Estás en
Portada > Conciertos > Josele Santiago y Xarim Aresté: Cuestión de alma

Josele Santiago y Xarim Aresté: Cuestión de alma

Como son las cosas… Sales un jueves cualquiera de un macroescenario como el BEC, donde The Cure acaban de tocar ante más de 8.000 personas y llegas a casa frío, seguro de haber disfrutado un buen concierto pero con la sensación de que te ha faltado algo…

Pero he ahí que no han pasado ni 24 horas del que debería ser uno de los grandes acontecimientos del año y te acercas a un pequeño local de Bilbao donde nunca hubieras esperado ver un concierto de rock (Café teatro Mistyk). Y ahí estás tú, en un acto casi de militancia musical, como miembro de la guerrilla “enemiga” que eres, esperando que Josele Santiago, vocalista de la banda de Malasaña, comience su actuación en Bilbao ante no más de 50 personas.

Y desde el momento que el madrileño empieza a acariciar su guitarra y suenan los primeros acordes de “Euforia” te das cuenta de lo que te había faltado la noche anterior: ¡alma!, la que desprende Josele Santiago cada vez que toca, bien en solitario o con Los Enemigos. En esta ocasión, se hizo acompañar de Xarim Aresté, brillante músico catalán que apareció en el segundo tema y sorprendió en su brillante papel de gregario de Josele demostrando una gran solvencia a la hora de interpretar el repertorio más íntimo del músico madrileño.

Precisamente venía Josele a reivindicar esa faceta de músico en solitario, cuya muestra es la fantástica colección de cuatro discos que grabó en el tiempo que estuvo separado de su grupo.

El madrileño ejerció como maestro de ceremonias, dando las explicaciones pertinentes antes de cada canción, siempre con ese particular sentido del humor suyo. El setlist se centró, sobre todo, en el último de sus trabajos, el sobresaliente “Lecciones de vértigo”, editado en 2011 y del que sonaron la mencionada “Euforia”, “El lobo” (donde el  madrileño canta en la voz de un mendigo aquello de “qué triste verse así, oigo decir, más tristes son ustedes rodeados de paredes sin querer salir”), la irónica “Canción de próstata”, la emocionante y bluesera “Fractales”, “Sin dolor”, donde Josele hace un ejercicio de contención para adaptar el tema al formato íntimo del concierto, la preciosa “Sol de invierno”, otro momento de blues con “Pae”, esa reivindicación del espíritu rural que es “Cachorrilla” y “Hagan juego” (“puedes volar pero no escapar, puedes soñar pero no abandonar”).

Pero Josele también repasó temas de sus anteriores discos como “Pensando”, “Farol” o el swing de “El baile de los peces” de su álbum “Garabatos” y el homenaje a los difuntos “Vuelo de volar”, “Mar de fondo”, “Baila el viento” O “Ciempiés” de “Loco encontrao”. Aunque los grandes momentos de éxtasis colectivo llegaron con los temas del primero de sus discos en solitario, “Las golondrinas etcétera”, un álbum que ha marcado a gran parte de los fans del ayer crooner de Malasaña, tal y como se pudo ver cuando sonaron “Tragón”, “Mi prima y sus pinceles” y, sobre todo, “Ole papa”, que sirvió como falso cierre a un concierto que tuvo de todo, ya que Josele tuvo tiempo para repasar en el primero de los bises “Desde el jergón”, icónica canción de Los Enemigos e incluso tocó varias canciones de su nuevo álbum que saldrá en los próximos meses y que, por lo que pudimos comprobar mantendrá el sello y el estilo de Josele. Así pudimos disfrutar de esta “primicia mundial” en “Un guardia civil” que, seguramente por el tema, nos recordó a “La casa cuartel” de Kiko Veneno, sobre todo en los primeros acordes y que mantiene el espíritu de los últimos enemigos, “El bosque”, un homenaje y una llamada de atención de ese “desligamiento que, hoy en día, tenemos con la naturaleza” y “Ángel”, un tema que parece salido de las entrañas rabiosas de Josele y con el que se daba por finalizada (hoy sí) una noche mágica en el que nos volvimos a reencontrar con la vida real y en el que se volvió a demostrar que para hacer rock y emocionar no son necesarios tantos artificios, sino que es suficiente con un local, dos taburetes, dos guitarras y, sobre todo… dos almas humildes y con ganas de hacer sentir. Así de sencillo…pero así de complicado.

¡Compártelo con el mundo!
mm
Sergio Iglesias
Actualmente soy redactor jefe del periódico local Santutxu y + y colaborador en la sección de música de la revista cultural Aux Magazine y también en El Giradiscos, así como en RIB.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar