Estás en
Portada > Conciertos > Derby Motoreta’s Burrito Kachimba: Kinkidelia, kinkidelia y más kinkidelia

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba: Kinkidelia, kinkidelia y más kinkidelia

Fotografías: Txema de la Cruz.

Recientemente entrevistábamos (leer aquí) a Derby Motoreta’s Burrito Kachimba. No es para menos. En los últimos años se han convertido en uno de los grupos más destacados del panorama estatal. La banda andaluza arrolla con una propuesta potente en la que sobresale esa mezcla de flamenco, rock progresivo, y tintes psicodélicos que despliegan en sus discos y, sobre todo, en unos directos en los que nadie queda indiferente. Lo pudimos comprobar el pasado viernes en la sala Santana 27 en la que DMBK ofrecieron uno de los conciertos del final de gira de su segundo disco ‘Hilo negro‘.

La tarde del viernes era propicia para buscar refugio de la lluvia y no fue poco el público que se acercó hasta Bolueta a disfrutar del directo de los sevillanos. Durante noventa minutos pudimos disfrutar de un set list de diecisiete canciones de sus dos LP’s, y de la B.S.O. de ‘Las leyes de la frontera‘, de la que fueron autores, y del 7″ que tienen publicado. Todo bajo un sonido impecable y unas luces que jugaban en ocasiones con las sombras y acentuaban en otras la psicodelia. Si a eso le añadimos la energía que desarrolla la banda sobre el escenario, la fiesta, pogos incluidos, estaba más que asegurada.

¡Y así fue! Desde que abrieron con «KBMD» fue un no parar. La voz directa  y sentida de Dandy destacaba entre unas nítidas guitarras y un elegante bajo. Como un verdadero vendaval fueron «The New Gizz«, «Porselana Teeth«, «Caño cojo» y «El Valle«. Estos cuatro temas fueron suficientes para rendir a un público entregado. «RGTQ» y «Las leyes de la frontera» se pudieron disfrutar diferenciando a la perfección los distintos elementos. Brutal resultó esa «Gitana» en la que las guitarras rugen como en el mejor hard rock.

Tras «Turbocamello» y sus sonidos de sitar, la banda interpretó las dos partes de «Somnium Igni«. En la primera pusieron de manifiesto sus raíces flamencas con Dandy Piranha y Gringo sentados en un improvisado ‘tablao’. La segunda nos lleva a una descarga eléctrica en el que se ponen en juego toda las claves de ese estilo que han bautizado como kinkidelia. Tras «Aliento de dragón» aseguraron que entraban ‘en la parte más dura‘.

Dicho y hecho. Echaron más combustible a un encendido público con «Dámela«, «13 Monos» y «Samrkanda«. El final, aunque esperado, no dejó de impresionarnos; la versión de «Nana del caballo grande» de Camarón y  «El salto del gitano» que siempre cierra sus conciertos entre pogos y saltos del respetable.

A ritmo de ‘La cachimba‘ de Los Chichos el grupo se despidió de un público que aún pedía más. Un concierto como el del viernes deja claro que DMBK no ha tocado techo aún y tiene mucha kinkidelia para repartir.

¡Compártelo con el mundo!
Edu Gascón
Periodista y fotógrafo. Colaborador en ORPHEO y desde hace años en esta web. Subdirector y coordinador de contenidos.

Deja una respuesta

trece − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top