Jaimones + The Daltonics: Rock’N’Roll Party Night

Jaimones + The Daltonics: Rock’N’Roll Party Night

¡Estaba anunciado de antemano como una “Rock’N’Roll Party Night” y así fue de principio a fin! Yo no me quedé de los últimos, eh. Una gozada de diversión y buen e imperecedero r’n’r de principio a fin. Tuvieron la cortesía de abrir para sus amigos Jaimones, los más “veteranos” The Daltonics que siguen sacando jugo a ese gran “3” (Family Spree Recordings) con estupenda portada inspirada en el tebeo “13 Rúe Del Percebe”. Pero antes de comenzar su repaso casi completo nos deleitaron con varios hits “viejunos” como la siempre genial ‘Cuñaos’ o ‘Lo Que Más Me Gusta’ (…“es ver a tu novia en pilates”).

Siempre con su gran sentido del humor y con su infalible batería de sonidos que oscila entre los Fuzztones, Siniestro Total, The Who y Dr. Feelgood. Estos últimos, especialmente, cuando Álex se retuerce soplando sus armónicas (como si lo estuviera haciendo con la botella de ron) con su micrófono vintage. Luego, ya montaron su ‘Junta De Vecinos’ para entrar en “3” y se comieron el ‘Kebab’ (no sabemos si de cordero o de pollo, pero nos invitaron a cenarlo con ellos). No podía faltar su ya clásico ‘Es Lo Que Hay’ (‘She Does It Right’) de los Feelgood. Volviendo al último disco, se descojonó la peña con la genial letra de ‘Síndrome de Peter Pan’ y empujaron a Perico Delgado para que llegara puntual a la salida del Tour en ‘Gregarios de Lujo’ (“dedicada” al alcalde de Bilbao, mientras estábamos todos en jornada de reflexión).

Lo volvieron a bordar con su tema más lento, más largo y más político hasta la fecha como es su ‘Zombi Facha’, también con su buen sarcasmo electoral a cargo de Álex. Una gozada puro Fuzztones. Por cierto, que echamos de menos alguna de sus geniales adaptaciones al castellano como ese ‘1-2-5’, presente en su último trabajo. A cambio se pusieron el ‘Pullover’ de Johnny Kidd & The Pirates. Tampoco faltó su single playero ‘Mójate La Tripa’ y el final fue, creo, con la fantástica ‘A Cagar En Tu Bar’ que tanto le gusta a Jautxa. Mucho cachondeo y mucha fiesta, sí, pero también logrado rhythm and blues con excelentes peleas en los riffs y los punteos entre Pablo y Egoitz, muy bien respaldados por el bajo de Strummer y la impenitente batería del simpar Dani. ¡Cómo calentaron la Party los cabrones!

Llegaba el momento para los Jaimones muy bien respaldados por muchos amigos presentes. No sé si fue “accidente” o algo premeditado, pero estuvo muy bien el “look” de los 4 como si de la mismísima Creedence se tratara. Además, es otro de sus grupos bandera, a sumar a su querido southern rock, Neil Young o el 50’s rock’n’roll. Algunos aún no conocían una de las mejores propuestas de rock sureño de Euskadi de los últimos años y se sorprendieron desde el comienzo con su ‘The Return’, perteneciente a su primer disco, “Gas Station – Greatest Hits Vol. 1”.

En las concurridas primeras filas algunos preguntaban si era una versión de la Marshall, los Allman o los Lynyrd. Tocaron su disco al completo y Sergio empezó a romper la timidez incial al cantar su ‘Don’t Give Up’ en el más puro estilo rhythm and blues a lo ZZ Top y con el lucimiento de Iván en algunos punteos. Han mejorado su sonido y su técnica a base de los ensayos obligados por el “dictador” Armando y se nota en directo para bien. También nos dieron el habitual chapuzón en la ría con su estupenda balada campestre ‘Back To The River’ que, con sus cuidadas voces siempre nos lleva a Crosby, Stills, Nash & Young o hasta a The Band. Muy bueno su single ‘Painting’ con esas buenas guitarras trenzadas sureñas y muy Allman entre Iván y Sergio que cada vez se compenetran mejor. Esto va sin segundas, eh, que andaban por ahí las mujeres.

Como Iván se iba al día siguiente a Finlandia bordaron su ‘Filandia’ (sin la primera “N”, sí, Mikel) con más guapos dobles punteos para que tocáramos nuestras guitarras imaginarias al viento. Cayó algún buen tema nuevo y dejaron claro que piden a gritos un nuevo disco con más canciones propias (aunque metan alguna de sus clásicas versiones o alguna sorpresa para dicha reválida). Y esas buenas versiones fueron el colofón a esa gran “Party” montada. Infalibles con el ‘Can’t You See’ de la Marshall Tucker Band que tanto gusta al gran Jose Mari. Dos geniales ‘Meddleys” de fifties rock’n’roll con mucho Elvis Presley, pero también con un genial ‘Tutti Frutti’ de Little Richard nos pusieron a bailar a todos. Siguió la fiesta con el ‘Old Time Rock & Roll’ de Bob Seger que todo el mundo coreó y en el que Álex se subió a escena con su brutal armónica. Eso fue justo antes de la fiesta final con el ‘Rockin In The Free World’ de Neil Young, ya con casi todos los Daltonics también sobre el escenario y hasta un entregado Eneko ayudando en el impagable estribillo.

Esta vez no fue necesario que estuviera dedicada para el inmortal Rafa (siempre estará en nuestros corazones) porque mucha gente sabía que iba dedicada para él, pues trabajó en el Azkena y enamoró con su simpatía, empatía y eterna sonrisa a la gente que lo frecuentábamos. Siempre le echaremos de menos, pero con alegría en nuestros pensamientos. ¡Bueno, que esto era una fiesta del rock’n’roll y nos ponemos melancólicos! La buena cantidad de peña congregada se lo pasó en grande y todos los músicos también. ¿Qué más se puede pedir para una “Rock ‘N’ Roll (o Ron) Party Night”?

¡Compártelo con el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 18 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.