Estás en
Portada > Conciertos > Not The Rolling Stones: velada al final satisfactoria

Not The Rolling Stones: velada al final satisfactoria

Acudían Not The Rolling Stones al Palacio Euskalduna de Bilbao con la publicidad de tener al front-man con mayor parecido físico a Mick Jagger (cierto) y presentar un repertorio con gran parte de los mejores temas de la banda a la que tributan (también cierto). El concierto, que arrancó con puntualidad británica a las 20:00 horas y se prolongó durante dos horas (contando un interludio de 15 minutos) estuvo lastrado en su primer tramo por la frialdad de un recinto con escaso público (alrededor de un tercio del aforo, sin contar los palcos vacíos, unas 400 personas tirando por lo alto) y con la gente con el culo apretado contra la butaca. Por eso, ni el inicial ‘Star me Up’ ni unas logradas ‘You can’t always get what you want’, ‘Ruby Tuesday’, ‘Wild Horses’ o ‘Under my thumb’ lograron arrancar más allá de unos agradecidos aplausos durante el primer tramo de la velada.

Not The Rolling Stones comenzaron el bolo con estética de los Stones de los sesenta-setenta. Siete artistas con un eficaz y calcado a Jagger front-man, un par de curtidos y virtuosos guitarristas, eficaz base rítmica, teclado y coro femenino, que en un par de temas compartió protagonismo con el vocalista.

Tras el descanso, el grupo adquirió una vestimenta ochentera y el show fue definitivamente hacia arriba. Arrancaron con ‘Sympathy for the devil’, siguieron in crescendo con ‘Paint it, Black’ y consiguieron que incluso un par de decenas de valientes abandonaran sus asientos para bailar al ritmo de un final de traca con ‘(I can’t get no) Satisfaction’ y el único bis, ‘Jumpin’ Jack Flash’. También cayeron joyitas como ‘Gimme Shelter’, ‘Brown Sugar’, ‘Miss You’, ‘It´s only rock´n´roll (but I like it)’ o ‘Honky Tonk’. Notable concierto, en definitiva, que hubiera sido más disfrutado, y disfrutable, en una sala menos enconsertada tipo Antzoki o Santana.

¡Compártelo con el mundo!
Carlos Molina
Lleva casi 20 años dirigiendo el proyecto musical ORPHEO y acumula más de 1.000 entrevistas a artistas y bandas de todo tipo. Vamos, que le apasiona la música. También ha colaborado en radios varias (RNE, Onda Cero, Onda Vasca, Radio Popular, Europa FM). De pequeño quiso ser picado por una araña radioactiva, pero no pudo ser. Fundador, coordinador y redactor del proyecto RIB.

Deja una respuesta

nueve − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top