Estás en
Portada > Conciertos > La buena salud del rock local; Moonshakers y The Daltonics

La buena salud del rock local; Moonshakers y The Daltonics

El pasado fin de semana pudimos comprobar que la escena local está en muy buen estado de salud. Prueba de ello fue el concierto que ofrecieron el sábado en el Crazy Horse la bandas Moonshakers  y  The Daltonics. En plena crisis pandémica ambos grupos ofrecieron un muy buen bolo con el que consiguieron inocularnos el virus del que son portadores: el rock.

A pesar de la competencia musical que había el sábado (Nada Surf, Rulo, Balkan Paradise Orchestra,…) la cita congregó a numeroso público que, sencillamente, disfrutó de lo lindo. No se esperaba menos de dos bandas que se muestran cercanas al público y que lo dan todo en los directos.

Moonshakers. Foto: Edu Gascón

Abrieron la noche, con algo de retraso sobre la hora prevista, Inge, Marga, Alba y Nagore, o lo que es lo mismo, Moonshakers. Una formación que mezcla sonidos como el garaje rock, el surf  y toques psicodélicos. Ninguno de esos estilos faltó en el amplio repertorio que ofrecieron. Un set list en el que sonaron canciones de todos sus trabajos publicados bajo el amparo de Martín Capsula.

Abrieron con «Viajera del no mundo». Sorprendieron con un cover de «High Flying Bird» de Jefferson Airplane y el tema “Hijas del jaleo” junto a Alex de los Daltonics. Una pena que la armónica de este no se oyese todo lo deseado. También interpretaron «New age», «Why», «Te alejas» o el segundo cover. En esta ocasión fue el tema «She» de The Dammed.

Sonaron muy bien, rabiosas y dulces a partes iguales. Enérgicas y creativas.  Ofrecieron potentes guitarras  en canciones como “Shake” (su tarjeta de presentación) con la que cerraron el bolo. En “Manipúlame” o “Visitantes” también se gustaron. Lo mismo podemos decir de «Nothing seems to be ok», «Real when I miss you» o «Cambia mi suerte».

Potentes sonaron también «Lobos de mar», «Rising flame» y «Elisa´s birthady». A destacar los juegos vocales y la sección rítmica marcada por Alba a la batería (una de las mejores de Bizkaia sin lugar a dudas).

Foto: Facebook

Moonshakers dejaron claro porque cada vez suenan más, actúan más y son invitadas a festivales como el BBK Music Legends o el Mundaka Fest. No es por ser una banda íntegramente formada por mujeres sino porque realmente lo merecen. Y tiene su mérito porque algunas de sus componentes empezaron relativamente tarde (en cuanto a edad) a tocar los instrumentos. Suenan sinceras. En breve tendremos más noticias de ellas en nuestra web.

Tras un breve descanso se subieron al escenario The Daltonics.  Alex Ron (voz, armónica), Dani Oñate (batería), Natxo Abad (bajo), Egoitz Artaraz (guitarra) y Pabo Badiola (guitarra). Un quinteto con las ideas muy claras y canciones irreverentes de las que nadie se libra. Ni siquiera un servidor al que dedicaron el tema “AP8”.

Daltonics. Foto: Edu Gascón

Suenan a Siniestro Total a los que homenajearon con el cover del tema “Alégrame el día”. También recuerdan a Los Ronaldos y tienen toques de Del Tonos o incluso de Los Enemigos.  En cuanto a sonidos más lejanos no hay dudas; The Fleshtones, Dr. Feelgood, The Sonics, entre otros.

Muchos nos sentimos identificados con el tema “Deporte escolar” y otros con “Parking”. Tampoco faltaron “Vinilos” con la que arrancaron, “Walking dead” o “Vienen tus cuñaos”. Y como no podía ser de otra forma sonó su gran hit “Viudas de Epalza” con el que “reivindicaron” la vuelta al bingo (tras el cierre del Arizona y sin importantes la nueva ley del juego).

Correspondieron a Moonshakers e Inge colaboró  con ellos en “Vintage” y Alba tomó los mandos a la batería en un tema en el que Dani se vino arriba y se apoderó del micro. Se atreven con todo como esa adaptación que han hecho de “1,2 ,5” de los Fuzztones “porque la letra no nos gustaba”, con un par. Y puesto a atrevimiento ¿por qué no terminar con un cover de Neil Young? Así lo hicieron y sonó, para cerrar el concierto, “Rocking in the free world”.

Foto: Facebook

Su música supone una vía de escape gamberra y divertida. Se consideran a si mismo “graciosos” y no cabe duda que lo son. Pero ante todo son músicos y como comprobamos una vez más el sábado lo hacen muy bien.

¡Compártelo con el mundo!
Edu Gascón
Edu Gascón
Periodista y forógrafo, colaborador en ORPHEO y desde años ha en esta web. Redactor en RIB.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar