Estás en
Portada > Entrevistas > Gugebato: «Nos definiríamos más por los grupos que nos gustan que por un género concreto»

Gugebato: «Nos definiríamos más por los grupos que nos gustan que por un género concreto»

Estuvieron tocando versiones de otros grupos durante unos años hasta que decidieron dar el paso. En ese momento nació «Sintonizando Año Cero», su primera grabación. Hablamos del dúo Gugebato, formado por la bilbaína Laura Mourelos y el cántabro Sergio Mayoral. Una propuesta diferente que mezcla estilos y sonidos; synthop, el synthwave y la electrónica. La música de los 80 y 90 pero renovada con un toque muy personal. Recientemente han logrado podium en el concurso Soinu Berriak así que aprovechamos para conocer más a este duo.

Primera pregunta obligada en todas las entrevistas, ¿Qué tal estáis?

Estamos de viaje ahora mismo, así que genial, descubriendo nuevas sonoridades y maravillas espaciales.

El vuestro es un proyecto bastante personal, bastante diferente a las propuestas que predominan hoy en día ¿Cómo surge Gugebato?

Llevábamos tocando en eventos muchos años, y repetidamente nos preguntaban por nuestros discos, además los dos teníamos muchísimas ganas de tocar en festivales, y observábamos que las tendencias actuales están lejos de los sonidos que más nos alucinan. Así que comenzamos a crear sobre unos conceptos prestablecidos, todos ellos con justificación propia: invención de palabras, letras en tercera persona, búsqueda de estructuras atípicas, ausencia de roles definidos, elegancia…

El nombre es curioso, así como curiosa es la razón del mismo, ¿Nos lo explicáis?

Gugebato es la primera palabra que creamos y se pronuncia “Guguebato”, significa utopía de las sensaciones, y básicamente viene de las palabras Guggenheim, por la creatividad, la sensibilidad, los universos de los artistas… y garabato, por la improvisación, la sorpresa, el acto de la espontaneidad que tanto disfrutamos los seres…

Aunque no suele gustar que nos pongan etiquetas, en ocasiones, se define vuestro sonido dentro del indie electrónico. ¿Estáis de acuerdo con esa afirmación?

La verdad es que nos definiríamos más por los grupos que nos gustan que por un género concreto. Observamos las influencias claramente en nuestros temas, aunque es cierto que al hacer temas enmarcados en una historia pueden tomar una dimensión un poco distinta los unos de los otros. Así que cualquier género nos vale si el que lo escucha así lo identifica, cada persona nos ha dado una opinión distinta, y nos encuentran parecidos con grupos súper variados, si bien es cierto que nuestro directo hace bailar al público, y es que en el concierto mostramos una versión más electrónica de nuestros temas, así como conectamos casi todo el concierto con interludios que van desde el house al pop o a la música techno, pero siempre proyectando un color luminoso huyendo de las tendencias oscuras que predominan hoy en día.

Sintetizadores y trompeta, ¿Cuáles son vuestras influencias?

Seguramente las dos más importantes son Robyn y Royksöpp, si bien es cierto que la formación en música clásica nos precede y Calvin Harris ha hecho mella en nuestra forma de componer.

Habéis estado casi dos años preparando este nuevo y primer trabajo “Sintonizando Año Cero”, ¿Estáis a gusto con el resultado?

Rotundamente sí, es increíble decir esto siendo músicos, pero ha sido un proceso muy enriquecedor. Cuando ya has tocado en muchos grupos, ganado tus concursos y viajado con la música, empiezas a asustarte, ¿y si ya no volvemos a participar en un proyecto apasionante?, y de repente nace este disco… hemos sido productores, diseñadores, cantantes, músicos, bailarines, incluso podríamos decir actores… ha sido un recorrido interesantísimo por intentar hacerlo todo, como si fuésemos artistas internacionales, con nada más que nuestros propios recursos y energías, y afortunadamente la de muchísimos artistas residentes en Bilbao que nos han apoyado.

¿Cómo definís este álbum?

Este álbum es una llamada de atención, enmascarado en lo que llamamos una historia basada en la realidad, en la que dos viajeros espaciales tienen una experiencia de 9 días en la Tierra, o como ellos la llaman: Arriet. Es una obra llena de secretos que no hemos revelado y que si algún día Gugebato crece seguramente despierte la curiosidad de muchas personas…Podríamos decir que este álbum define a todos los seres, a la conciencia social de lo vivo y lo inerte, un completo ideario filosófico.

Con las canciones ocurre lo mismo que con el nombre del grupo, una palabra inventada para cada concepto que se refleja. ¿Hablamos de un disco conceptual?

Absolutamente, acordaros de lo sorprendidos y maravillados que estabais cuando os fuisteis a aquel viaje que tanto recordáis, esa sensación de efusividad y receptividad sensorial vertebra este álbum, pretendemos recordarle al público que se puede vivir una vida emocionante, sea cual sea su condición. Si tú y a poder ser tu entorno basáis la felicidad en el disfrute de cada segundo del día, viviréis felices y alejados de la vida mundana, por eso ponemos nombre a conceptos que carecen del mismo, pero que son esenciales en nuestras vidas, para que el oyente los tenga presentes.

Llama la atención vuestra forma de salir al escenario; totalmente de blanco.

El blanco es el color con el que nos quisimos abrir camino por la luz y la felicidad que el primer concierto nos producía, si bien es cierto que de allí de donde venimos, los colores carecen de relevancia, nada que ver con este planeta. Buscábamos una imagen sobria a la par que elegante, además debíamos defender la ausencia de roles e ideas preconcebidas, por lo que ambos nos vestimos y maquillamos lo más parecido posible, así como existen semejanzas en nuestros comportamientos.

El 15 de febrero estrenasteis el disco en directo pero un mes más tarde llego la crisis sanitaria. ¿Cómo os habéis enfrentando a este contratiempo?

Nuestro guion consistía en hacer muchos conciertos, así que esto ha sido un palo, sobretodo energético, después de más de dos años trabajando en el proyecto.  Así que hemos tenido que cambiar de rumbo, hemos comenzado a crear las ideas que ya se estaban fraguando… nuestro estilo requiere de mucha magia y con los conocimientos que hemos adquirido y las ideas que tenemos, soñamos con poder mostrar nuestras locuras más secretas, creednos si os decimos que algunas jamás se han llevado acabo en ningún concierto. De momento, cada vez nos acercamos más al sonido en tres dimensiones.

¿Cómo están siendo las criticas de “Sintonizando Año Cero?

La verdad es que muy buenas, si bien es cierto que el proyecto todavía no es muy conocido, podemos decir que la mayoría de las personas que nos comparte su opinión dicen que es súper original y que les recuerda a muchísimos grupos distintos. Podemos decir que Nuna ha encantado por el tempo, la textura y la explosión, luego nos sorprendieron mucho diciendo que el hit es claramente Siversar, que para nosotros suena a pop francés y para el público es muy fácil de encajar en su propia vida… ¡El público ha sido muy considerado, sabiendo que todo lo hemos producido dos personas que vivimos en Bilbao y Santander!

Las buenas críticas son importantes. Pero también los premios. Habéis sido finalistas del concurso Soinu Berriak 2020 alcanzando el tercer puesto. ¿Cómo ha sido la experiencia?

La verdad es que es un orgullo, no deja de ser extraño ganar un premio en esta situación, nos imaginamos lo complicado que ha tenido que ser para el jurado decidirse viendo nuestros videos sin una actuación en directo. Pero lo cierto es que para nosotros es un impulso, que nos acerca poquito a poco a nuestro sueño que es tocar en el BBK Live y poder estar en la liga de los festivales nacionales.

No sé si habrá salido ya, pero teníais pendiente la publicación de un EP con diferentes remixes con la colaboración de varios artistas. ¿Cómo va el proyecto?

Pues vamos a lanzarlo muy pronto, quizás sobre el 20 de junio este disponible, la verdad es que tenemos muchas puertas abiertas. Este EP de remixes de la canción Biebá en el que han participado David Van Bylen, DJ UVE, Trust the Drunk, Satour y Serchmec, es una experiencia genial, cada versión es muy diferente, una chill, otra instrumental, otra muy electrónica… y lo que más ilusión nos hace es saber que el colectivo de músicos, en este caso los productores, están súper dispuestos a compartir, unirse a proyectos, ayudarnos los unos a los otros… en fin es una pasada y nos ha aportado ideas que vamos a ir explorando. Estamos muy agradecidos a todos ellos.

¿Cuáles son vuestros planes más inmediatos? ¿Y a más lejano plazo?

Pues para empezar queremos sacar un álbum extendido de Sintonizando Año Cero con más colaboraciones y un tema inédito. En él participarán Rubén G. Mateos que además mezcló y masterizó nuestro álbum, Marvin Waxx productor francés, Coler productor de Vitoria y Jaguayano un amigo con un estilo alucinante. Y después de esto, llegará un tema que impresionó a la gente y lo presentaremos como Single.

Y bueno, un poquito más lejos, disfrutaremos del premiazo del concurso Soinu Berriak, al que ya le hemos puesto nombre y que os lo vamos a contar en exclusiva: 4 Poemas Estelares.

 

 

 

 

 

¡Compártelo con el mundo!
Edu Gascón
Edu Gascón
Periodista y forógrafo, colaborador en ORPHEO y desde años ha en esta web. Redactor en RIB.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar