Estás en
Portada > Entrevistas > Señores: “Con las nuevas canciones intentamos ofrecer un halo de esperanza”

Señores: “Con las nuevas canciones intentamos ofrecer un halo de esperanza”

Pop, rock, kraut y hasta sonidos de inspiración africana, así se presenta “La Luz”, el último disco de los bilbaínos Señores que nos traen al Kafé Antzokia el próximo 27 de enero. Hablamos con su vocalista y guitarra, Asier Goikoetxea, sobre el disco y este concierto en el que esperan rodearse de amigos, echar algún bailoteo y unas risas; “Y ya si emocionamos a alguien sería la hostia”, apunta.

Fotos: Garbi Irizar

Lanzasteis el disco en octubre y habéis recorrido ya bastantes plazas con él. ¿Qué tal está siendo la acogida del álbum y la respuesta del público en los directos?

No nos podemos quejar hemos podido visitar ciudades en las que no habíamos estado como León y Soria, hemos pasado por uno de los sitios tochos de Madrid, el Ochoymedio, abriendo para Delorean, delante de bastante gente. Sitios con solera como La Salvaje de Oviedo y como cierre del año tuvimos una fiesta en Orio en un gaztetxe enorme y repleto. En todos los conciertos la gente compra discos o se acerca a charlar con nosotros, y eso y las risas en la furgo dan sentido a todo.

Regresáis a Bilbao, esta vez al Kafe Antozkia, después de haber meneado el disco en Back&Stage durante el BIME City. ¿Qué puede esperar el público que acuda a este bolo?

Tendremos repertorio nuevo y tocaremos todo el disco «La Luz» nos acompañara el maestro David Lamiquiz a los teclados y coros, cosa que ocurre en contadas ocasiones. Del concierto esperamos ver muchas caras conocidas y muchas sonrisas, algún bailoteo improvisado y si llegamos a emocionar a alguien ya sería la hostia.

Respecto a las canciones de “La Luz”, se nota una evolución y -como vosotros mismo habéis comentado en alguna ocasión- son más concretas. Personalmente me ha gustado la superpegadiza ‘Corporarturo Avaricio’, y temas como ‘Estrella de la muerte’ o ‘Dios enamorado’, que sin abandonar los raíles de power-pop discurren por parajes punk. ¿Qué tema/s de este disco simbolizan esa evolución? 

Los que mencionas son canciones diferentes a las de anteriores discos. Todas lo son realmente, somos un grupo de guitarras. Tampoco hay tanto margen de evolución, en este disco hay acercamientos a la música africana en Los modelos, una balada un poco cabrona en Margaritas y un poco de kraut en Corporarturo. En esos puntos está la evolución mas palpable.

Señores (Foto de Garbi-Irizar)

«Ser menos enigmáticos ha sido una decisión consciente»

No cabe duda que la ironía forma parte de vuestro lenguaje, aunque habéis dado un paso más en las letras de este disco para ser menos enigmáticos. Canciones como ‘Democracia enferma’ o ‘Los modelos’ son buenos ejemplos de esa expresión más cruda y directa de la que hacéis gala en este trabajo. ¿Cómo decidís si acordáis la letra de una canción de forma más sarcástica o directa? 

El que una canción sea sarcástica o no no es una decisión consciente. Sale así. En algunos casos como en Los Modelos, la base africana inspiró la temática de los patrones de belleza. El ser menos enigmáticos si ha sido una decisión consciente, más que nada por no repetirnos y porque esta forma de trabajar comenzó con el anterior single «Verbena» en el que la temática política se puso en primer plano.

La grabación y mezcla del disco ha corrido a cargo de Santi García, en Cal Pau Recordings y Ultramarinos. ¿Qué ha aportado su trabajo a este disco o vuestro sonido?

Santi ha hecho que sonemos a nosotros mismos pero con más pegada que en anteriores discos. Santi a parte de ser un super profesional, ha aportado un par de arreglos a un disco, que venía muy cerradito del local.

Grabar a orillas del Mediterráneo también ha influido en el título… ¿Qué concepto habéis querido representar en el disco? ¿Qué oscuridades habéis querido ‘iluminar’?

El título viene de una canción del disco y del hecho que tiene un contenido más luminoso a nivel de letras. Es más fácil siempre tirar de derrotismos dada la situación económica y política que vivimos, y en estas canciones intentamos ofrecer un halo de esperanza.

Han pasado tres años desde el lanzamiento de vuestro primer álbum “Curso práctico de autoestima” y el reciente “La Luz”, y entre medias habéis ofrecido multitud de conciertos y experiencias que enriquecen la música y marcan la evolución del grupo. En este sentido, ¿en qué momento musical y personal os encontráis?

Esto de tocar y crear es lo que más nos gusta hacer y tenemos la posibilidad de poder seguir haciéndolo gracias a la fuerza de nuestro trabajo de cuatro años. Ahora mismo, estamos preparando un concierto especial en el Kafe Antzokia el 27 de Enero y cerrando fechas para primavera.

Nos gusta conocer los detalles y anécdotas de la gestación de los grupos. ¿Qué astros se juntaron para que formaseis Señores?

Nos veíamos en conciertos de grupos de aquí y de fuera, y hablábamos de montar algo, casi al mismo tiempo que los grupos en los que estábamos llegaban a su fin. Se puede decir que la rama popera del grupo quería hacer algo más experimental y la rama experimental quería hacer algo más pop y de ahí surge Señores. Menos mal que no lo llamamos Porrusalda.

Además de esta banda tenéis otros proyectos entre manos, como Larry Bird (Claudio y Asier) y Orbela (un nuevo proyecto de electrónica-pop al que se ha lanzado Asier junto a Ibon Aguirre ‘Minúsculo’). ¿Qué aspectos positivos aportan esas ‘escapadas’ a la música que hacéis en común?

Los aspectos positivos son todos. Somos consumidores compulsivos de músicas varias y no todas tendrían cabida en Señores. Así que estos proyectos aportan aire y oportunidad de tocar otros estilos más lejanos al rock o a los grupos de guitarras.

Otro de los aspectos que está funcionado es la agencia y sello discográfico Cuatro Barbas, en la que participáis dos de vosotros. Además de lanzar vuestros propios trabajos apoyáis también a bandas de la escena local que comparten vuestra idiosincrasia, como Yellow Big Machine o The Great Barrier. ¿Qué os llama la atención de otros grupos y os mueve a sumar fuerzas con ellos?

Son grupos que todas las veces que hemos visto en directo hemos tenido la misma respuesta: “qué buenos son”. Cuando Señores empezó a girar estatalmente vimos que éramos capaces de poner el foco en la periferia y ofrecimos a estas bandas que nos flipan el trabajar con nosotros para exportar calité.

La creación de sellos propios es algo que se está generalizando últimamente. Lo hemos visto en los últimos lanzamientos de bandas como Zea Mays o Willis Drummond, por poner sólo dos ejemplos. ¿Creéis que esta tendencia es necesaria para tener un control total de la música?

La imagen de una disquera que obliga a tener un single o a cambiar 2 frases para sonar en la radio quedó en las enciclopedias de la música moderna. No es un asunto de control sino de que los números de venta son tan tristes que mejor hacerlo tú a contar con otro intermediario más. Y sí, dentro de esto, tienes más control, pero también mucha más carga de trabajo (y del no grato).

Aunque vuestra participación en festivales está claramente en ascenso, según habéis comentado, sois “esencialmente un grupo de sala”. ¿Cómo os influye tocar en uno u otro formato? ¿En qué rinconcito o sala os gusta tocar?

Nos gusta todo, festival o sala. No nos influye especialmente tocar en uno u otro sitio más allá de que en los festis hay que cargar menos equipo y hay camerino con bebida por la patilla. Por lo demás en las salas ves las caras de la gente y puedes hablar con ellos cuando acabas y compartir una cerveza. Nos gusta tocar en cualquier sitio, hay muchos garitos muy bien preparados en todo el estado. ¿Favoritos? tantos que es difícil nombrarlos. Tenemos gran recuerdo de la primera vez en Sidecar de Barna o en Siroco de Madrid. El alucinante sonido y de La ley seca de Zaragoza o de La Salvaje en Oviedo.

Señores (Foto de Garbi-Irizar)

“La autogestión da miedo en Bilbao”

Tenemos la impresión que cada vez más espacios ofrecen bandas y grupos tocando en directo. ¿Cómo veis el panorama actual circuito de locales de conciertos? ¿Hay plataformas suficientes para dar oportunidades a nuevos grupos?

Si nos ceñimos a “Rock in Bilbo”, es una ciudad muy jodida para poder hacer cosas. Tenemos una ciudad en la que molesta la autogestión. Los equipamientos públicos son inaccesibles económicamente y los horarios son muy estrictos. Hacer cosas en la calle es imposible. El circuito privado (las salas) mola un huevo y la gente que forma parte de sus equipos son un amor. Antzoki o Shake son algo muy necesario, pero necesitamos más de este espíritu. Otras salas solo funcionan con alquiler y hablamos de 350€ para empezar a hablar y que un grupo pueda tocar. Afortunadamente el circuito de gaztetxes, cada vez menor, y de pequeños bares que montan bolos sin licencia jugándose el tipo está ahí, pero volvemos al inicio: la autogestión da miedo en Bilbao.

Tantos bolos y escenarios a cuestas habrán dejado un montón de buenos recuerdos. ¿Qué anécdota más loca os ha pasado?

Hay varias. Una vez se desmayo un chico en uno de nuestros primeros conciertos y tuvimos que sacarle a la calle a tomar aire. Otra noche en Donostia le dieron un botellazo indirecto unos borrachos a Julen y no solo esto al llegar a Bilbao a las 5 de la mañana en Autonomía, ¡se nos acercó al coche una señora preguntando por su ropa interior! Clau llegó en un vuelo in extremis a un concierto en el Pomelo Fest de Estepona mientras hacíamos tiempo en el escenario, literalmente, sin saber si iba a llegar siquiera. Luego dimos un bolazo lleno de tensión y el jolgorio posterior fue considerable. Nos han lanzado un libro desde el público en la Plaza del Trigo de Sonorama. Han pirateado el diseño de “Verbena” para hacerse unas camis caseras. Movernos con un carrito de golf por el recinto del NOS Alive de Lisboa…

La burbuja festivalera también nos ha afectado con un ida y vuelta a Murcia en 36 horas para tocar en el SOS Murcia, actualmente en suspensión de pagos y con una factura nuestra sin pagar. Hemos visitado pisos-after-top-design en Madrid y una habitación quíntuple en Barcelona digna de peli de terror. También ha caído algún hotel de los de sacar foto para enseñar a la familia… Hay muchas más por supuesto, pero me temo que éstas son de pago.

Gracias por esta entrevista para RockInBilbo… ¿Alguna pregunta que no os haya hecho que quisierais responder?

Gracias a vosotros. Seguiremos dando la brasa por toda España y parte del extranjero si nos dejan.

¡Compártelo con el mundo!
Mikel Valle
Lleva más de una década como redactor digital y colaborador de revistas online y medios locales. También es técnico en teleco -así que le ha caído ser webmaster en funciones de RockinBilbo-, además de diseñador, fotógrafo y videógrafo aficionado... iPeriodista 3.0! Fundador, redactor y gestor técnico en RIB.

Deja una respuesta

4 × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top