Estás en
Portada > Entrevistas > Igor Paskual: “Me gusta mucho el rock y quiero tratarlo bien”

Igor Paskual: “Me gusta mucho el rock y quiero tratarlo bien”

Igor Paskual

Igor Paskual (Donostia 1975) es músico, escritor, columnista, guitarra con Loquillo y, como él destaca, padre. Por si esto fuera poco en 2011 inició su carrera en solitario con su disco “Equilibrio Inestable” (Pop UP, 2011). Sin abandonar ninguna de las facetas anteriores, Igor Paskual nos presenta ahora su segundo trabajo en solitario “Tierra Firme” (Dro/Warner, 2015). Quizás sea uno de los rockeros más polifacéticos e intelectuales del panorama nacional y quizás uno de los más productivos artísticamente hablando. Amable como siempre nos responde a este cuestionario como previo a su concierto de mañana en el Kafe Antzoki de Bilbao.

De “Equilibrio inestable”, tu anterior disco, has pasado a “Tierra firme”. ¿Qué diferencias hay entre los discos?

Tierra Firme es más…Eso es, firme. Más valiente, más atrevido y creo que mejor resuelto. La variedad de estilos es mayor y tiene una predicción menos evidente que «Equilibrio Inestable». Me gusta lo que dice el disco, es un viaje emocional serio y que puede atraer a las personas que les gusta vivir con pasión.

Me atrevería a decir que las letras son más convincentes que en “Equilibrio Inestable”, ¿es esa la razón por la que algunos temas que tocabas en la anterior gira no se incluyeron en aquel disco y sí en este?

El hecho de tocar canciones en gira que no van en un disco, a veces, me ayuda a detectar ciertos fallos y ponerles remedio. También es una forma de probar las reacciones de la gente ante una canción que no han escuchado antes. Las letras están muy trabajadas y reflejan un bueno número de estados de ánimo porque procuro afrontar los temas desde varios puntos de vista. Si hablo de amor, también de infidelidad, si hago de placeres refinados, también de los vulgares…Y siempre así. Ofrece un retrato humano más completo.

Entre los dos discos has publicado dos libros (“El arte de mentir” y “Rugidos de gato”) y, cada uno en su medida, se pueden considerar libros autobiográficos. ¿Es este disco también fiel reflejo de Igor Paskual? ¿Qué ventajas tiene cantar uno mismo y no crearse ningún personaje?

Tengo muchas dudas con la palabra «autobiografía». La autobiografía no deja de tener mucho de ficción. Si te fijas, cuando le cuentas a un amigo que fuiste a comprar el pan, en ese relato tan sencillo ya estás dando más importancia a unas partes por encima de otras; por ejemplo a quién te encontraste en el camino o lo que pagaste, si la tienda estaba ordenada, si olía bien, si llovía o qué ropa llevabas…Sí es cierto que me baso en experiencias propias y es que es un recurso que me viene fenomenal porque llevó una vida muy animada y siempre tengo material a mano. Lo malo de eso es que dependes de que en tu vida estén pasando cosas constantemente, lo que no siempre es recomendable y creo que, en el fondo, hablar todo el rato de uno mismo es una alarmante falta de imaginación. Espero ponerle remedio.

En ocasiones da la sensación de que este disco pretende ser una especie de paso adelante, ¿hacia dónde?

La meta no sé cuál es, aunque es bonito sentir que estoy caminando, dentro de los cánones del rock, por una senda poco o nada transitada. Me gusta mucho el rock y quiero tratarlo bien. Devolverle todo lo que me dio.

Siguiendo con la gira, “Tierra Firme” es sin duda una gira más…más… ¿ordenada?

Por supuesto. Es más ordenada porque BigStar es una agencia que trabaja muy muy bien y, además, comparto management con el Loco. De esta forma se pueden combinar mejor las fechas. Además, son unos apasionados de la música. De todas formas, está es la primera parte de la gira. Cuando termine la del Loco, que será larga, retomo una segunda parte.

En la gira realizas dos tipos de conciertos si no me equivoco, en acústico y con banda, ¿en base a qué se hace un formato u otro?

Casi todos los conciertos son con la banda excepto dos o tres porque así me lo pedían la sala o las circunstancias. Por ejemplo, en Pamplona voy de artista invitado con Ciclonautas y a todos nos parecía mucho más ágil hacerlo así. Lo que sí te aseguro es que si voy en acústico no verás a nadie aburriéndose. Con dos guitarras se puede meter mucho ruido.

Escritor, columnista, guitarrista de Loquillo, cursos en la universidad, historia del arte, padre,…¿cómo compaginas estas facetas sin volverte loco? ¿Tienen todas cabida o reflejo en este disco?

Me he quedado sin vida social, la verdad. Es mucho trabajo, pero también hago cosas que me gustan muchísimo con las que siempre he soñado y por las que he luchado. Pero lo que es agotador, lo que realmente te vuelve loco, son los hijos. Tengo tres y eso sí que supera al cansancio o las preocupaciones de cualquier gira. Las gente que los tenemos es por el propio deseo de tenerlos, porque no hay nada en la sociedad que sirva de estímulo para tenerlos. Y sí, es cierto que cada cosa que haces, una canción, un texto, hasta una conversación, se refleja en todo lo demás, todo queda enriquecido.

Sin duda eres un erudito del rock, ¿cómo ves el panorama del rock nacional?

Es una pregunta complicada porque para responderla bien habría que hablar de los propios grupos, de los medios de difusión y también del público, o más bien los públicos. En general, creo que goza de buena salud. La gente sabe tocar, hay buenos estudios de grabación y se hacen buenas canciones. El problema, en mi opinión, es que siempre se toca de la misma forma y se escriben las mismas canciones. Artísticamente tengo la impresión de que se ha producido cierto estancamiento, pero eso no es malo en sí mismo. Es una opción tan válida como cualquiera. También hay grupos, quizá menos populares, que hacen cosas brutales, pero que quizá hablan para sí mismos, y eso les resta ser más populares, vamos, lo que antes era el rock: un género popular. El rock, aunque no lo parezca, es un género muy difícil de hacer. 

En algunas entrevistas has comentado lo importante que es conocer la historia del rock ¿No crees que los grupos jóvenes carecen de ese conocimiento del rock clásico imprescindible para componer un buen Rock & Roll?

Para mí es importantísimo saber de Historia del rock, como saber de cualquier cosa. Ayuda a tener una visión del mundo. Ahora bien, hay muchos artistas que con muy pocas fuentes o referencias son capaces de crear grandes obras. De hecho, conozco músicos con grandes colecciones de discos que no las tienen bien asimiladas. Dudo mucho que los Beatles conociesen tanta música como nosotros y, sin embargo, hicieron maravillas. Es decir, tenían menos información, pero la conocían muy bien. Lo mismo sucede con los pintores. Yo disfruto de la historia del rock como aficionado y creo que me ayuda como profesional porque se obtienen lecciones muy valiosas y te indica una buena cantidad de caminos a seguir, pero no es imprescindible. Me preocupa más que un político desconozca la historia de su país o la de Europa, por ejemplo. Eso sí que es un delito. Y hay una cantidad exagerada de ignorantes sentados en el Congreso.

¿Te consideras un conservador dentro del rock?

No, para nada. Ni en lo estilístico ni en nada de eso. Defiendo el rock porque me sigue pareciendo un estilo muy válido y con muchos caminos por abrir. Sus ritos y su energía son únicos. Es la familia a la que quiero pertenecer.

En alguna ocasión has criticado (igual no es la palabra adecuada) la música indie, ¿podríamos considerar que responde más a una moda de consumo que a un verdadero movimiento underground?

De underground no tuvo jamás nada. Quizá excepto un año o dos a principios de los noventa cuando curtieron ciertas bandas que daban por agotado el camino que habían tomado los famosos grupos de los ochenta. Y en ese momento tenían razón. Pero pronto dispusieron de un apoyo mediático muy importante y, con demasiada rapidez, se les otorgó una superioridad estética de la que, en mi opinión, carecían. Por ejemplo, Víctor Lenore que les echa en cara su inconsistencia ética, pero yo les reprocho su nulidad estética. Me da igual que no salven ballenas, sólo les pido que hagan buenos discos y, para el ruido que se armó, se salvaron cinco o seis. Es un balance muy escaso. En la actualidad «indie» es una etiqueta que engloba a bandas con ciertas similitudes estilísticas en cuanto a arreglos, forma de cantar, letras, dinámicas y que, además, funciona bastante bien en ciertos recintos.

Este año tocaréis en algún festival junto a Izal y Supersubmarina, entre otros, ¿Cómo se lleva tocar con estas bandas consideradas indie? ¿Público difícil?

A mí me gusta tocar con todo el mundo, y es una oportunidad para ver bandas que, en principio, no te interesan. He de reconocer que esos grupos, cuando los conoces personalmente, suelen ser gente muy maja. Quizá no tienes nada que ver con ellos, pero suelen ser educados y, en el mundo de la música, es algo que agradezco de verás. Y las veces que hemos tocado con el Loco en ese tipo de Festivales, siempre hemos sido muy bien recibidos. Date cuenta que somos una banda muy poderosa, con un artista que es una leyenda y a poco que no tengas prejuicios, verás a la mejor banda de rock de este país. Por muy indie que seas, si eres un poco abierto, lo disfrutas.

En breve se publicará el nuevo trabajo de Loquillo, ¿volveremos a disfrutar de tus letras? ¿Qué aporta Igor Paskual en los discos del Loco y que aporta el Loco en Igor Paskual?

Con el Loco hice un crecimiento total. Cómo persona porque me enseñó a ver el mundo de otra forma más completa y, en lo que respecta a mis discos, fue él quien me hizo crecer como compositor. Lo que yo aporte a los suyos, aparte de canciones, prefiero que lo digan otros. No es por falsa humildad, no nada de eso, pero me resulta difícil decir qué es exactamente.

Conociéndote seguro que ya tienes en mente el siguiente disco en solitario. ¿Nos podrías adelantar tus futuros proyectos?

Tengo varias cosas en la cabeza. De todo tipo, incluso hasta el título del nuevo álbum. Pero pueden surgir tantos cambios que prefiero no decir nada. También reconozco que me gustaría tomar un respiro, aunque no sé cuándo. La Tierra Firme me espera, pero aún estoy en alta mar.

http://www.igorpaskual.com

¡Compártelo con el mundo!
Edu Gascón
Periodista y fotógrafo. Colaborador en ORPHEO y desde hace años en esta web. Subdirector y coordinador de contenidos.

Deja una respuesta

catorce − 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top