BBK Bilbao Music Legends Fest 2023: The Cult superados por Uli Jon Roth

BBK Bilbao Music Legends Fest 2023: The Cult superados por Uli Jon Roth

En la pasada edición del BBK Bilbao Music Legends fuimos con pocas expectativas por dos motivos. No nos gustaba, a priori, demasiado el cartel presentado y tampoco el sitio cerrado tras las maravillosas primeras ediciones en La Ola de Sondika en medio de la naturaleza. Todas esas dudas se disiparon por el excelente sonido y ambiente que hubo los dos días y porque las bandas con las que teníamos dudas dieron lo mejor de sí y así gozamos como locos con Status Quo, Paul Carrack o Hawkwind, entre otros.

Este año también teníamos la predisposición a pensar que la jornada del sábado era mucho más estelar que la del viernes. Esta vez sí que acertamos de pleno. Para mí fue la jornada más floja que recuerdo de todas las ediciones, solo salvada por el enorme placer por reencontrase con viejos amigos como sucede también el Azkena y como ya habíamos vivido el fin de semana pasado. Bueno, también por algunos momentos musicales para llevarse en el recuerdo en una edición (dado el gran cartel conjuntado por Dekker Events) con bonos agotados y con muy pocas entradas de día si es que quedó alguna, aunque la verdad es que tampoco hubo grandes agobios.

Los encargados de inaugurar el festival fueron los casi locales Willis Drummond. Una banda de Iparralde de sobra conocida por Bilbo porque tocan muy a menudo. Una banda de amplia trayectoria y con más de media docena de destacados discos hasta la fecha. Pero es que en directo son una auténtica apisonadora de ritmos y sonidos rock’n’roll y así lo volvieron a demostrar, centrándose lo que más en su último y gran disco, «Hala Ere«, con su apetitosa mandarina en portada. Conectaron hasta con algunos foráneos como mis amigos gallegos Julio y Fernando que así me lo hicieron saber, aunque les sorprendió más Anari el pasado año.

Llegó la primera actuación al aire libre (en el Voodoo Child), para el cambio de escenario entre grupos y le tocó a los locales Sua. Cumplieron para mí. Gran y poderosa cantante y muchas canciones de su reciente «Gorde Genituen Beldurrak», como ese buen single y videoclip titulado ‘Ez Dira Gai’. Su combinación sonora pasaba sin rubor entre el dream pop de Beach House y ciertos ramalazos más post-punk. En los temas más rockeros clásicos era inevitable acordarse de los momentos más estelares de Dover. Bien.

Volvimos adentro con ganas para ver a Nikki Hill que era de los nombres apuntados con mayúscula para la 1ª jornada. Bien apuntado estaba. Nos encantaba esa definición que hicieron en Rolling Stone de que sonaba como Tina Turner cantando al frente de AC/DC y demostró con su poderoso y entregado directo que no era nada exagerado ni descabellado. El sonido, como en casi toda la jornada, dejó bastante que desear, sobre todo en las primeras filas que es dónde nos gusta estar por la cosa del ambiente y la confraternización.

Siempre es un placer y una gran diversión ver a The Daltonics en directo y una vez más volvieron a demostrar que son una de las mejores bandas de Euskadi en vivo con su combinación ganadora entre Dr. Feelgood, The Fuzztones y Siniestro Total (¡esas guapas y desternillantes letras!). Se merendaron casi al completo su “3” y entusiasmaron hasta a los veteranos rockeros venidos de fuera que no conocían aún su propuesta. A Julio le encantaron y bailó como un cosaco en primeras filas como el menda. También lo hizo Martín Capsula que luego bajó a ver a los prometedores y estupendos Head Holes, para regresar posteriormente a The Cult. Por supuesto no faltó ‘Es Lo Que Hay’ su gran versión adaptada de los Feelgood. Y es que es lo que hay con Daltonics, diversión, buen rollo, buen humor y mucho baile. De lo que mejor sabor de boca nos dejó del día.

Uli Jon Roth venía con la estela de haber dado un espectacular concierto en el Ciclo Music Legends de la Sala BBK (07-11-2021). El ex guitarrista de Scorpions cautivó hasta a los no demasiado adeptos al hard rock y el heavy metal en dicha ocasión. En esta segunda cita y en el Bilbao Arena de Miribilla, lo volvió a hacer con enorme actitud y depurada técnica al lado de una gran banda. Pero también con muy buenas canciones no necesariamente hits comerciales de los alemanes pero que en su época sí lo fueron. Cómo ‘Fly To The Rainbow’, ‘In Trance’ y ‘Catch Your Train’, por citar tres de las siete canciones que interpretaron en su show. 

No es extraño que se le equipare a los más grandes guitarristas tales como Eddie Van Halen, Joe Satriani o Steve Vai. La diferencia es que con su buena banda hacen más “canciones” que los citados anteriormente. Sonaron impecables y potentes y a pesar de no ser mi estilo predilecto fueron, con diferencia, lo mejor de la velada. Dejó espacio también para su segundo y gran guitarrista, David Klosinki. Buenos teclados, un solvente batería y el gran cantante de clásico hard-rock, y a su vez bajista, Niklas Turman. Sin duda, los triunfadores indiscutibles de la primera jornada. 

La Vargas Blues Band no necesita presentación por estos lares a los que acuden a menudo a salas medianas dejando un excelente sabor de boca. Además, traían nuevo disco jugoso como es «Stoner Night» del que también dispone de una segunda parte bajo el título de «Stoner Night. Volume 2». Volvió a demostrar por qué está considerado como uno de los mejores guitarristas de blues-rock de la actualidad. También cuando añade aromas latinos a lo Santana. La verdad es que nos han gustado más en otras ocasiones en salas de mediano aforo, pero no estuvieron nada mal.

Llegó la banda estelar del día. Unos The Cult que no han hecho demasiado buenos discos en los últimos años pero que tienen calentito todavía el destacado “Under The Midnight Sun”. Por supuesto, que gustaron mucho más cuando rescataron joyas pretéritas de sus discos más clásicos, cómo fueron los himnos de ‘Sweet Soul Sister’, ‘Wild Flower’, ‘Rain’ y ‘She Shells Sanctuary’. Venían con la estela de ser una banda siempre eficiente y efectiva en directo, pero volvió a sonar bajo y apelmazado en las primeras filas, aunque escuchamos que atrás se oyó bastante mejor.

No sé cómo no le dio un achuchón a Ian Astbury con ese gabán que parecía muy caluroso que llevaba. Mientras que el guitarrista Billy Duffy estuvo en su línea habitual ejecutando esos memorables riffs que tanto le han caracterizado a lo largo de la extensa trayectoria de la formación. Remontaron un poco hacia el final con sus clásicos más conocidos, dejando para el tramo final ‘Peace Dog’ y ‘Love Removal Machine’. Pero para mí fueron una gran decepción siendo, además, cabezas de cartel. El sábado, muchos decían que estuvieron más que bien y yo nos les llevaré la contraria.

Y tampoco a Txema De la Cruz (autor de las imágenes) que para él fueron los grandes triunfadores de la velada junto a Uli Jon Roth en un merecido segundo puesto por delante de la Vargas Blues Bland que le dejó algo frío su directo. Además me transmite que haga mención al sobrado, entretenido y animado concierto que dieron The Daltonics. Y ya por último, los menos agraciados desde su particular punto de vista fueron Nikki Hill que no llegó a conectar con su apelmazado show. Al igual que Sua y Willis Drummond, a pesar de sus intentos por agradar al público congregado. Siendo estos últimos, los que más le gustaron de estas tres bandas mencionadas anteriormente. 

  • Fotografías: Txema De La Cruz (Txemaiden).
Visited 1 times, 1 visit(s) today
¡Compártelo con el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.