Estás en
Portada > Entrevistas > Jordi Vila (Kinki Boys): «La tan cacareada nueva normalidad tiene que dejarnos vivir y vivir incluye disfrutar de la música y de otros actos culturales sin un bozal (…)».

Jordi Vila (Kinki Boys): «La tan cacareada nueva normalidad tiene que dejarnos vivir y vivir incluye disfrutar de la música y de otros actos culturales sin un bozal (…)».

Marga Alday (Moonshakers, Bonzos y The Colmados), Vila Berenguer (Trogloditas, Loquillo y Los Trogloditas, La Broma de Satán, Los Burros,…) y Tony Pick (Trogloditas, Commando 9mm, La Broma de Satán) son Kinki Boys, un trío que se mueve musicalmente entre el punk rock más ochentero y el rock más macarra. Pero no se crean que solo hay esto en esta formación. En sus publicaciones (un LP y dos EP.s) podemos encontrar  guiños surferos, venas estonianas y otros toques más oscuros y siniestros. En «Nada«, su último EP, se han atrevido a versionar un tema de Eskorbuto que ya venían interpretando en directo. La situación pandémica ha trastocado en cierta medida sus planes pero no ha impedido que sigan con el camino que se habían marcado. Eso sí, echan de menos sus directos donde, doy fe, se desenvuelven como auténticos felinos sobre el escenario. Una banda que no surge de manera premeditada pero que deja al descubiertos sus claras influencias comunes y su compenetración. Vila Berenguer dedica sus tiempo para responder a nuestras preguntas.

Ante todo, enhorabuena por el nuevo EP. Por un lado, por el resultado final y, por otro, porque dadas las circunstancias conseguir publicar algo, o, atreverse a hacerlo tiene su mérito. Sin duda, ¿ha tenido que ser complicado, ¿verdad?

Gracias, por un lado. En cuanto al atrevimiento. No fue tal. Nosotros lo que hicimos fue seguir con nuestros planes, en los que estaba, aparte de una gira con un montón de bolos que se anularon, grabar este EP. A finales de junio del año pasado entramos en el estudio de Martín Capsula y la pandemia todavía no se había convertido en el cuento de nunca acabar que es ahora. Parecía que se veía la luz, por lo que seguimos con nuestro plan a la espera de poder presentarlo. La cosa pandémica se alargó como sabemos todos y nos fuimos deshinchando en cuanto a ilusión. Cuando nos llegaron los EP´s de fábrica y sin posibilidad de presentarlo en directo fue frustrante. Aun así le pusimos un poco de ganas y nos metimos a grabar el video de “Frentes abiertos” y a partir de ahí nos entró el gusanillo, nos propusimos ponernos en forma y empezar a buscar la posibilidad de tocar en directo, como así será el 18 de junio en la sala Santana 27 de Bilbao junto con Txarlie Usher y los Ejemplares.

El video que habéis publicado con el primer adelanto lo tuvisteis que hacer vosotros mismos con los móviles y siguiendo instrucciones a distancia…

Sí. Teníamos claro que había que hacer un video pero ni teníamos medios ni la posibilidad de juntarnos la banda al completo. Estuvimos barajando una solución y a Marga se le ocurrió ponerse en contacto con Luis Vil. Nos gustaba su trabajo como realizador de videos y ya le seguíamos musicalmente pero no le conocíamos, por lo que probamos suerte y aparte de estar dispuesto a ayudarnos nos propuso, viendo nuestra situación, que nos grabáramos con nuestros móviles y él se encargaría de editar lo grabado por un módico precio. Nos asesoró y nos dio unos consejos de como tomar las imágenes. El resultado final nos dejó plenamente satisfechos y con ganas de hacer un video en condiciones normales con Luis. Cruzamos los dedos para que sea pronto.

Jordi, te has mostrado muy crítico con esta situación que estamos viviendo y da la sensación que eso se refleja en este “Nada”, un EP con temas canallas y rabia contenida.

Es verdad. No entiendo muy bien la situación a la que nos han obligado. Soy crítico con muchas de las restricciones impuestas pero cuando grabamos el EP llevábamos unos 3 meses de pandemia y ninguno imaginábamos que a día de hoy estaríamos igual o peor. Alguna de las letras está escrita antes de la pandemia y otras estaban por terminar. “Respira” es la única en la que tuve la situación en mente escribiendo algunos versos. En cambio “Nada” es una historia que escribió Marga, nace de un sentimiento de soledad. Es atemporal. Aunque cualquiera de los temas lo puede relacionar cada uno en su imaginación con la situación actual u otra. Allá cada uno con su mente.

No podía faltar una versión de Eskorbuto, el grupo que marcó la generación “anti todo”. ¿Cómo os decidisteis a versionar este “Descanso eterno” que, además, no es de los más conocidos de la banda santurtziarra?

La idea surgió al escuchar el programa de Javi Rubio. Javi puso un tema de Kinki Boys y acto seguido puso el tema de Eskorbuto. No es un tema algo menos conocido pero tiene un aire siniestro que a Kinki Boys nos viene de perlas. Marga lo vio claro y pensó que estaría bien recuperarla. La montamos, le hicimos algún retoque, la empezamos a tocar en directo y al poco tiempo decidimos grabarla en este EP.

Está claro que la pandemia no ha mermado vuestra creatividad. Quien escuche este nuevo trabajo se va a encontrar con sonidos como el rock & roll, el rock más urbano, el psychobilly, pasando por esas melodías oscuras propias del underground más ochentero.

Yo creo que sí hemos estado más apáticos y gandules a la hora de hacer nuevos temas. Marga y yo hemos mantenido unos mínimos para no perder la forma del todo tocando pero nos juntábamos en el local sin objetivos, tocando por tocar, tenemos grabadas muchas ideas y bases que son potenciales nuevos temas pero hay que trabajar en ellos. Nos hemos dedicado a trastear y experimentar con nuevos sonidos y estilos. El EP grabado es como una muestra de lo que somos Kinki Boys. Rock and roll con raíces punk con una parte importante de sonido siniestro y las letras oscuras de Marga que son una seña de identidad de la banda. Muchas de las canciones en las que estamos empezando a trabajar van más hacía esa parte oscura y menos convencional de la que te hablo. No nos queremos encasillar en ningún género en particular. Lo que está claro es que no somos una banda de punk rock, aunque algunas de nuestras canciones digan lo contrario.

Tampoco faltan los toques surferos como en el tema que abre el EP, “Frentes abiertos” un tema en el que el bajo de Marga cobra gran relevancia.

Lo del aire surf lo dirás por los uuuuuuhs corales supongo. Sí, es verdad que tiene algún guiño surfero y las guitarras cierto aire glam garrulo. La base es potente sin ser demasiado rápida. Tiene sentido que resalte el bajo de Marga puesto que la canción en sus orígenes partió de un riff de Marga, al que le fuimos dando forma y que terminó en “Frentes abiertos”.

Se cierra el disco con “Respira” un tema que choca con una época en la que la mascarilla se ha convertido en el complemento obligatorio incluso para disfrutar del rock en directo. ¿Volveremos a respirar los conciertos como antes?

Sí. Está claro que vivimos tiempos extraños. Originalmente “Respira” no tenía nada que ver con la pandemia, aunque si la terminé de escribir con ella en mente y lo de «Respira” es casualidad, es lo que gritaba al principio de montar el tema, cuando ni siquiera tenía letra. Yo sí creo que volveremos a ver los conciertos como antes. Cualquier otra opción no la quiero ni tener en cuenta. La tan cacareada nueva normalidad tiene que dejarnos vivir y vivir incluye disfrutar de la música y de otros actos culturales sin un bozal, sin distancia social y con todos los sentidos al servicio del disfrute y las emociones.

Sois una banda en la que queda claro que a pesar de la experiencia que tenéis, sobre todo Tony y Jordi, no se observan jerarquías. ¿El trabajo en equipo es la base de vuestros buenos resultados?

La idea es que no haya jerarquías aunque es evidente que el núcleo de la banda somos Marga y yo. Estamos la mayor parte del tiempo juntos y los temas salen en nuestros ensayos. Cuando van tomando forma los grabamos en maqueta y se los mandamos a Tony que se encarga de poner las guitarras. No es la mejor forma de trabajar pero la distancia es un incordio para una banda de rock que necesita ensayos para funcionar. La situación actual tampoco ayuda y nos hemos visto con la necesidad de buscar un guitarrista con el que poder trabajar los nuevos temas y con el que podamos contar en un futuro cuando a Tony le sea imposible viajar. Como es el caso.

Incluso en las voces se aprecia esa democracia musical. Tanto Marga como Jordi se reparten la voz en las canciones. ¿Cómo decidís quién pone la voz a un tema concreto?

No necesitamos negociar quién se encarga de cantar cada tema. En el local de ensayo e instintivamente cada uno se apropia de el tema en el que está más cómodo o le apetece más. Marga se suele encargar de cantar sus temas más personales y cuyas letras ha escrito ella.

Habéis vuelto a apostar por Martin Capsula y su estudio Silver Recordings. ¿Cómo es trabajar con Martín y que os aporta?

Sí, al final apostamos otra vez por Martín Cápsula. Nos gusta su manera de trabajar y ya desde el primer momento entendió nuestra propuesta. Su labor no es exclusivamente técnica, si no que propone y se implica. Durante nuestra primera grabación en Silver Recording fue determinante la ayuda y los consejos que nos prestó Martín, sobre todo al grabar las voces. Ni Marga ni yo habíamos sido nunca los cantantes principales de ningún otro proyecto y andábamos muy verdes. Sobre todo Marga, que hacía muy poco que se atrevía a cantar.

Ya tenéis publicados dos trabajos (muy buenos) y, conociendo vuestro “culo inquieto”, seguro que ya tenéis temas nuevos en proceso. Si a eso le añadimos que cuatro canciones se nos quedan cortas… ¿Para cuándo un LP?

Gracias por el piropo. En realidad tenemos publicados 3 trabajos *, dos EPs y un LP. Nosotros estamos contentos con el trabajo hecho pero como bien dices somos culos inquietos y estamos trabajando en cosillas nuevas. Muchas son solo proyectos de canción pero otras ya van tomando cuerpo. Intentamos buscar nuevos caminos y seguir evolucionando como banda. Por el momento estamos pensando en grabar otro EP en otoño. Aunque no descartamos grabar un LP mas adelante si hay suficientes temas y las condiciones nos acompañan.

 

*A este cafre redactor se lo olvidó contar precisamente el último trabajo. Olvido pandémico…

 

 

 

 

¡Compártelo con el mundo!
Edu Gascón
Periodista y fotógrafo. Colaborador en ORPHEO y desde hace años en esta web. Subdirector y coordinador de contenidos.

Deja una respuesta

diecisiete + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top