Estás en
Portada > Actualidad > Mikel Uraken: “Entrañas y corazón deben trabajar a la par para hacer un trabajo creativo honesto y sincero”

Mikel Uraken: “Entrañas y corazón deben trabajar a la par para hacer un trabajo creativo honesto y sincero”

Mikel Uraken (Foto: Iñigo Azkona)

Varias bandas de rock marcaron los inicios musicales de Mikel Uraken. En 2013, cumplida esta etapa, da un vuelco a su estilo y comienza a escribir sus propias canciones. Primero con el oído puesto en la música folk americana, para regresar después a las raíces del folk euskaldun. Así, tras publicar el EP “Pray for me before I die” en su sello, Lehendakari Lee Records, y debutar con el CD “Folk songs for tormented souls”, el pasado otoño lanzó “Neguaren Ostean” (2015), un disco en el que el músico bilbaíno explora un sonido personal completamente ligado al euskera, que ya había introducido en el EP de versiones “Omenaldi Xumeak” (2014). Reinventarse y experimentar hasta el extremo con el sonido convirtiéndolo en algo visceral, crudo y directo es la esencia de su nuevo trabajo. Nos lo explica él mismo…

-Tras varios años de recorrido en solitario, dos álbumes y sendos EP en tu trayectoria… ¿En qué momento se encuentra Mikel Uraken?

En estos momentos, me encuentro presentando mi último disco “Neguaren ostean” por diversos rincones de la geografía vasca principalmente. Por otro lado, he introducido novedades en el sonido en directo, actualmente actuando con una guitarra eléctrica en lugar de una acústica, manteniendo la misma esencia de las canciones originales pero dándole más versatilidad a las estructuras.

-Lo primero que llama la atención de ‘Neguaren Ostean’ es que dejas atrás el inglés de tus anteriores trabajos para cantar íntegramente en euskera, aunque ya los habías introducido en algunos temas de tu EP anterior. ¿Qué ha motivado este cambio?

Fue en el momento en que empecé a tocar los temas en euskara de ese EP en directo (Gure bazterrak de Mikel Laboa y Gure mundua de Anari), cuando me di cuenta que estaba mucho más cómodo cantando en ese idioma. Realmente me salía de dentro, y conectaba entrañas y corazón, partes que considero que deben estar entrelazadas y trabajando a la par para hacer un trabajo creativo honesto y sincero. Al de poco, tomé la decisión de que el euskara sería la lengua vehicular de mi proyecto musical.

-Presentas un disco desnudo que huye de artificios sonoros y apoya todo el peso en la guitarra acústica y la voz. De hecho, el disco está grabado en analógico y no se ha masterizado para respetar al máximo la originalidad del sonido, casi como encapsular un directo… ¿Era esa la intención en esta propuesta?

Totalmente. Mi idea era llevar el concepto de trabajo en solitario hasta el último extremo, sin reparar en la conveniencia o no de hacerlo más audible o estandarizado a los oídos del público. Si en directo, el sonido era crudo así debía ser reflejado en disco, en una misma toma cantando y tocando a la vez. Digamos que ha sido de mi propuesta de directo de donde ha partido la producción del disco.

-Al igual que en tus álbumes anteriores los sentimientos son el ‘leitmotiv’ de cada tema, pero se nota una evolución hacia sonidos más crudos, viscerales y caóticos, y letras sombrías, melancólicas, incluso atormentadas… como la dura ‘Amildegian’ (“Estoy esperando mi hora en el abismo”) o la cortante ‘Grina oskolduna’. Destaca también la intimista ‘Neguaren ostean’, que da nombre al álbum. ¿Qué proceso te ha llevado a componer temas como los de este trabajo?

Por un lado quería romper totalmente con los moldes que parece que van intrínsecos a los músicos en solitario, a los que nos llaman “cantautores”. Me gusta la música oscura, visceral, melancólica, los mantras hipnóticos, y todas estas características debían reflejarse en mi trabajo. Por otro lado, el sonido era un compañero de viaje necesario a tener en cuenta y que alimentaba la creación de los temas. La reverb y la distorsión se podría decir que han sido mis “compañeros de grupo”.

-Has definido esta música como un “cuadro abstracto” del que cada uno hace su propia interpretación. A la hora de tocar en directo tampoco sigues un estándar y sueles variar algunas partes de los temas. ¿Se podría decir que en cada directo das nuevas pinceladas a esos cuadros?

Nunca hay que perder la perspectiva ni la capacidad de innovar, y considero que hay que reinventarse continuamente. El directo es una oportunidad idónea para poner en práctica estas ideas. Mientras se sea fiel a uno mismo, se haga de corazón y se sepa transmitirlo al público, los conciertos siempre dispondrán de un factor sorpresa y de un dinamismo que los hará más atractivos.

-La imagen de un cantautor folk se asocia a menudo a conciertos íntimos y minoritarios. En alguna ocasión has comentado que valoras mucho más la calidad del auditorio que la cantidad. ¿Te sientes cómodo en este ambiente o preferirías que fuera un estilo más popular, por así decirlo?

Obviamente cualquier músico desea llegar a la mayor cantidad de público posible. Pero debido al formato de mi propuesta, ésta requiere por parte del público de un mínimo de silencio para hacerlo más disfrutable por parte de todos. Llegados a este punto, quizá donde más cómodo me siento es en locales de aforo pequeño en un ambiente de silencio e introspección. Con el tiempo ya se verá que tal funciona esta propuesta en salas de mayor aforo.

Mikel Uraken (Foto: Jon Iraundegi)
Mikel Uraken (Foto: Jon Iraundegi)

-¿Como ves el panorama folk actual en Bilbao y Bizkaia?

Se están viendo últimamente iniciativas y propuestas realmente interesantes, pero por desgracia no dejan de ser minoritarias. Destacaría especialmente en este sentido la apuesta que ha hecho el Kremlin por los conciertos acústicos y de músicos en solitario, entre los que he tenido el placer de participar. Pero en líneas generales, Bilbao es una plaza difícil para este tipo de música y máxime si tu carrera la desarrollas en euskara.

-Citas como tu principal referencia internacional a Neil Young, al que versionas en tu anterior “Omenaldi xumeak”, junto a los cantautores vascos Mikel Laboa y Anari. ¿Qué otros solistas o bandas cercanos te han marcado?

En lo que respecta a Euskal Herria, para mí, toda la música que proviene del entorno del Bidasoa ha sido determinante a la hora de moldear mis gustos musicales. Me estoy refiriendo a bandas como Lisabo, Dut o músicos como Joseba Irazoki.

-Has comentado en alguna ocasión que cada estilo de música tiene su momento. Hace algunos años te atrajo el metal, stoner o el punk -y así te hemos visto con bandas como Loan– ¿Qué podríamos ver hacer a Mikel Uraken en otros 10 años de maduración, por ejemplo?

Bueno, supongo que es bastante difícil anticipar que será de nosotros a 10 años vista, pero me gustaría verme como que sigo viviendo cada instante como si fuera el último, esforzándome mientras disfruto, y dando lo mejor de mí mismo como músico y agente cultural proactivo en favor de esta sociedad.

-¿En algún momento te has planteado volver al formato de banda? ¿Qué pros y contras tiene formar parte de un grupo?

Por el momento esta es una cuestión que no me planteo. Me siento muy a gusto con el formato en solitario. Supongo que en una banda se produce una suma en energías muy positiva si se sabe enfocar de la manera correcta. Pero como suelo decir, cada cosa tiene su momento y mi prioridad es seguir poniéndome a prueba y tratar de llegar lo más lejos que me sea posible siendo fiel a mis principios.

¿Qué esperas en este 2016? ¿Puedes adelantarnos algún proyecto, concierto especial…?

En relación a lo comentado en la primera pregunta, debido a que estoy centrado al cien por cien en la presentación en directo de “Neguaren ostean”, me he tomado un descanso a la hora de componer nuevo material. Pero este verano que andaré más desahogado, lo dedicaré a componer nuevo material, y esta vez será con una guitarra eléctrica en vez de una acústica. Por lo tanto las nuevas canciones puede que tengan un carácter diferente, quizá todavía más salvaje y experimental, pero el tiempo lo dirá.

-Gracias por esta entrevista para RockInBilbo… ¿Alguna pregunta que no te haya hecho que quieras responder?

Gracias a vosotros. Ha sido un placer responder este cuestionario.

¡Compártelo con el mundo!
Mikel Valle
Lleva más de una década como redactor digital y colaborador de revistas online y medios locales. También es técnico en teleco -así que le ha caído ser webmaster en funciones de RockinBilbo-, además de diseñador, fotógrafo y videógrafo aficionado... iPeriodista 3.0! Fundador, redactor y gestor técnico en RIB.

Deja una respuesta

tres + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top