Estás en
Portada > Entrevistas > La sensualidad del género ínfimo

La sensualidad del género ínfimo

De La Puríssima

Julia de Castro descubrió su pasión por el cuplé en Londres. Caprichos del destino. El flechazo ocurrió mientras se formaba como actriz en el Rose Bruford College. Durante el montaje de la obra Flor de Otoño, sus colegas ingleses se interesaron por este género. “Los españoles no supimos explicarles, así que empecé a indagar y me dí cuenta de que era un género escénico musical de gran relevancia para la mujer”, comenta la artista abulense.

Cuando formó De La Puríssima, en una velada cantó “en broma” el tradicional cuplé El lindo Ramón. Entonces, algo ocurrió en la sala. “Fue como si todos reconocieran aquella melodía aunque nunca la hubieran escuchado –relata-; el cuplé está en el inconsciente colectivo y desde esa noche decidí seguir el camino del género ínfimo”. Un estilo de música –y tal vez de vida- que exuda “una sensualidad y una teatralidad muy específicas”.

Asegura rezar antes de salir al escenario, y la provocación es su tarjeta de presentación. Vestuario mínimo e insinuante y peinetas de tamaño industrial, la performance de Julia de Castro no deja indiferente. “El cuplé tiene sentido en una sociedad que consume porno”, reza su perfil en Twitter.

La cantante actuará en Manchester por partida doble, el sábado 23 de julio en el veterano Manchester Jazz Festival, y el domingo 24 en el céntrico hotel Innside by Meliá. Ambos conciertos los organiza el Instituto Cervantes de esta ciudad. De Castro acudirá acompañada de su banda: Miguel Rodrigáñez (contrabajo), Jorge Vera (piano) y Gonzalo Maestre (batería).

Presentarán su álbum debut, Virgen (2015), si bien ya tienen fijado 2017 para lanzar su segundo disco, en el que De Castro avanza habrá “una evolución”. O, en otras palabras: “Probablemente decepcionaremos a todos aquellos que esperen escuchar lo mismo que en Virgen”, pues incluirán un nuevo elemento a su combo de jazz y cuplé: “la electrónica”.

Preguntada por si incluirá sus habituales elementos taurinos en sus bolos en territorio británico, donde predomina el movimiento proderechos de los animales, De Castro se muestra rotunda. “Introducir el arte de la tauromaquia en nuestros conciertos no significa que estemos en contra de los derechos de los animales –aclara-; precisamente el toreo respeta al animal y lo venera. Recomiendo ir a una corrida de toros o leer a Bergamín para profundizar en lo que digo”, aconseja.

Citar el Brexit tampoco será tabú. “En principio no me lo he planteado, pero siempre he ligado la actualidad y los tabúes con nuestras apariciones”, tantea. “El cuplé no entraba en temas políticos inicialmente, pero a través de sus letras, llevaba las novedades de principios del siglo XX a las provincias: el automóvil, la gasolina, los nuevos oficios como las taquimecas… Tal vez tendría sentido hacer un guiño a una situación tan crítica como es la marcha del Reino Unido de la Unión Europea”, sopesa.

De La Puríssima se caracteriza por abanderar la “renovación del cuplé” –y sí, ya hay etiqueta: neo-cuplé-, a fin de contribuir “a la liberación sexual de España”. “La sociedad patriarcal en la que vivimos desde hace siglos favorece el desconocimiento de nuestra sexualidad –comenta De Castro-; el modelo femenino por excelencia es la Virgen, es decir, un imposible: ser madre sin el acto sexual, sin el placer femenino. Creo que este principio basta para entender que aún queda un largo camino por recorrer, aunque soy optimista: estamos despertando y eso es muy emocionante”.

Hay quien se refiere a De La Puríssima como cuplé sicalíptico. ¿Existe acaso alguna asociación a apocalíptico? “Probablemente tiene que ver, no sé si etimológicamente pero desde luego sí psicológicamente. La sicalipsis provocaba gran conmoción en los hombres, que eran los únicos que podían acceder a las salas de variedades; y en las mujeres, que imaginaban y escuchaban lo que ocurría en aquellas representaciones.

La Fornarina apareció desnuda en una bandeja a modo de procesión en un salón de la calle Alcalá (Madrid). Centenares de hombres se desplazaron a la ciudad para ver el primer desnudo íntegro. A mí, esta imagen me resulta apocalíptica”, ironiza.

La RAE define el cuplé como “canción corta y ligera, que se canta en teatros y otros locales de espectáculo”. Ergo, la vida es cuplé.

Aquellos que quieran convertirse a la cultura “de lo excesivo y lo explícito” de De La Puríssima, tendrán su oportunidad el próximo 30 de julio en Santander –actuará en el festival Santander Music 2016-; y, el 3 de diciembre, en el Social Antzokia de Basauri.

¡Compártelo con el mundo!
Amaia Santana
Periodista, autora de haikus y loser influencer, cuando no se encierra en su batcueva se dedica a ir a conciertos y a ver la vida pasar. Garage, punk, rockabilly o pasodoble, no concibe la vida sin música ni café. Colaboradora de RIB.

Deja una respuesta

dieciseis + quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top