Estás en
Portada > Discos > The Reverendos: “Fire” (Autoeditado)

The Reverendos: “Fire” (Autoeditado)

Fire

Primer aviso: es cierto que la banda The Reverendos se dedica principalmente a encarnar, de forma directa y pegadiza, un sonido clásico basado en géneros primigenios, principalmente los referidos entorno al rock and roll y blues, pero, sobre todo en este nuevo disco, hay mucho más.

Segunda aclaración: un título como “Fire” hace clara referencia al carácter incendiario y fiero de dicha propuesta, que así se desarrolla en buena medida, pero, lo han adivinado, hay mucho más.

El grupo vasco ha tomada la decisión, como reza el dicho, de hacer de la carencia virtud, y transformados ahora en trío han optado por no buscar sustituto a la marcha de su contrabajista, elemento importante en este tipo de música, y ceder la misión, entre otras, de marcar el ritmo a los teclados, en los dedos del, también cantante, “reverendo” Igor García.

Una necesidad que a la larga consigue aportar a este disco un tono realmente singular, logrando insuflar a partes iguales elegancia como una mayor profundidad y, lo más importante, en relación con el resultado global del álbum, convertirse en elemento referente y casi vertebrador a la hora de obtener una sabrosa diversidad en las composiciones.

Ya desde el inicio, con la, quizás demasiado obvia elección, versión del mítico ‘Rumble’, certifica lo comentado hasta ahora, llevándola a un panorama más dinámico y abierto a matices; cosa que no evitará que queden imbuidos por el espíritu de Link Wray, o The Trashmen, en el tema homónimo.

Dicho tratamiento mucho más iconoclasta que hacen en esta ocasión del rock and roll (y su entorno), aunque haya representaciones más clásicas en cuanto al típico sonido “cincuenta” del género, como la bailable ‘I Wanna Bop’, les lleva a adornarlo con aromas de Nueva Orleans, un ambiente similar al que imponía Fats Domino, ya sea en ‘I’m Gonna Get It’, con sus repetitivos y adictivos riffs de guitarra y piano, como sobre todo en la bonita ‘Ridin’ the Wind’. Otros nombres que pulularán a lo largo de los diferentes momentos será por ejemplo el de Bo Diddley, omnipresente en la vibrante ‘Lazy Toxic Man’.

Las raíces negras de las que siempre ha hecho gala el grupo van a tener aquí una manifestación de lo más variada, realmente sugerentes en la intensidad que toman en ‘Rock and Roll Is in the Air’ o en ‘Take Me Home’, con ese halo misterioso y enigmático que nos lleva hasta los cauces de un Screamin’ Jay Hawkins.

El blues tomará espacio y presencia de una manera rotunda y sudorosa entre los riffs que dirigen a ritmo de boogie, con la imagen inevitable de John Lee Hooker, ‘I’m in Town’.

Quien hasta ahora “solo” haya visto a The Reverendos como unos grandes ejecutores de sonidos clásicos entorno al rock and roll desde luego este disco tirará por tierra esa teoría, porque partiendo de esa base, y respetando los cánones tradicionales, consiguen dar con la tecla, nunca mejor dicho por la presencia e importancia de los teclados, de hecho no olvidemos que estos géneros en un principio se crean a su alrededor, para lograr un sabor particular, cautivador y variado.

¡Compártelo con el mundo!
Kepa Arbizu
Periodista como demuestra en sitios mil, por suerte también en RIB, de donde es colaborador.

Deja una respuesta

veinte − cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar