Estás en
Portada > Entrevistas > Sumisión City Blues: “Si no experimentamos con la música, ¿para qué cojones estamos en esto?”

Sumisión City Blues: “Si no experimentamos con la música, ¿para qué cojones estamos en esto?”

Sumision City Blues vuelven a lo grande con “El evangelio según Sumision City  Blues, un disco en el que se incluyen cinco temas nuevos y un buen puñado de canciones de otras épocas que estaban descatalogadas o que nunca se habían editado en formato físico. Una oportunidad para todos los seguidores de una de las mejores bandas que se pueden disfrutar en directo a nivel estatal, nosotros tendremos la oportunidad de hacerlo el próximo 7 de Enero en el concierto que darán en Nave 9 junto a Riff Truckers.  De momento, para saber más sobre el nuevo trabajo de la banda alavesa, hemos estado charlando con su vocalista Pela, que también nos ha contado su experiencia al frente de la banda de Marky Ramone, con quien ha tenido la oportunidad de girar por todo el mundo.

“El evangelio según SCB” es un conjunto formado por cinco temas y un puñado de canciones antiguas remasterizadas; ¿por qué recuperar ahora temas de épocas anteriores?

Nuestro público ha cambiado mogollón desde el principio hasta ahora, y a la gente que viene a vernos a los conciertos les faltaban esas referencias más antiguas. Viendo las perspectivas que teníamos este año de trabajar mucho en todos nuestros proyectos, la idea era hacer estas cinco canciones y juntarlas con temas como “El rey” o “Angelines”, que mucha gente ni conocía porque no estaban en un soporte físico, así que lo que tocaba era juntar todo lo que estaba desperdigado y hacer un disco. Queríamos hacer un trabajo así, que reflejara un poco la historia de la banda y, además, que se pudiera escuchar en el coche porque no todo el mundo está a todas horas escuchando música en el ordenador.  Siempre nos ha gustado hacer las cosas para nosotros y no pensar tanto en los fans pero, en esta ocasión, esto está hecho para la peña que nos sigue, es algo que se demandaba y, por una vez, hemos hecho caso a los amigos  (risas).

¿Qué tal ha sido la experiencia de grabar en los estudios bizkainos de Malamuerte?

Nos van saliendo oportunidades o nos proponen cosas y, en este caso, Malamuerte nos hizo una propuesta y por eso fuimos a su estudio a grabar con ellos; el disco lo editaremos nosotros mismos porque siempre nos va de puta madre haciéndolo así. Al final, el que diga que ha grabado un disco y se ha quedado contento es idiota, porque nunca va a quedar igual que lo que tú tienes en la cabeza. Con el anterior disco, “Hay un plan trazado desde arriba…”, por ejemplo, teníamos otro tipo de expectativas, pero yo lo escucho a día de hoy y creo que tiene un carácter de la hostia… aunque esté un pelín oscuro me parece que en cuanto a sonido tiene un carácter crudo que nos pega mogollón y, en esta ocasión, con Malamuerte hemos querido hacer lo contrario, queríamos que fuera un tipo de producción más luminosa y por eso hemos grabado por primera vez por pistas y con más arreglos. Es otro punto totalmente diferente pero que también está guay.

Esa experimentación es otra de las señas de identidad de Sumision City Blues ¿no?

Claro, ese es el rollo… si no, ¿para qué cojones estamos en esto? Si vendiéramos la hostia con alguno de los estilos que hemos probado, igual seguiríamos explotando ese estilo, pero como no nos comemos nada, vacilamos con la música que, de hecho, es lo que más nos motiva.

En cuanto a las letras, ¿seguís en la línea de temática social y crítica de lo que pasa alrededor?

¿Si? ¿Tú crees que hay mucha temática social en este?

“Ya hemos hecho muchas canciones de amor decadente y ahora miramos un poco fuera”

Hombre, yo creo que sí ¿no? ¿En “Saben todo de ti” o en “Historia de Sumision…”  no hay crítica social?

Sí, igual ya hemos hecho muchas canciones de amor decadente, y ahora miramos un poco fuera, pero tampoco es algo que esté premeditado. De hecho, a “La besé” le pusimos un título así, un poco Phil Spector, pensando en hacer una canción de amor, aunque sí es cierto que luego tiene alguna frase que la escuchas y dices “¡joder!”… Igual me apetecía meter más elementos en el amor, porque hasta ahora el amor de nuestras canciones se nos quedaba en amor y drogas… se me ocurre ahora mismo que otra cosa que puede acabar con el amor es la pobreza y la ruina social e igual va por ahí el rollo…mezclar el amor con drogas es un triunfo absoluto para la canción, porque sabes que se va a ir todo a la mierda, es como el “Berlín” de Lou Reed, funciona porque la combinación es una tragedia segura; entonces ahora estamos mezclándolo con otro tipo de mierdas como la exclusión social y toda la mierda que se ve en la calle.

En el disco contáis con colaboraciones como la de Tonino (Toni Metralla), Aguado en los pianos y una colaboración como la de Miren Narbaiza que, a priori y escuchando su música, podría parecer que no tiene nada en común con vosotros…

Esa es otra de las cosas que queríamos hacer para diferenciarlo de lo anterior: tener un poco de sangre externa a la banda y ver qué podían aportar a nuestro sonido porque, hasta ahora, casi no habíamos tenido colaboraciones. Hacía tiempo que queríamos una voz femenina para echar un cable y teníamos cerca a Miren que canta de puta madre y ahí se vino a hacer unos coros; aunque haga otro tipo de cosas, Miren es una fan del rock and roll y de la caña, Sumision le encanta y a nosotros nos encanta lo que hace ella, tenemos muchos gustos comunes, así que creo que no era tan descabellado acabar colaborando juntos. Tonino siempre me ha molado y siempre lo hace muy bien porque con Obligaciones en “Iwo – jima party” ya metió coros y moló mucho; y luego ha sido un puntazo encontrar a Aguado, que es colega de Oscar y creo que han quedado de puta madre los pianos que ha metido.

El año pasado sacasteis “Hay un plan trazado desde arriba…” que estuvisteis presentando en directo y, aparte de eso, tú has estado girando con la banda de Marky Ramone… ¿de dónde habéis sacado tiempo para componer los temas nuevos? 

Yo creo que cinco temas en un año es poco; con lo que ha habido, sí que es suficiente porque Joseba (Baleztena) no para de dar caña con sus proyectos y yo también he tenido bastante curro con Marky; pero aun así, creo que acabar cinco temas no es para tanto, alguno más podíamos haber hecho (risas).

Por cierto, ¿qué tal la experiencia de girar con la banda de Marky Ramone?

Ha sido un puntazo absoluto la gira que nos hemos pegado: hemos tocado en un montón de sitios en muy poco tiempo y ha sido una experiencia de la hostia. En Australia hemos tocado en unos garitos increíbles con suelo enmoquetado; ir a Indonesia, tocar en India para 8.000 personas… es una cosa muy especial y un auténtico lujo.

Es impresionante el poder que tiene la música ¿eh?

Bueno, puedes verlo como el poder de la música o como el poder de la globalización, porque hace 50 años era imposible ver, por ejemplo, a Elvis en la India; esta es una de las cosas buenas de la globalización que, por otra parte, tiene muchas cosas que son una mierda, así que, si podemos aprovecharnos de lo bueno, pues perfecto.

“Es la hostia escuchar nuestra música en Indonesia o Australia”

¿Crees que el hecho de ser conocido internacionalmente como el vocalista de la banda de Marky Ramone puede influir en Sumision City Blues?

Yo veo que la gente investiga y me escribe diciéndome que ya ha visto a la banda… es la hostia que nuestra música suene, por ejemplo, en Indonesia o Australia, pero esto ya sabes que funciona cuando conoces a la gente: si quieres sonar en un sitio, vete allí y relaciónate con la escena del lugar y vas a acabar sonando, es así de fácil… lo difícil es reunir la pasta para ir allí, yo he tenido la suerte de que he podido ir con Marky y por eso me conocen, pero está claro que, a base de pasta, puedes ser conocido en cualquier lado.

Siguiendo con Sumision, comenzáis el año a tope de conciertos, porque ya tenéis programados conciertos en Bilbao, Gasteiz, Barakaldo…

Sí, y tampoco nos estamos metiendo mucha presión para tocar, sino que tocamos donde nos van llamando, pedimos un mínimo de condiciones y, si nos las dan, allí vamos; la verdad es que con Sumision todo fluye muy bien. Lo que no nos apetece ahora es montárnoslo para salir fuera de Euskadi y perder pasta, ya estamos hasta los huevos de eso… si alguien quiere ganar pasta con nosotros tendrá que venir a buscarnos, porque nosotros estamos de puta madre ahora mismo.

Estrenáis el año en la Nave 9 de Bilbao junto a otra bandaza como Riff Truckers y en un bolo apoyado por RockinBilbo, ¿podremos empezar a escuchar los temas nuevos en este concierto?

La verdad es que por Bilbao nos quiere la gente y eso está de puta madre, porque si te quieren en Bilbao ya tienes medio mundo hecho (risas)… va a estar guay dar el primer bolo del año de Sumision en el primer Rabba Rabba Hey! del año en la Nave 9 y vamos a tocar todos los temas nuevos para que la gente ya empiece a conocerlos. No hay ningún afán comercial así que, como nos pica la curiosidad por ver cómo funcionan los nuevos temas, los vamos a tocar aunque la gente no se los sepa.

¡Compártelo con el mundo!
mm
Sergio Iglesias
Actualmente soy redactor jefe del periódico local Santutxu y + y colaborador en la sección de música de la revista cultural Aux Magazine y también en El Giradiscos

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies