Estás en
Portada > Conciertos > Los latidos de Arima y Melenas frente a las circunstancias

Los latidos de Arima y Melenas frente a las circunstancias

Ayer domingo teníamos cita matinal con el Rabba Rabba Girl!, el ciclo que en esta edición pasa a celebrarse en la Sala BBK. En cartel dos bandas interesantes; la vizcaína Arima y las navarras Melenas. Ya estamos acostumbrados a que en estos conciertos se cuelgue el no hay entradas y así volvió a suceder. Alrededor de 120 personas se dieron cita para disfrutar de esta propuesta que pretende destacar la aportación femenina en el panorama de la música en directo.

Puntuales fueron Arima con Paule Bilbao a la cabeza y que a la postre serían el mejor plato musical de la matinal. Nos está acostumbrando mal este trío formado por Gontzal Bilbao (batería), Josu González (bajo) y la ya citada Paule Bilbao (voz, guitarra). Y es que ya hemos podido verles en directo varias veces y cada vez convencen más. Así de simple.

El trío Arima ayer en la Sala BBK.

Ofrecieron un repertorio interesante con el que regalaron su mejor sonido con ritmos shoegaze con tintes de grunge y noise. Algo debe estar haciendo bien una banda cuando, mientras les escuchas, te vienen a la mente nombres como My Bloody Valentine o The Jesus & Mary Chain. Pero Arima va más allá. A un servidor ayer la puesta en escena le recordó a PJ Harley ¿le pasó a alguien más?

Atmósferas creadas por Arima.

Fueron treinta minutos intensos en los que desarrollaron 9 temas. No faltaron en la lista los cuatro de su EP «Metamorphosis». Abrieron con una intensa intro en la que unos latidos marcaban el ritmo. Empezaron con «Kale grisak», la primera de la cara a de su EP. Como ya he mencionado, sonaron las otras tres canciones que componen su último trabajo; «Mugak», «Beso(ak)» y «Non zaude» con la que cerraron la actuación.

Arima ayer en la Sala BBK.

También pudimos disfrutar de «Orbainak», «Haziak», «Utopia» y, sobre todo, con la sentida versión que hacen del «Epilogoa» de Anari. Temas que lograron alternar la fuerza y la calma lo que fue añadiendo tensión al bolo. Está claro que la banda funciona muy bien en directo. Ya tenemos ganas de ver lo próximo que van a publicar. Si no me equivoco el pasado verano ya entraron a grabar algo al estudio. Habrá que estar atentos.

Tras Arima llegaba el que en un principio era el plato fuerte con Melenas. Las navarras están pegando muy fuerte y sobre todo gustando con su último disco «Dias raros». Un servidor las disfrutó en uno de los escenarios secundarios en el BBK Live de 2018. Pero las condiciones eran otras.

Rabba Rabba Girl! con Melenas.

Ayer estuvieron una hora sobre el escenario de la Sala BBK e interpretaron quince temas (si ni me equivoco). Quizás fue cosa mía pero creo que no se creó la comunicación habitual entre banda y público. Quizás el hecho de que las restricciones nos obliguen a permanecer sentados obstaculiza el feedback que se debe dar entre el escenario y quien está enfrente del mismo. De hecho, ellas lo comentaron durante el concierto. «Se echa mucho de menos en feedback pero nos lo imaginamos», aseguraron. Tampoco el público ayudó y se mantuvo algo frío salvo en los momentos en los que tocaba aplaudir.

Melenas es una banda que con su segundo trabajo, «Dias raros», ha dado un paso adelante en su confirmación de su sonido. Sus conciertos son muy intensos y, en ellos, derrochan mucha energía de manera muy solvente. Son, sin duda, una banda de directo. Ayer ofrecieron un set list que no se diferencia en mucho a lo que viene siendo habitual pero sin embargo no llegaron a transmitir.

Melenas ayer en la Sala BBK.

Sonaron bien salvo al inicio en el que la voz principal sonaba algo baja. Pidieron que se subiera junto a la guitarra y bombo. La cosa mejoró. Descargaron su garaje con toques psicodélicos que, con ayuda de los teclados, creaban unos ambientes en los que predominaron las guitarras contundentes. Tampoco faltó el pop más dulzón que tan bien desarrollan.

Destacaron temas como «No puedo pensar», «Días raros» y «Cartel de neón» con la que cerraron la actuación. Tampoco desmerecieron «Primer tiempo», «Volaremos» y «Una voz». En «29 grados» se creó un puente en el que podemos distinguir las dos orillas (de un mismo estilo) de sus dos discos.

Durante su actuación en el BBK Live 2018.

No faltó un tema contundente y breve como «3 segundos». Con esta canción se demuestra que no una buena canción no tiene que durar mucho. Una buena inspiración melódica pueda estar concentrada en poco más de tres minutos.

Las de Iruña cumplieron pero, en esta ocasión, no se pudieron quedar en un segundo plano las circunstancias que obligan a disfrutar de su directo en una sala con el público sentado. Esto no quita reconocer que los recursos de esta banda son múltiples y, en otras circunstancias, podríamos haber expresado todo los que sus directos nos hacen sentir.

 

¡Compártelo con el mundo!
Edu Gascón
Edu Gascón
Periodista y fotógrafo. Colaborador en ORPHEO y desde hace años en esta web. Subdirector y coordinador de contenidos.

Deja una respuesta

uno × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar