Estás en
Portada > Entrevistas > The Ribbons: «somos una banda de músicos cuya principal motivación es pasárselo bien durante los 60 o 70 minutos que estamos sobre el escenario»

The Ribbons: «somos una banda de músicos cuya principal motivación es pasárselo bien durante los 60 o 70 minutos que estamos sobre el escenario»

Cualquier banda que tiene su máxima expresión en el directo. Ahí reside su principal baza para llegar al público.  De hecho, la mayoría de las bandas intentan plasmar en los discos la fuerza que desprenden encima de un escenario. Algunas lo consiguen. No es tarea fácil. Es también el caso de The Ribbons. Una banda vizcaína de punk rock con tintes garageros que con sus LP´s publicados ha logrado mostrar el amplio concepto del rock que posteriormente desarrollan sobre las tablas. El próximo sábado 29 podrán presentar su último trabajo «Fast Forward» en Santana 27. Un trabajo al que la pandemia pilló en pleno proceso y que, por fin, podremos disfrutar en directo. Hablamos con Iñigo, guitarra de la banda, que con el visto bueno del resto de componentes contesta a nuestras preguntas.

Desde 2019 que comenzó a gestarse “Fast Forward” hasta el concierto del día 29, en el que lo vais a presentar en directo, ha pasado mucho tiempo ¿Cómo lo habéis llevado?

Fatal. Algunos de nosotros nos hemos visto en la circunstancia de que en el momento de ser todos confinados no tener la posibilidad de tele-trabajar desde casa. Por ello y debido a la naturaleza de algunos de nuestros trabajos, algunas fuimos calificadas como trabajadoras esenciales, y todo fue muy raro, porque no podíamos juntarnos para ensayar, no podíamos trincarnos unas birras, ni dar un paseo, ni abrazar a nuestros viejillos, pero sin embargo…..¿ir a trabajar? Por supuesto que sí. Y cuando digo “ir” a trabajar, me refiero a recorrerte todo Euskadi en plena pandemia. Carreteras vacías, restaurantes cerrados, todo muy surrealista. Afortunadamente todas nuestras familias están saliendo indemnes de toda esta situación, y excepto algún pequeño instante de incertidumbre esperando un resultado de una PCR o de un test de antígenos, por lo demás, hemos librado bastante bien y nos sentimos muy afortunados por ello.

Se dice que un disco no “nace” hasta que no se presenta en directo.

Pues no estoy de acuerdo. Los Beatles dejaron de tocar en directo para meterse en el estudio y hacer algunos de sus trabajos más sorprendentes y arriesgados. Incluso algunas obras maestras. Yo creo que esto que me dices es más bien una fórmula de marketing bastante típica de un sector industrial bastante anquilosado en los viejos mecanismos de ventas. A día de hoy hay verdaderos artistas cuyos videos caseros tienen más de medio millón de reproducciones en plataformas digitales y aún ni siquiera han salido de la habitación que ocupan en casa de sus padres.

Ya han pasado varios meses desde que salió a la venta y las críticas han sido buenas. ¿Ayuda eso a enfrentarse a la presentación en directo con más “tranquilidad”?

En realidad no. Te diría a bote pronto que es probable que se hayan creado más expectativas y eso quiere decir que estás expuesto a la opinión de mucha más gente. Pero somos una banda de músicos cuya principal motivación es pasárselo bien durante los 60 o 70 minutos que estamos sobre el escenario, de manera que tampoco dejamos que ese tema nos condicione demasiado. Vamos a nuestra bola, a pasarlo bien. Si la banda se lo pasa bien, entonces quizá el público se lo pase DPM.

Vais a coincidir con Sonic Trash que también, por fin, presentan disco.

Si, cierto. Ya teníamos ganas de coincidir con ellos en un escenario. Somos amigos desde hace mucho tiempo y cuando Adrián nos propuso el bolo, no hubo ninguna duda en responder que adelante con los farolillos.

Y siguiendo con las coincidencias…ambas bandas (Sonic Trash en un disco anterior) habéis apostado a la hora de grabar por Silver Recordings y Martín Capsula. ¿Qué tiene Martin?

Jajajaja…..bueno, en esta última ocasión, creo que Sonic Trash han grabado en otra parte, pero sí, anteriormente Martín ha colaborado con ellos. Hace tiempo nos dijo nuestro exagerado amigo Javi Rubio (Asesino el Rock’n’Roll, Irola Irratia) que si le hubieran dado un euro cada vez que una banda le hablaba maravillas de Martín, ahora sería millonario. Martín lo que tiene es un secreto muy bien guardado, y que sólo lo comparte con aquellos que entran en su casa. Y es que aunque yo quisiera contártelo, no podría. Es mejor verlo en acción y averiguar por ti  mismo de qué se trata.

Nos centramos en “Fast Forward”. Una de las cosas que llaman la atención es que hay tres temas en castellano. En el anterior predominaba el inglés. ¿Qué os lleva a utilizar uno u otro idioma en una canción?

En nuestro primer álbum, precisamente la que le daba el título, “Kinki Girl”, también es una canción en castellano. No somos nada ortodoxos con el tema del idioma. Para nosotros es más importante el mensaje, y el mensaje puede estar en muchas lenguas. Ahora bien, a la hora de componer música (sobre todo a la hora de componer rock’n’roll) existe una tendencia natural a escribir en inglés. Personalmente a mí me ocurre. Sin embargo a la hora de cantar, Bea está más cómoda haciéndolo en castellano, que es la lengua en la que ella vive. De manera que tratamos de llegar a un punto medio. Por otro lado, siempre que surge esta pregunta, nos vemos en la obligación de hablar de María Jove, una escritora amiga muy talentosa, que nos ayuda mucho con los textos y que esperamos que siga haciéndolo, mientras le parezca divertido.

También sorprende, positivamente, que las dos canciones que cierran el álbum sean el tema más rápido del disco, “Mama It’s All Right” y la cover del “(I Just Can’t) Get You Out Off My Head” de Kylie Minogue.

“Giraffe Woman” y “Get you out off my head” fueron las dos canciones que editamos sólo digitalmente como single en 2018, no hubo formato físico. Así que pensamos que era buena idea incluir el trabajo que hicimos en Rockstudios con Carlos Creator en el vinilo. Pero claro, tampoco era cuestión de que con ello el trabajo de Martín se viera deslucido, de manera que decidimos poner una canción al final de cada cara del vinilo. Por eso la versión de Kylie Minogue cierra el disco. El resto es casualidad.

Sin duda sois una banda que no cede a imposiciones y hacéis lo que os apetece, por decirlo educadamente. ¡Un ejemplo es el del tema “Hey you baby!” que aparecía en la maqueta y en vuestro primer álbum.

Es que a todas nos parece que es un temazo y parecía que aún no habíamos dado con la tecla adecuada. Hasta ahora.

¿Se aleja el sonido de este trabajo del punk rock? Hay temas que suenan más oscuros.

No creo que se alejen del punk rock. Igual si se alejan un poco de nuestra alma garajera, que también la tenemos. En cuanto a esos temas que suenan más oscuros, yo creo que se debe a que, en ellos concretamente, la melodía predomina sobre el riff de guitarras o sobre el ritmo, pero no es nada intencionado. El gusto musical de las personas que han pasado y están ahora en The Ribbons es muy amplio y complejo y por ello también tienen lugar este tipo de canciones.

El disco se mantiene muy arriba a lo largo de los cuarenta minutos que dura, sin altibajos. ¿Influye en ello ese sonido clásico que le habéis imprimido?

La labor de Martín ha sido indudablemente fundamental. Pero antes de entrar a grabar con él éramos también muy conscientes de que teníamos entre manos una colección de canciones muy buenas, bastante distintas en concepto unas de otras, pero con algo en común simultáneamente: una base rítmica potente, guitarras afiladas, y una estupenda cantante que te envuelve sensualmente con sus palabras y susurros. Sota, caballo y rey. Es también por eso que el disco se hace disfrutable desde el principio hasta el final.

Hablando de clásico. ¿La portada es homenaje a…?

Vale, nos habéis pillado…… al LAMF de Johnny Thunders and the Heartbreakers. Es muy evidente ¿verdad?

FFWD, ¿Por qué ese título?

Lo teníamos en reserva desde hacía mucho tiempo. Además de ser otro homenaje a los ingleses The Inmates, también es una manera de decir que no nos vamos a rendir, y que pase lo que pase seguimos adelante. Y de repente llega el covid19 y estamos confinados en casa. Ese título incrementó en ese momento su dimensión existencialista, de manera que fue perfecto: Beti Aurrera.

Lo que está claro es que es un disco que te arrastra a bailar. ¿Aguantará la gente sentada en las sillas?

La gente que haga lo que le salga de la txirla o del nardo. Ya somos todos mayorcitos y suficientemente responsables. De manera que si no aguantas en la silla y te pones a bailar, no pasa nada. Por parte de la banda, te puedo asegurar que vamos a hacer todo lo posible por arrancarles de la silla para que muevan el culo, la cabeza y todo el resto del cuerpo frenéticamente. No es una promesa, es un desafío.

 

¡Compártelo con el mundo!
Edu Gascón
Periodista y fotógrafo. Colaborador en ORPHEO y desde hace años en esta web. Subdirector y coordinador de contenidos.

Deja una respuesta

cinco + 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top