Derby Motoreta’s Burrito Kachimba: «La kinkidelia tiene un componente primario muy pegado a la raíz esencial de lo que un ser humano es».

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba: «La kinkidelia tiene un componente primario muy pegado a la raíz esencial de lo que un ser humano es».

Los andaluces Derby Motoreta´s Burrito Kachimba regresan a Bilbao este próximo viernes 18 de noviembre. Lo hacen inmersos en un final de gira que les ha llevado a cruzar el charco y actuar en América, algo que nunca imaginaron y que les ha aportado nuevas experiencias. Su actuación será en Santana 27 (20:30 horas – 20 euros + gastos) y, aprovechando la ocasión, volvemos a charlar con ellos para saber cómo están siendo estos últimos meses de conciertos.

Os entrevistamos en mayo del año pasado, se acababa de publicar “Hilo negro” y en vísperas de su presentación en Barakaldo. Ahora estáis acabando la gira … ¿En qué momento os encontráis?

Estamos en la recta final de la gira, muy ilusionados y contentos y con la motoreta chorreando grasa.

En cuanto a “Hilo negro”, ¿Qué evaluación hacéis del mismo? ¿Ha logrado vuestras expectativas?

“Hilo Negro” nos está dando muchas alegrías, ha superado con creces todas nuestras expectativas, más de ciento cincuenta conciertos, tres excursiones al otro lado del charco, número uno en ventas de vinilos, conocer a gente increíble, el cariño y el calor del público… Un auténtico sueño hecho realidad.

Además de conciertos y festivales por toda España, habéis cruzado el charco: EEUU, Argentina, Chile y México. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Increíble, nunca pensamos que con nuestro segundo álbum de estudio pudiéramos ir al continente americano a cantar nuestras coplas. Ha habido momentos duros porque mover a una banda como nosotros con tantos miembros y tanta cacharrería es difícil pero tremendamente reconfortante, cada gota de sudor mereció la pena. Allí hemos encontrado un nuevo público con una nueva energía que nos retroalimenta para querer seguir y volver muchas veces más.

Fotografía: Van Stokkum

¿Funciona vuestro estilo en aquellas latitudes? Preguntado de otra manera, ¿Funciona la kinkidelia al otro lado del charco?

La kinkidelia tiene un componente primario muy pegado a la raíz esencial de lo que un ser humano es, algo parecido a un cántico llegado de más allá de las fronteras de lo intangible, una especie de música tribal que conecta con el fuego interno, así que la gente sale de nuestros shows completamente despeinada y con el botón del pantalón desabrochado. Hemos recibido un cariño y un calor al otro lado del charco brutal. Algo parecido a conocer a alguien por primera vez y saber que vais a ser colegas para siempre.

Daniel Monzón os hizo responsables de la B.S.O. de “Las leyes de la frontera”. ¿Cómo os enfrentasteis a este trabajo?¿Resulta complicado componer para una película? 

Como con todas las cosas que hacemos, con mucho amor, pasión y cariño. Nuestra metodología de trabajo no cambió en esencia, solo re direccionamos la energía para plegarnos a la película y lo que cuenta. Y con la ayuda de Daniel y su equipo logramos componer un puzzle sónico que se adhiere al film de una manera natural y orgánica.

La canción principal estuvo nominada para Los Goya. Un reconocimiento más en vuestra corta carrera.

La nominación de los Goya e ir a la gala fue algo muy divertido, para nosotros que somos hombres de las praderas pasear por las cuevas suntuosas es una experiencia exótica.

Estáis finalizando la gira, ¿Cómo afrontáis estos últimos conciertos?

Con mucha ilusión, la etapa se está terminando y ya podemos ver la meta a lo lejos, hemos conseguido separarnos del pelotón y ya solo queda el sprint final. Estamos de celebración, estos últimos conciertos van a ser una fiesta a todos los niveles y el objetivo es que todos sean inolvidables para el público que venga a vernos.

Y después de esta gira … ¿Descansar o vais a poneros con el siguiente trabajo? ¿Tenéis ya perfiladas las líneas del mismo?

Ya estamos en las fases iniciales de lo que será el tercer disco de la banda, en cuanto acabe la gira nos meteremos en la cueva a cocinar el siguiente guiso, aún no sabemos qué color ni sabor tendrá, pero nos vamos a dejar el alma para que sea lo mejor que hemos hecho.

Con “DMBK” e “Hilo negro” (al igual que con el 7” y la B.S.O.) se puede decir que habéis triunfado; buenas críticas de la prensa y buena acogida del público. ¿Supone eso presión de cara al siguiente LP?

Para nosotros el triunfo es que la banda se haya convertido en una realidad, que haya un público que cante las letras y se emocione tanto con nuestra música, ese es el triunfo para nosotros. La presión la redirigimos, hemos venido a jugar, es parte del trato, si tienes que tirar el penalti que decide el partido en el último minuto has de usar esa energía a tu favor, así que estamos excitados y con muchas ganas de abrir el tercer melón y que todo el mundo lo devore.

¿Qué nos vamos a encontrar quienes acudamos al concierto del día 18 en Santana 27?

Una batalla campal de amor, el choque de cuerpos celestes a la velocidad de la luz, una inundación de percepciones espirituo-corporales, seis locos sudando mucho y atravesando el tiempo montados en una motoreta hasta arriba de grasa acariciándote el paladar del alma.

¡Compártelo con el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.