Estás en
Portada > Actualidad > Sidecars demostró en el Antzoki que todo es “Cuestión de gravedad”

Sidecars demostró en el Antzoki que todo es “Cuestión de gravedad”

Fotografía: Iñigo PasBas

Hay canciones que tocan los corazones del público. Las que integran “Cuestión de gravedad”, último trabajo de Sidecars, son prueba de ello. Juancho Conejo (voz, guitarra) ha compuesto desde  su corazón y ha logrado pellizcar los sentimientos del público. Quizás sea la principal razón de la expectación que levantó el concierto de los madrileños ayer sábado en Bilbao. Y el show no defraudó.

No lo tuvieron fácil al principio pero tras doce años de carrera ahora saborean las mieles del éxito. Dejan claro que no son un producto musical de laboratorio. Es una de las bandas que aún quedan con personalidad en el panorama. Ayer llegaban al Antzoki para presentar este último álbum. Un trabajo en el que por momentos son dandis rockeros al uso y en otros caminan firmes por  la lírica más bohemia.

La cola que se originó para entrar al Antzoki era como pocas. No hay que olvidar que se había colgado el cartel de sold out. Mientras nuestro compañero Iñigo PasBas se hacía hueco en la primera fila para obtener las mejores imágenes, un servidor, se decidía por la parte de arriba. El ambiente estaba muy animado cuando, pasando diez minutos de la hora señalada Sidecars hacía acto de presencia.  Juancho (voz y guitarra), Gerbass (bajo) y Ruly  (batería). Se presentaban en sexteto acompañados de Pere Mallén (guitarra), Sergio Valdehita (teclado) y Ramiro Nieto (percusión).

Durante una primera parte el sonido en la parte alta no fue bueno. Tras el concierto Iñigo PasBas y el también fotógrafo Karlos G. Azpiazu   me aseguraron que abajo fue perfecto. De lo mejor que ha sonado últimamente en el Antzoki. Salvada esta situación sólo cabe decir que el bolo respondió a las expectativas.

Dos horas para 20 temas en los que la banda interpretó temas de su último disco y la mayoría de sus éxitos. Un concierto que fue in crescendo y que terminó con la banda en lo más alto. Pero vayamos por partes.

No cabe duda que contra la genética no se puede luchar. El parecido entre el líder de Sidecars y su hermano Leiva es aplastante. Incluso viste de forma parecida, pitillos extremos incluidos. Pero el público del sábado sabía que el que estaba sobre las tablas era Juancho y, por ello, no dejaron de corear su nombre desde el minuto uno.

Abrieron fuego con “Locos de atar” y con este tema el griterío aumentó en decibelios.  Sin duda, empezaba fuerte la noche. Antes de “La tormenta” Juancho saludó con un “Hola amigos. Gracias por estar aquí. Cantad con nosotros”. Siguieron con “Chavales de instituto” y la muy aplaudida y coreada “Polvorosa”.

Con el tema “Ya no tengo problemas” el sonido empezó a mejorar. Como diría el maestro Manolo Tena “casualidades”. Se les empezó a ver más sueltos sobre el escenario. Con “Fuego cruzado”, “Canciones prohibidas” y “Todos mis males” hicieron bailar al respetable. Era el momento de recordar sus anteriores visitas a Bilbao y, por ello, citaron salas como Azkena, Stage Live, Santana, entre otras. Pero según Juancho “estar en el Antzoki es un sueño. Es una forma de graduarnos en Bilbao”. Aplausos y gritos de Juancho, Juancho,…

Tras “El camino fácil”, algo que ellos no han tenido, preguntaron al personal si estaba a gusto y la respuesta fue afirmativa. Con este tema empezaba un parte más acústica de canciones a medio tempo. Entre ellas “Dinamita” y “De película”. En esta última el líder de la banda, solo en el escenario,  se mostraba emocionado. Incluso se refugiaba detrás se su gorra mientras acaba la canción y la banda regresaba a escena.

Volvían al sonido eléctrico con “Cuando caigas en shock”, “Una eternidad” y “Olvídame” (una de las nuevas). Nos íbamos acercando al final y era el momento de su tema estrella o, por lo menos, el más conocido. Con “Soy fan de ti” los móviles se elevan y muchos empiezan a retransmitir en directo por la conocida red social. Otros se abrazan a sus parejas y los selfies se multiplican. Está claro que el sábado todos eran fans de Sidecars. Con “Costa da morte”, “Tu mejor pesadilla” y un sincero “hasta siempre” se retiran del escenario.

Los bises no se hacen esperar y la figura de Leiva sobrevuela el Antzoki con “Amasijo de huesos”. En este tema dedicado su hermano y ex de Pereza Juancho se luce como guitarrista. No hay que olvidar que durante las giras del propio Leiva forma parte de la banda. Tras presentar  al grupo interpretan “Contra las cuerdas”. Un tema incluido en su disco en directo para conmemorar el décimo aniversario de la banda y que grabó con su hermano. Para cerrar eligieron “Los amantes”. Otro tema incluido en el citado disco y que grabó, en esta ocasión,  con Iván Ferreiro. Un final por todo lo alto con Juancho de rodillas tocando su guitarra a la altura del mástil.

Mientras se despiden del público comienza a sonar “Walls (Circus) de Tom Petty. El tema, con el que cierran sus conciertos, es un homenaje al artista que tanto les ha influido. Juancho, Gerbass  y Ruly  han sido ejemplo del poco caso que en ocasiones se hace a los grupos de casa. Pero eso no ha sido inconveniente para que hayan afianzado su  estilo y ahora sea su mayor reclamo. Ayer en el Antzoki lo demostraron con creces.

Las mejores fotos del concierto de Sidecars en Kafe Antzokia:

¡Compártelo con el mundo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar