Estás en
Portada > Discos > León Benavente: «Era» (DRO / Warner Music)

León Benavente: «Era» (DRO / Warner Music)

¡Una nueva, brillante y esperanzadora “Era” comienza para los esenciales León Benavente! Sus espléndidos tres discos anteriores y sus impecables, imponentes y espectaculares conciertos les han convertido en una de las propuestas musicales más interesantes y con más calidad de la última década, al menos. “Era” (DRO / Warner Music) no hará sino subir su merecido prestigio y puede que les permita subir otro peldaño más en cuanto a popularidad y repercusión comercial.

Los adelantos previos ya hacían presagiar que el nuevo disco iba a ser muy, muy especial. El último, creo que ha sido un ‘Canciones Para No Dormir’ que la verdad es que quita el sueño. Sobre todo si comienzas a soñar con la épica que puede ampliarse aún más al escucharla en directo en su inminente y esperado gira. Gira que llegará a Bilbao el 1 de abril a un Santana 27 que estará repleto para la ocasión. Este tema fue iniciado por Abraham en medio de la pandemia y en solitario utilizando un montón de sintetizadores analógicos, cajas de ritmos y su siempre especial y vital piano. Combinación de acordes tristes y alegres y hasta acertados recuerdos a Pink Floyd, algo que también apreciamos en la buena despedida con ‘La Cámara De Ecos’. Pero en ese ‘Canciones Para No Dormir’ tenemos también una melodía brutal en su estribillo y toques melancólicos, también en las guitarras, a los New Order.

Otro adelanto realmente llamativo y poderoso es un ‘Di No A La Nostalgia’, cuyo título es ya muy poderoso y suficientemente explicativo. Otro tema oscuro que Abraham asocia a lo más psicodélico de los Beatles o a los injustamente minusvalorados Darkside, también relacionados con los obligatorios Spiritualized, otra de las interesantes propuestas que siempre han enamorado a Boba y los suyos. Guapo estribillo y fantástico videoclip de Sara Condado, al igual que los de los otros dos adelantos. A pesar de su título sí que puede sonar algo nostálgica sobre todo con frases como “Cuando los discos dejen de existir’” o “Eran otros tiempos”. Nostálgica… y preciosa. El primer adelanto o single fue un mágico y redentor ‘Líbrame Del Mal’. Un tema que en palabras de Boba se inspiraba en Bob Dylan, “Blade Runner” o en el libro de María Salgado, “Hacía Un Ruido”. Buenas programaciones de Edu Baos y buenas ideas como la imposibilidad de controlar los cambios o lo bien que vienen ayudas de seres cercanos para no caer en peligros inminentes. Y es que estamos ante un disco cargado de singles, pero también ante una obra nueva que requiere escucharse de un tirón a la manera del “The Dark Side Of The Moon” que Abraham pone también como ejemplo. Es una magnífica apertura para su “Disco Electrónico” y aquí se nota ya. Buen ritmo y frases como “He visto a Rafa Berrio irse antes de tiempo y ahora el mundo es más prosaico y artificial. Ven, líbrame del mal”. Esta última frase será uno de esos momentos rompedores en directo que tanto les caracterizan.

Las canciones, en general, giran en torno a los dos significados principales de la palabra “Era”. Una la de un período determinado de tiempo y otra la del verbo ser en pasado. Palabra y título sencillo, pero con amplio e importante significado. Al mismo tiempo es fin y comienzo de algo nuevo. Hay distorsión, miedo, nostalgia, mareo y mucha confusión, pero también, y eso es lo más importante, bastante fuerza y un espíritu cargado de nuevas esperanzas. Me encanta el ritmo genial y los teclados sonando a Kraftwerk del 2022 de ‘Todas Las Letras’. ‘La Gran Muralla’ es un lenta preciosidad total. Enigmática y otra vez melancólica. Se acerca los mejores temas de Abraham en solitario pero luego le añaden toques electrónicos más actuales. Tras ‘Mítico’ llega la memorable letra narrada de ‘Viejos Rockeros Viejos’ en la que suenan de lo más electrónicos y luminosos. El estribillo recuerda el techno-pop más clásico de los 80 aunque luego contrastan con esas chirriantes guitarras más rock que seguro explotarán también en directo. La guinda el mantra-estribillo de “ay que saber irse de una fiesta antes de que se vayan los demás”. El magnífico final, como ya hemos dicho, es para ‘La Cámara De Ecos’, otro lento genial con una historia preciosa y ecos que van de Pink Floyd a Spiritualized y buenas cuerdas al final hasta llegar casi a los 6 minutos de magia. Con estos nuevos temas y, en cierta forma, sonido, sus nuevos conciertos pueden ser todavía más “grandes” y la oportunidad de Santana 27 es de esas que no hay que dejar escapar.

¡Compártelo con el mundo!
Txema Mañeru
Periodista incombustible y melómano desaforado, como demuestra desde hace años en ORPHEO. Tenemos la suerte de contar con él también como redactor en RIB. Colaborador esencial.

Deja una respuesta

cuatro + doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top