Estás en
Portada > Entrevistas > Feline: «Las guitarras eléctricas, los dobles bombos… se han comido a los pobres teclistas».

Feline: «Las guitarras eléctricas, los dobles bombos… se han comido a los pobres teclistas».

Feline es seguramente una de las nuevas propuestas musicales más interesantes que han surgido recientemente en la escena local. Lo tienen todo, frescura, fuerza y una forma de desenvolverse en el escenario que hace honor a su nombre. La banda ha publicado su disco debut, «Feline» (Silver Recordings, 2022) (reseña), y las críticas son unánimes: estamos ante un grupo al que no hay que perder de vista. Charlamos con el grupo para conocer más sobre sus canciones y sus gustos musicales.

¿Cómo y por qué surge Feline?

Feline se crea de unas maquetas de música electrónica grabadas en casa por Iñaki «Baini». Éstas se las enseña a Rubén y se ponen a rockearlas poniéndose en marcha para buscar una bajista (Ainhoa) y después un batería (Eneko). En cuestión de un par de meses ya estábamos con la formación actual.

Feline fue un grupo de pop alternativo británico y también el nombre del séptimo disco de The Stranglers ¿Por qué ese nombre para vuestra banda? También puede ser que os gusten los gatos …

Nos gustan los gatos, nos gusta el disco Feline pero no conocemos a esa otra banda británica que se llama como nosotrxs. En todas las entrevistas sale el tema del nombre, con lo que parece que os llama la atención. Jejeje…

Y hablado de The Strangers. Vuestro disco recuerda a ese espíritu de finales de los 70 (principios 80). A ese sonido que mostraban, entre otras, esa banda británica.

Sí. Nos gustan The Stranglers, pero nos gustan otras mogollón de bandas de los 70 y los 80. También estamos muy pendientes de lo que se escucha ahora. Ainhoa es fanática de Black Sabbath y Baini acaba de comprarse el Motomami en vinilo. ¡Imagínate! Tenemos gustos muy dispares y la influencia de cada uno está ahí en cada canción.

Venís de diferentes proyectos musicales (Audience, Zuloak o Puro Odio, …). ¿Cómo habéis logrado llegar a un sonido común? ¿Teníais claro lo que queríais o fue surgiendo?

Siguiendo un poco de lo que hablábamos en la pregunta anterior, aunque tengamos gustos diferentes, ese sonido bailongo ochentero y el pop más oscuro también de esa época nos encanta a todos. Por eso, no suele hacer falta casi ningún consenso. Las maquetas de Baini traen ya ese aire y seguimos con el rollo, hablamos de estructuras y melodías para estribillos o para partes concretas de una canción por ejemplo, pero no discutimos mucho.

Cuando todavía no os había visto ni escuchado me comentaban lo bien que encajaba el teclado en vuestros temas. Después de confirmarlo en el Antzoki, me atrevo a decir que es una pieza fundamental de vuestro estilo.

Que guay. Pues intentamos que el teclado sea el hilo conductor en todas las canciones. Aunque sea el único instrumento que cambia de sonidos en cada canción, sí crea un ambiente envolvente o especial. Es verdad que en grupos de rock euskaldun no tendemos a poner los teclados en primer plano, eso también ha podido sorprender a la gente. Las guitarras eléctricas, los dobles bombos… se han comido a los pobres teclistas.

El rock de los 70 y 80 se vivió y fue adoptado por parte de la sociedad como una revolución. Ahora surgen nuevos sonidos urbanos que calan en una buena parte de la juventud. Hay quien incluso vaticina la muerte del rock. ¿Cómo pensáis al respecto?

Nos encanta que haya nuevas propuestas y grupos musicales. Un nuevo artista es siempre una buena noticia. Te construye tu gusto musical haciéndote ver qué es lo que te gusta y qué no. A nosotros nos gusta el rock y también nos ha gustado siempre la música electrónica. Siempre hemos convivido bien. La música urbana ha venido para quedarse y aunque nos de pena que los adolescentes no escuchen canciones de Nirvana esperamos que tengan por lo menos a su Kurt Cobain.

¿Qué grupos de la escena local seguís?

Desde el punk rock de Víctimas Club al minimalismo de Aitor Etxebarria hay infinidad de grupos que nos gustan. Hace un par de semanas estuvimos viendo a Unai y la verdad es que disfrutamos mucho del concierto. Tiene buenas canciones y una onda muy velvetiana que nos enganchó ya definitivamente con el «Waiting for the Man».

Para grabar vuestro disco habéis apostado por Martin Capsula ¿Cómo llegáis a esa decisión?

Rubén participó en una gira con Capsula y los conocía. Nos comentaba que Martín tenía que escuchar estas maquetas de Feline porque le iban a gustar y podría exprimirnos con sus ideas en el estudio. Así fue. Las escuchó y en un mes ya estábamos grabando.

¿Cómo ha sido el proceso de grabación?

Fueron unos días muy especiales. Estuvimos durante 4 días con jornadas de más de 10 horas. Antes de empezar a grabar Martín nos quería ver tocar en directo y así lo hicimos. Nos preparó todo para que estuviésemos comodísimos y empezamos a tocar. Ya en unos minutos le dio al rec y fuimos a por las bases. Hicimos dos días de bases en directo y luego grabamos las voces y otros detalles. Fue bonito porque era la primera vez que entrábamos al estudio los cuatro juntos. Sentimos mucha química y vimos el nacimiento de Feline.

¿Qué planes tenéis a corto y medio plazo?

Ahora estamos centrados en los directos. En verano queremos llegar a toda la peña de Euskal Herria. Por ello estamos ensayando y preparando el mejor setlist, que también estará acompañado por versiones y nuevos temas de Feline.

¡Compártelo con el mundo!
Edu Gascón
Periodista y fotógrafo. Colaborador en ORPHEO y desde hace años en esta web. Subdirector y coordinador de contenidos.

Deja una respuesta

dos × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top