Estás en
Portada > Entrevistas > Juancar Parlanje (Bonzos): “Nunca he trabajado tanto las canciones como en este disco”

Juancar Parlanje (Bonzos): “Nunca he trabajado tanto las canciones como en este disco”

Ya os hemos ido informando puntualmente del regreso de Bonzos. Veinte años son muchos. Dos Décadas desde que editaran su primer disco, 341 Broome St. (Roto records, 1997).  Afiliados a la armada del punk rock los bilbaínos siguen con la promoción de su nuevo disco “Hagamos América Punk otra Vez” (Family Spree Recordings, 2017). Y ahora llega la esperada cita del 4 de Enero en el Kafe Antzokia. Bonzos regresa a casa para ofrecernos un concierto presentación en el que prometen sorpresas que van a poner la piel de gallina. Para que nos cuente esto y más cosas sobre su nuevo trabajo entrevistamos a Juancar Parlanje (voz, guitarras) de la banda.

Han pasado veinte años desde la publicación de “341 Broome St” (Roto Records), ¿se puede considerar este regreso un homenaje a aquel primer trabajo?

Juancar Parlanje: Un homenaje realmente no, porque la idea ha sido mirar mucho más hacia el futuro que hacia el pasado. Pero que se cumpliesen veinte años de su salida ha sido la chispa que ha encendido el regreso.

Para este nuevo disco habéis tomado como punto de partida las canciones de ese primer álbum, ¿cómo ha sido el proceso creativo?

JP: Complicado. Pero también espontaneo. Empezó como una broma y se acabó convirtiendo en una obsesión. Me levantaba y acostaba pensando en cada detalle, en cada frase…nunca he trabajado tanto las canciones como en este disco.

 En “Hagamos América Punk Otra Vez” abandonáis el inglés para ofrecernos letras en castellano. ¿Cuál es la razón de ese cambio?

JP: Pues varias razones. La más importante es que me apetecía mucho el reto. Reto doble, por un lado el testar mi voz en castellano y por otro lado encontrar la lírica apropiada. Pero también por buscar una mayor comunicación, contar algo y que se entienda. Y la experiencia me ha encantado, no hay marcha atrás.

Olvidando el idioma, ¿qué diferencias se puede encontrar alguien que escuchó en su momento Bonzos?

JP: Todo esta muchísimo más trabajado: ritmos, estructuras, letras, coros, arreglos de guitarras…..el objetivo es el mismo: caramelos pop con envoltorio punk, pero ahora la experiencia es un grado. Y se nota. Ojala hace veinte años hubiésemos sonado así.

Recuperáis, aunque traducida, ‘Bonzo girl’. ¿Por qué esa canción y no otra?

JP: Bueno, es una de nuestras canciones más conocidas. La he escuchado en sitios inesperados, incluidos bares de Nueva York. Así que hemos mantenido el estribillo en inglés, escrito una estrofa en castellano sobre las andanzas de Joe Strummer en Andalucía, y añadido un puente instrumental a lo Black Flag. Y funciona mejor que antes.

Seguimos con las letras. Vemos referencias al Bilbao de los 80, ¿referencias personales a la hora de componer?

JP: Si, es todo bastante personal. Me lo dice mucha gente. Lo curioso es que hay determinados temas en el disco, (canciones sobre El Chapo y Kate, el narcotráfico, la inmigración, Trump… siempre tratados desde el nihilismo punk, o anarquismo de salón) que a pesar de su evidente internacionalidad, al final todo el mundo los ve como algo relacionado conmigo. Lo cual no se si me tiene que halagar o que preocupar!

Para este regreso no habéis podido reunir a todos los miembros originales de la banda pero, ¿qué ha sido lo más difícil a la hora de organizar vuestra vuelta?

JP: Bueno en el disco si estamos los tres que grabamos, hace 20 años, en Nueva York el primer disco. Jorge sigue a la batería, y, eso si, aunque Alvaro no ha grabado el bajo si que ha hecho coros en un montón de canciones. Para el directo si que hay nueva formación con Eneko Cepeda al bajo y Alvaro Segovia, que ya estuvo en la última formación, a la guitarra solista.

Actualmente resides en Madrid pero en el disco aparecen constantes referencias a Bilbao. ¿Podemos hablar de tributo a nuestro botxo?

JP: Por supuesto. Es el escenario de un montón de canciones. Bilbao sigue estando muy presente en mi vida. Y más ahora con los Bonzos.

Seguimos con ciudades. Nueva York también es importante en tu vida artística. ¿Qué ha aportado la ciudad de Los Ramones a Bonzos?

JP: Para mi Nueva York junto con Memphis es mi Tierra Santa musical. Es como bien has dicho la ciudad de los Ramones, del CBGB, de los Dictators, New York Dolls, Suicide, la Velvet etc…de las bandas que más han modelado mi vida y mi personalidad.

Además en ella grabamos nuestro primer disco, e incluso actuamos en directo, y yo posteriormente, con Help Me Devil, he grabado otros dos discos allí. El problema es que esa ciudad que yo amaba ya no existe, ha muerto, ahora es otra cosa peor. Ha perdido su alma. Nos quedan los recuerdos, las películas y fotos, pero caminar por sus calles ya no es lo mismo.

Hablando de Los Ramones…y Los Clash. Su influencia generacional sigue latente en vuestra música.

JP: Es que para mí los Ramones son como los Beatles. Hay gente que creo que exagero, pero es porque piensan que lo digo por criterios de la popularidad o el éxito que tuvieron. Y no es así en absoluto, porque nada superara en ese aspecto a los Beatles, pero si analizas su influencia musical la cosa cambia. Creo honestamente que los Ramones cambiaron, para mejor, la historia del siglo XX y que es muy difícil no reconocer su influencia en miles de bandas. Los Clash son mi otra debilidad, el disco está plagado de referencias a ellos. Puede haber más de quince guiños hacia ellos. Desde la portada hasta el tema que cierra el disco pasando por las letras en las que aparecen.

¿Qué ha aportado el trabajo de Martín (Cápsula) en este regreso?

JP: Todo. Sin el este disco no existiría. Su pasión y compromiso con este proyecto lo catapultaron, por todo lo que el aportaba pero también porque me obligaba a seguirle el ritmo e intentar estar a su altura. Así que ambos fuimos una catarata constante de ideas que íbamos probando y probando. En todas las fases del proceso ha estado super presente y su trabajo ha sido espectacular.

También habéis contado con las colaboraciones de otros ilustres como Mario Cobo.

JP: Si Mario Cobo ha grabado una excelente guitarra surf. Mario es un gran amigo con el que ya he trabajado antes con Help Me Devil. A pesar de estar super liado con Loquillo encontró un hueco para grabar una guitarra prodigiosa. Y además de Mario hemos tenido otro lujo, Stuka, el líder de los Violadores, la banda de punk argentina más legendaria. Stuka canta en una canción y toca la guitarra en varias. Otro genio que ha enriquecido muchísimo el disco.

El próximo 4 de enero actuaréis en casa, en el Kafe Antzokia, ¿Qué repertorio nos vamos a encontrar?

JP: Pues básicamente el nuevo disco, pero también algunos guiños al pasado. Y sorpresas, algunas de ellas nos ponen la carne de gallina con solo pensarlas. Va a ser muy especial! No os lo perdáis!

La del jueves en el Antzoki de Bilbao es una cita que no hay que perderse. Un regreso que está y va a dar que hablar. Un repertorio de puro punk rock y sorpresas que prometen ser muy fuertes. Habrá que estar atentos a las entradas porque están volando.

 

 

¡Compártelo con el mundo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar