirres, Mockers y Kaskezur. Aunque no pudimos asistir a sus conciertos tenemos constancia de que cumplieron con todas las expectativas. Nuestras disculpas por no haber podido acudir.

 

 

¡Compártelo con el mundo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar