BudaSam: «Nada es para siempre»

BudaSam: «Nada es para siempre»

BudaSam con este nuevo disco ‘Nada es para siempre’ ha conseguido crear su mejor trabajo hasta la fecha. Y uno de los principales argumentos para afirmar tal alago proviene de su estudiada renovación de varios miembros quiénes con su destreza y aportación han elevado la calidad musical de la banda. En un disco cargado de enormes himnos del hard rock más clásico y comercial. Donde su cantante Iván Gonzalez se muestra enormemente pletórico e inspirado. Y que junto a su fiel compañero, el guitarrista Kike Herrero, siendo ellos los dos únicos miembros fundadores de esta banda bilbaína, han logrado componer un disco muy dinámico y sobre todo disfrutable.

Los nuevos miembros de BudaSam, el guitarrista Carlos Mercury, el bajista Jabi Vilumbrales, dos músicos curtidos en cientos de conciertos, y el joven baterista Ander Mendoza, han dado una solidez a la banda que han demostrado con este disco que eran las piezas claves para que el engranaje sonoro de BudaSam fluya a las mil maravillas. Y si a todo esto le sumas que ha sido grabado, producido y masterizado por Pedro J, Monge en los Chromaticity Studios, la calidad sube un punto más.

La mirada puesta en los años ochenta donde el hard rock vivía su época dorada se ve reflejada fielmente en la pegadiza “Aquella canción” que contiene unas elaboradas letras junto a un adictivo estribillo. Consiguiendo de esta manera engancharte a la primera de cambio. La penetrante “Perdidos en septiembre” es la siguiente en sonar donde los estribillos son su principal gancho sonoro. Y que junto a sus afiladas guitarras, hacen de ella ser una de las destacadas. De seguido aparece el corte que da nombre al álbum y nuevamente la banda se muestra pletórica en todas sus facetas. Consiguiendo plasmar una memorable canción que contiene esos estribillos y coros que te animan a cantarlos a pleno pulmón. La adrenalina sigue al máximo para encarar el latigazo sonoro que destila “Golpe a golpe”. Una aguerrida canción que no deja de lado su faceta más comercial a través de los socorridos estribillos donde las guitarras vuelven a tomar el papel protagonista. En “Ya no sirve una oración” la banda se ofrece mucho más engrasada y sobre todo más blusera contando con ese leve toque soul a cargo de Leire Tejada.

La energía que desprende lo nuevo de BudaSam sigue intacta y para muestra obtenemos la potente “En medio del huracán” donde nuevamente el cantante se muestra pletórico al igual que el resto de la banda. Tras una breve intro aparece la arrolladora “Fugitivos”. Una canción rebelde y chulesca donde las letras son las que marcan ese atronador ritmo que posee. “Baila solo para mi” sigue por la misma estela sonora que el anterior tema pero con un ritmo algo más pausado haciendo hincapié de nuevo a esos penetrantes y envolventes estribillos que tan bien saben ejecutar todos ellos. Y que siguen siendo uno de los puntos fuertes de todo el disco. Lo mismo que ocurre con esas guitarras de Kike y Carlos que siguen estando muy presentes. Quiénes precisamente son ellos los que vuelven a marcar el ritmo en la semi rockera “Calles mojadas”. Para después, despedirse por todo lo alto con la blusera “Tan sólo apaga la luz”. Demostrando de esta manera que el blues rock también tiene cabida dentro de BudaSam, ya que el notable resultado de este último corte así lo demuestra.

En definitiva, el nuevo disco de BudaSam nos ha cautivado desde su principio hasta su final. Consiguiendo que “Nada es para siempre” sea un título para reflexionar y que la renovación hecha en la banda ha sido todo un acierto para devolver a la senda del éxito a esta sólida banda bilbaína de hard rock.

Visited 1 times, 1 visit(s) today
¡Compártelo con el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.