Rüdiger: “The Dancing King” (Usopop)

Rüdiger: “The Dancing King” (Usopop)

La verdad es que el disco de debut de Rüdiger, hace ya 3 años, fue una gratísima sorpresa para despedir 2020. Así lo dijimos entonces en Rock In Bilbo y nos gustó la variedad y originalidad que ‘Before It’s Vanished”. Fue mejor disco del año en Zarata / Mondo Sonoro y seguro que el nuevo y muy distinto. “The Dancing King” estará también en los puestos más altos. Vuelve a secundarle, en primer lugar, el gran Joseba Irazoki, pero vuelve a estar magníficamente acompañado por músicos amigos y cercanos, pero siempre de primer nivel.

Un disco, al igual que el anterior, que crecerá en directo cuando la formación sea de cuarteto o incluso con más músicos. Así llegará el 29 de febrero al Kafe Antzokia, ejerciendo de especie de telonero de los Supersuckers en su regreso, ya que tocarán el mismo día, pero en la sala principal (Rüdiger lo hará en Kutxa Beltza). Con su disco anterior hablamos de clásicos como Neil Young, XTC, Beck, Low, Wilco o su adorado Robert Wyatt. También afirmamos su predilección por artistas como Thurston Moore, Jonathan Wilson, Cass McCombs o Yo La Tengo.

Referencias que podemos volver a citar en este nuevo y superior trabajo aunque estemos ante un trabajo de resultados finales muy diferentes. Comienza de manera espectacular con la mutante ‘Memories’. Suenan cuerdas (muy bien en varios temas del disco el Ezequiel Quartet), suena electrónica y suenan ecos a Syd Barrett. Todo con aromas orgánicos y con sonoridad muy actual. Sigue con las cálidas acústicas y los sintetizadores orgánicos de ‘Breathe’, pero también con el espectacular solo rockero de Irazoki. Más calma en los más de 6 minutos de ‘Spot On’. Brilla el piano de Thea Guérin y el chulo clarinete bajo de Carlos Taroncher. Ahora muy bien en la eléctrica Joseba Baleztena (B.Lenoir). Reminiscencias a Neil Young en las guitarras acústicas de ‘Where I Belong’ o la final ‘Till You’re Gone’, ésta última también con su punto Jonathan Wilson. Piano y solemnidad algo Nick Cave en una ‘Once I Was Away’ también con su punto psicodélico con aromas George Harrison. Suenan más actuales y electrónicos en una ‘The Receiver’ que supera los 7 minutos de duración. Gran trabajo con los sintetizadores y con aromas casi progresivos y experimentales. Me encanta el single (y chulo videoclip), ‘The Dancing King’. Muchos destellos psicodélicos y una hermosa voz que casi nos acerca al mejor Bon Iver. Todavía más experimentación y más electrónica en un ‘Savage  Days’ que pudiera figurar en el “Tilt” de Scott Walker. Ya te hemos hablado algo del buen tema final ‘Till You’re Gone’ que también cuenta con las cuerdas del Ezequiel Quartet y con la buna guitarra eléctrica de Irazoki. Su hermano, Johannes, también le acompaña bien con voces y bajos. No sabemos qué harán ahora que se supone que descansan con Willis Drummond, aunque como están en otros variados proyectos.

¡Preciosidad de disco hasta en su presentación visual! ¡Ahora a gozarlo también en directo!

¡Compártelo con el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.