Estás en
Portada > Conciertos > La mejor versión de Nacho Vegas

La mejor versión de Nacho Vegas

Ayer visitó el Kafe Antzokia Nacho Vegas. Venía a presentar su último trabajo “Violética” y desde hacía jornadas se intuía el sold out que se colgó en la ventana de taquillas. Y es que el asturiano es un artista que no deja indiferente a nadie ya sea para bien o para mal.  Nos encontramos ante quizás uno de los músicos más prolíficos del estado y que,  con el paso del tiempo, se ha convertido en un referente dentro del activismo artístico, político y social. Si a todo esto le unimos el hecho de que hacía mucho que no recalaba en Bilbao la expectación era máxima.

Lo primero que hay que decir es que “Violética” es un nuevo impulso en la discografía de Nacho Vegas. Y es que su anterior trabajo “Resituación” no resultó tan brillante.  Se echó de menos la inspiración que desbordan muchos de sus temas anteriores. Además algunos de sus fans se sorprendieron ante el claro y directo posicionamiento político que mostraba el disco. “Violética” no abandona sus tintes ideológicos pero si vuelve a ofrecernos creaciones que pueden convertir este trabajo en uno de los mejores de su dilatada carrera en solitario.

Ayer, y como viene siendo habitual, le acompañó su magnífica banda; Abraham Boba(teclados), Edu Baos(guitarras), Luis Rodríguez (bajo), Joseba Irazoki(guitarras) y Manu Molina(batería). Merece la pena destacar su gran trabajo porque estos músicos son capaces de sacar de su timidez y de su melancolía a Vegas. Con ellos el asturiano suena a rock, a folk, blues e incluso a un tímido indie made in Los Planetas… Son capaces de sacar todo el carisma del artista y le convierten en una figura consolidada dentro del panorama musical (a un servidor le recordó a Leonard Cohen). Tampoco nos podemos olvidar de los coros que corrieron a cargo de Coro Antifascista Al Altu La Lleva.

Fueron dos horas de concierto en los que una buena parte del repertorio estuvo basado en “Violética”. El título de este álbum es un homenaje a la chilena Violeta Parrade la que interpretó una versión de “Maldigo del alto cielo” y que en el disco interpreta con Christina Rosenvinge. Pero como no podía ser de otra manera, no faltaron anteriores éxitos que hicieron las delicias de un respetable que vibró con cada nota y gesto del asturiano. Sonaron “La plaza de la soledad”, “Ciudad vampira”, “El hombre que casi conoció a Michi Panero”, “Dry Martini S.A.” y “La gran broma final”. Tampoco faltaron “Nuevos planes, idénticas estrategias”,  “Canción de palacio #7” y “Morir o matar”. 

Nacho Vegas no habló mucho con el público más allá del saludo inicial, un alegato contra el racismo institucional (muy aplaudido) antes de la canción “Crímenes cantados” y la presentación de la banda. Nadie se lo reprochó porque es de esos artistas que habla cantando. Lo demostró con el tema “La pena o la nada”.

Sin duda Nacho Vegas está viviendo un momento artístico brillante. Prueba de ello fue el concierto de ayer en el que disfrutamos de la mejor versión de Nacho Vegas.

¡Compártelo con el mundo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar