Estás en
Portada > Discos > Los Hermanos Cubero: “Quique Dibuja La Tristeza” (El Segell Del Primavera)

Los Hermanos Cubero: “Quique Dibuja La Tristeza” (El Segell Del Primavera)

¡La “Tristeza” con mayúsculas embarga este título desde todas las aristas posibles! Y sí, la tristeza puede ser bella. Sobre todo en ámbitos artísticos. Hay cantidad de ejemplos de esto, especialmente en el campo musical. Quique no dibuja realmente la tristeza pero sí la plasma en maravillosas palabras. Quien la dibuja es su hija Abril. Ambos reflejan así la profunda tristeza y el dolor por la muerte reciente debida a un cáncer de Olga, esposa y madre respectivamente de Quique y Abril.

Antes de llegar a este trabajo ya habían causado entusiasmo en muchos sectores de crítica y público al combinar el folklore alcarreño y castellano en general con el mejor y más tradicional bluegrass americano. A Alan Lomax le hubiera encantado oír discos como “Cordaineros de la Alcarria” o el anterior “Arte y Orgullo”, que ya fue publicado por El Segell del Primavera.

Ahora Quique desnuda su alma con la letra de todas las canciones y toca con su sencillez habitual la guitarra. Su hermano, Roberto, le hace algunas armonías vocales y se sale con la mandolina. Muy importante es también la labor de Jaime del Blanco con violines y viola, mientras Oriol Aguilar se encarga del contrabajo. Un devoto experto musical como Manolo Fernández, de “Toma Uno”, les hace las emotivas notas interiores.

Pero lo mejor es sumergirse en las tristes, emotivas y preciosas canciones. Comienzan con el romanticismo castizo de ‘El Tiempo Pasó’. Se pone tierno deseando haber envejecido a su lado en la lenta ‘Sonrisa Inabarcable’. Suena a ritmo de country-vals en ‘No Veo Donde Reposar’ y se agradecen los aires fronterizos de ‘Un Suspiro y Un Beso’. Cierran la cara A con ‘Lo Que Yo Ni Soñara’ que combina desgarradores aires entre ranchera y folklore ibérico. A mí me recuerda incluso a Paco Ibáñez. Se habla también de Bill Monroe o Ernest Tubb, pero a mí también me viene el nombre de Juanjo Zamorano del que esperamos también pronto nuevo disco. Por cierto que de este tema han hecho hasta un videoclip.

La nostalgia le invade en ‘No Nos Despedimos’ y aunque parezca ilógico la tristeza de ‘Quisiera Poder Rezar’ emana alegría y cuenta con preciosas cuerdas. La mandolina de Roberto es preciosa en ‘Tu Recuerdo Es Mi Consuelo’. Su corazón se muestra afligido y endurecido en frases como “Tu recuerdo es mi consuelo pero también mi pesar”. Se hace preguntas de difícil respuesta en ‘Qué Haré El Resto De Mi Vida’ y finaliza con esperanza y relativa alegría en ‘Me Quedo Con Lo Bueno’. Al fin y al cabo, tiene que salir adelante. ¡Por él, por su música y, sobre todo, por su hija! Si entras en www.elsegell.com te podrás enterar de sus próximos conciertos este verano y ya te anunciamos que la buena notica será que los tendremos el 20 de julio en el “Barranco Festival” de Fitero, en Navarra.

¡Compártelo con el mundo!
Txema Mañeru
Periodista incombustible y melómano desaforado, como demuestra desde hace años en ORPHEO. Tenemos la suerte de contar con él también como redactor en RIB. Colaborador esencial.

Deja una respuesta

6 − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top