Estás en
Portada > Conciertos > La energía sónica de Dientes de Luna abarrota la Sala Azkena de Bilbao

La energía sónica de Dientes de Luna abarrota la Sala Azkena de Bilbao

Dientes de Luna presentaba el viernes su nuevo trabajo Utopista’, un disco-EP de 6 temas que no alcanza la media hora de duración, en una Sala Azkena llena de “lunáticos” (así es como he nombrado cariñosamente a sus fans) que no pararon de bailar, saltar, cantar y gritar con la banda.

Cuarto Traste son Amaia (Voz y Guitarra), Jon (Saxofón), Ana (Voz), Josu (Cajón) y Aitor (Bajo y Voz)

Los chicos de Gernika no vinieron solos a la céntrica sala bilbaína, abrieron la velada Cuarto Traste, joven banda de meatzaldea que tocan versiones y alguna canción propia, todas ellas en formato acústico y con ritmos que se mueven entre el pop, funk, ska y la rumba.

Llegué algo tarde al concierto, pero pude disfrutar de sus versiones de El Kanka, Ed Sheeran, La Pegatina y Esne Beltza entre otros, además de sus propias canciones, que para ser sincero son las que más me interesan, destacaría ‘Un Plan’, una rumba con la que cerraron su concierto y que me recordó a Amparanoia, pero tengo que decir que tanto ‘Dejándome querer’ como ‘Antes de llegar’ me parecieron temas dignísimos y creo que es un camino que deben de continuar explorando porque no debería haber mayor orgullo para un músico que componer su propia música.

El punto más oscuro del concierto se lo daría a parte del público que en algunos momentos habló excesivamente alto, pero es algo tan común que al final llegaremos a ignorarlo en las crónicas porque nos repetimos más que Rock FM. Quitando ese punto, Cuarto Traste dieron un meritorio concierto y se convirtieron en los teloneros perfectos para caldear el ambiente antes de que salieran los protagonistas de la noche.

Dientes de Luna descargando en la Sala Azkena

Tras los minutos de rigor aparecieron en escena el quinteto (esta noche sexteto) Dientes de Luna y comenzaron a sonar los primeros riffs del tema ‘1000 noches que regalar’ de su anterior trabajo ‘Más vale tarde’. Una clara declaración de intenciones de lo que nos iba a acontecer durante todo el concierto, canciones con energía y un público entregado que no dejaría de corear todos los estribillos de la banda, genial quedó el ‘Solo sin pedir explicación me voy cuesta abajo y sin control’ cantado a capela por la voces de los seguidores más lunáticos, que no eran pocos.

La descarga prosiguió con ‘Se empaña la Ciudad’ y ‘Gezur eta laino’, el primero de la noche de su reciente EP ‘Utopista’, único tema en euskera de la banda, y que en el disco cuenta con la colaboración de Zuriñe Hidalgo, cantante de Hesian, que esta noche no pudo acercarse porque está disfrutando de unas merecidas vacaciones en Tailandia. ¡Buff qué envidia!

Prosiguieron con ‘Chica de Portada’, ‘Medicina sabor a Rock and Roll’, ‘Deja Que te enamore’ y ‘Oro y barro’’, canciones que no bajaron la frecuencia de los golpes de batería que estaba capitaneada por Joseba Mugartegi con precisión de cirujano.

Seguido de este frenético torbellino de canciones, llegó la hora del momento más relajado cuando un amigo del grupo subió al escenario a leer una poesía en euskera escrita en honor a la banda (o eso quise entender yo). Tras este entrañable momento, la calma se prolongó cuando Aimar Cid, voz y guitarra, cogió la acústica para tocar ‘Ropa Sucia’, una canción dedicada claramente al postureo, al fingir de cara al exterior que nuestra vida es mejor de lo que realmente es. Podría haber sido un buen bonus track para el disco, pero por algún extraño motivo no está incluido en ninguna de sus grabaciones.

Aimar Cid tendiendo la ‘Ropa Sucia’

La recta final del concierto incluyó los temas ‘Otoño en blanco’, ‘Alas Rotas’, una buena versión del tema de Leiva ‘La Lluvia en los zapatos’ y una canción con tintes funk llamada ‘Olvídate de mí’ que fue una de las más diferentes de la velada.

Tras el parón de actitud rockera del me voy, pero vuelvo, reaparecieron en el escenario para despedirse con ‘Déjame dormir tranquilo’ y el flamante nuevo single ‘Causa Perdida’ con la participación de un público entregadísimo. Lo cierto es que Dientes de Luna está muy lejos de ser una causa perdida, a pesar de tener claras influencias del rock urbano de La Fuga, Marea, Platero y Tú, que no ocultan en ningún momento, aportan bastante frescura en los riffs, en ocasiones tirando hacia un hard rock más americano, pero sin perder esa característica voz rasgada y esas metáforas en las letras tan usadas por las bandas antes mencionadas.

Estupendo concierto de la banda, solo queda darles la enhorabuena. Dicen que la luna tiene dos caras, ahora también sabemos que tiene dientes. ¡Suerte en lo que venga Dientes de Luna!

Así finalizaron el concierto los de Gernika
¡Compártelo con el mundo!

Deja un comentario

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar