Estás en
Portada > Conciertos > Red Beard, ensanchando referencias americanas

Red Beard, ensanchando referencias americanas

Fotos: Lore Mentxakatorre

Decir que en los últimos años estamos asistiendo a una exquisita representación de los sonidos americanos en su vertiente tradicional-clásica en la Península es una sentencia tan verdadera como inexacta; y lo es porque en dicha frase dejaríamos fuera a uno de los más destacados en estas lides como son Red Beard, provenientes de las Islas Canarias. Estamos hablando del proyecto puesto en marcha por Jaime Jiménez Fleitas, que recientemente ha sumado su tercer capítulo, el primero en formato estrictamente largo, a una carrera que, con dos previos volúmenes, nos había mostrado su capacidad para envolverse de unos ritmos de raíces principalmente acústicos, oscuros y desérticos. Unas características que hasta este momento marcaban con cierta exactitud su descripción pero que se quedan cortas si queremos retratar lo que esconde su recién editado “All or Nothin”.

Precisamente para presentarnos las nuevas canciones han pasado por Bilbao, una de las paradas estatales que la banda ha realizado antes de su ya inminente gira por su hogar musical Estados Unidos. En comparación con lo visto sobre las mismas tablas, las del Satélite T, en pasadas ocasiones, la propia formación, y su conformación, ya nos delatan algunos cambios. Usaremos la novedosa presencia de la batería y la armónica en el plantel como metáfora para resaltar la mayor contundencia en cuanto a concepto de banda y su espíritu rockero. En definitiva elementos que configuran unas composiciones que han agrandado su ámbito formal, o expresado de una manera más geográfica, han abandonado el entorno rural para lanzarse carretera adentro.

Así que como es lógico los canarios rápidamente se pusieron en marcha a la hora de desgranar su nuevo álbum, que al igual que refleja entre sus surcos, tocaba certificar también en vivo la manera directa y eléctrica que tiene de embestir el rock americano. Qué mejor manera de hacerlo que precisamente con el tema inaugural ‘Something Real‘, en el que ya asistimos a ese sonido clásico de herencia sureña, que abarca desde los Stones hasta The Marshall Tucker Band. El rotundo medio tiempo de ‘Set me Free‘ abraza con todavía más contundencia todos esos elementos sonoros de bandas icónicas del género como Lynyrd Skynyrd. ‘I Cant Slow Down‘ manifiesta su vena más rítmica y pegadiza, siempre impregnada de aroma campestre, y ‘Gun You Down!‘ añade el tono de western crepuscular, donde la voz de Jaime, con esa resonancia y profundidad a lo predicador, se convierte en el complemento exacto y perfecto.

A lo largo de la actuación, y en una clara decisión por encaminar su legado hasta su presente formal, recogieron temas de sus dos pasados trabajos para presentarlos de tiros largos con su nuevo vestido: el folk-country de la ya de por sí emocionante ‘Nobodys Gonna Bring me Down‘ adoptó nueva musculatura mientras que a la melancolía de ‘Heading Home‘ le sentó estupendamente su baño de electricidad, el mismo que elevó a un elegante country-rock ‘No Matter Wheres the End‘. Algunas de las versiones seleccionadas sirvieron para insuflar más vida todavía al espíritu de la banda, como por medio de la juerguista ‘Drinkin Dark Whiskey‘; el vertiginoso boogie de ‘Got My Mojo Working‘ y la siempre efectiva, más en sus manos, ‘Folsom Prison Blues‘, primero de los bises a la que se le uniría una reciente composición, ‘Aint Got no Time to Surrender‘, como colofón definitivo.

Red Beard se nos mostraron en sus primeros pasos como una excelente banda de, principalmente, folk-country clásico, oscuro y polvoriento. Ahora, y en un recorrido más paulatino de lo que pudiera parecer, eligen para mostrar su potencial en el primer disco largo un sonido americano clásico, eléctrico y de cilindraje sureño al que nunca, por suerte, deja de perseguirle ese ambiente sombrío y hondo que se presenta como elemento diferenciador de la casa. Han abierto las ventanas, han sacado su coche del porche y lo han puesto a quemar carretera, y todo para perfeccionar una ya hasta ahora adictiva propuesta.

¡Compártelo con el mundo!
Kepa Arbizu
Periodista como demuestra en sitios mil, por suerte también en RIB, de donde es colaborador.

Deja una respuesta

17 − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top