Estás en
Portada > Discos > Moonshine Wagon: «Self-Destruction» (Baga-Biga)

Moonshine Wagon: «Self-Destruction» (Baga-Biga)

¡Joder, casi había olvidado a los Moonshine Wagon con los rigores de la pandemia! Ha sido mucho tiempo sin disfrutar de sus calientes conciertos y también demasiado el tiempo sin escuchar nuevas canciones de ellos y su particular estilo. En el crudo y reivindicativo “Self-Destruction” (Baga-Biga) siguen combinando a la perfección su formula a base de hillbilly, bluegrass, folk, rock sureño, metal y cow-punk ultra rápido, con buenas dosis de humor, pero también de crítica ácida cuando lo creen oportuno. 4º y mejor disco hasta la fecha, aunque el anterior “Straight From The Mud” también dejó ya muy alto el listón. Siguen como cuarteto con guitarra, banjo, violín y contrabajo. También con su espíritu verdaderamente punk. Siguen dispuestos a competir con Old Crown Medicine Show, Dead Bronco, Supersuckers, Th’Booty Hunters, The Dead South, Hank Williams III o Hayseed Dixie.

Si en el disco anterior se atrevieron con una acertada versión del ‘Txoriak Txori’ de Mikel Laboa, en este lo hacen, a modo de bonus-track, con el ‘I Want It That Way’ de los Backstreet Boys, pero también llevándolo a su terreno y con olor a vaca. Una delicia folk que puede gustar a fans de Mumford & Sons o The Felice Brothers. Luego más fiesta y más contagiosa con guapa combinación entre violín, banjo y contrabajo en un ritmo pop en esencia. Pero antes tenemos también ‘Janari Azkarra’, el primer single que tiene un guapísimo y goloso videoclip y una dura crítica no solo a la comida rápida. Aquí se acercan al folk-metal con el violín manteniendo ese lado folk. Aquí se acercan más al lado más metalero de Dead Bronco o de la banda paralela de Goiatz, del mismo estilo, Deimocracy. También se atreven con los botellones que tantas páginas han ocupado en los periódicos durante la pandemia en una dura ‘Binge Drinking’. Nuestra vida entera se ha convertido en comida rápida y botellones y tras de estas historias, en forma de casi disco conceptual, hay una dura crítica social a un “nuevo” estilo de vida. Se está perdiendo humanidad y eso nos puede levar a la auto-destrucción del título. Más aún si contemplamos fenómenos como la actual, sangrienta e injustificada invasión de Ucrania. ¡Pero Putin no es el único loco o descerebrado gobernando por el mundo!

Por eso conviene hacer caso también la letra del excelente tema de apertura, ‘First World Problems’. Musicalmente mucho de The Pogues pero también algo del rockabilly escocés de los primeros Duncan Dhu gracias a ese contrabajo combinado con violín. Se adentran en el pasado en ‘It’s So Slow’, un country-folk realmente atractivo. Vuelven a su cita con temas euskaldunes aunque lo hacen con trampa pues el ‘Mariñelaren Zai’ de los Sorotan Bele, es una canción tradicional escocesa. ¡Bien resuelta, por cierto! Banjo genial, violín acariciando y destacados coros. Las redes sociales y las “nuevas” formas de lograr amor tienen su merecido en ‘Fast Burning Love’, un hard-rock o southern-rock dirigido por el violín, que a mí me trae a la mente a los Deep Purple. Siguen regando sus plantas con amor y su música en ‘The Plant’, un espectacular tema de country-folk americano reposado que es mi tema favorito hasta la fecha. Se alegran de la parada que les ha supuesto la pandemia para crear estas nuevas canciones y en especial ese respiro de alivio titulado ‘Breathe’ que merece la pena oír una y otra vez con su ritmo bluegrass acelerado. Otra gozada antes de la versión final de los Backstreet Boys es ‘Burn In Earth’, country-punk con banjo y aromas entre el más pendenciero Nick Cave y el más loco Tom Waits. Luego se acelera a lo Bizardunak con banjo trepidante y deliciosas subidas y bajadas cargadas de fuego, sí. Ya te adelantamos que la esperada `presentación en directo será el 7 de abril en un repleto Kafe Antzokia. Puedes pasarte por www.kafeantzokia.eus si no te quieres perder la festiva y peleona cita. ¿Se seguirán despidiendo y gritando en sus conciertos su Folk You!?

¡Compártelo con el mundo!
Txema Mañeru
Periodista incombustible y melómano desaforado, como demuestra desde hace años en ORPHEO. Tenemos la suerte de contar con él también como redactor en RIB. Colaborador esencial.

Deja una respuesta

4 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top