Estás en
Portada > Conciertos > Florence y Childish Gambino eclipsan otras propuestas interesantes en la primera jornada del BBK Live

Florence y Childish Gambino eclipsan otras propuestas interesantes en la primera jornada del BBK Live

Fotografía: Jordi Vidal y Oscar L. Tejada

Estaba claro que tanto Florence + The Machine y Childish Gambino iban a ser los protagonistas de la primera jornada del BBK Live que comenzó ayer. Ambos artistas venían con la vitola de números uno mundiales y eso hizo que sus conciertos de ayer fueron los más multitudinarios.

Childish Gambino sorprendió al respetable con un espectáculo de luces y dominio del escenario que recordaba a artistas de gran talla (no damos nombres por que las comparaciones son odiosas). El también actor (participó en la última de la saga de Stars Wars) se marcó unos bailes que le hicieron amo y señor del escenario. Sinceramente se le ve “eso” que tienen los artistas llamados a convertirse en estrellas.

Lo de Florence + The Machine es caso aparte.  Mucho antes de empezar el concierto el escenario Bilbao (el principal del reciento) estaba atestado de gente. Pocos artistas han entrado en la escena musical como la banda de Florence Welch. La británica ofreció un concierto en el que se entre mezclan lo barroco, lo cinematográfico y teatral. Tampoco faltaron sus singles más comerciales. Apoyada por ocho músicos interpretó canciones de toda su discografía en los que infundió pasión y energía a raudales. Con un escenario adornado con motivos florales y una voz encandiló a la multitud.

En el escenario Heineken actuaron los otros cabezas de cartel del día de ayer. Los también británicos Alt-J. (formato trio) congregaron también a miles de seguidores (y no seguidores) frente a un escenario dotado de una gran infraestructura lumínica. Y es que el montaje de luces que ofrecieron Alt-J envolvía las canciones con el aura necesaria para hacer bailar y vibrar. Con un particular estilo que les diferencia del resto de propuestas nos presentaron su nuevo disco “Relaxer” y nos recordaron éxitos de sus anteriores trabajos. Conciertos como el de ayer justifican la reputación con la que venían avalados.

En ocasiones los cabezas de cartel restan protagonismo a otros artistas programados en cartel. Ayer fue el caso. En una tarde noche en el que se pudo disfrutar de géneros como rock, la psicodelia, el garaje, el pop e incluso la música popular, un servidor descubrió propuestas más que interesantes. El grupo Temples fue una de ellas. Un rock psicodélico cuidado al detalle y una puesta en escena que derrocha gran carisma. Avalados por artistas como Noel Gallagher o Suede, Temples ha visto como su carrera ha crecido desde que compartiesen su primera maqueta a través de You Tube.

Otro proyecto diferente y atractivo fue el del dúo María Arnal con el guitarrista Marcel Bagés. Los catalanes deslumbraron a un público que aunque no muy numeroso si se abrió a esa fusión de la música popular (jota, flamenco) con sonidos más festivaleros (rock, indie y la electrónica). No faltaron introducciones con referencias a las fronteras, la inmigración y el machismo. Una propuesta que conjuga el catalán con el castellano y que fue de lo más fresco de la noche.

Y es que el calor apretaba (amenazaba tormenta) y se agradecía tanto la frescura física como la musical. De esta última también recibimos de la mano de Melenas. Cuatro chicas navarras (recién llegadas de sanfermines) que nos ofrecieron un garaje en castellano potente y a la vez sencillo. A esta propuesta underground solamente le falló el volumen bajo de la voz. Por lo demás muy buenas y magnéticas melodías.

También destacó el concierto de Morgan. Y eso que no hubo mucho feeling entre el público y los madrileños, seguramente por la hora. Con la cantante Nina a la cabeza, el guitarrista Paco López y el batería Ekain Elortza  ofrecieron un concierto “clásico” en el que tocaron los estilos más variados; Soul, r&b, funk, rock e incluso el góspel.  Desde temas cantados a la intimidad del piano a los sonidos más duros con Nina que llega a acariciar o a golpear con su voz.

Ofrecieron un muy buen concierto en el escenario Carpa Rural Zombies. Hace tiempo que sabemos que la de los de Zestoa es una de las propuestas  más interesantes de la nueva escena vasca. En poco tiempo han madurado su sonido y han conquistado al público. En su actuación de ayer presentaron su segundo disco “From home to Hospital St.”.  Hicieron un derroche de carisma con tonos entre lo melancólico y enérgico. Una interesante actuación a la que no llegamos fue la de Lukiek. La banda de Mungia, a la que vimos en el Antzoki el pasado abril, fue la banda encargada de abrir el Festival. Por lo que nos dicen quienes llegaron a tiempo la banda de Josu (Belako) ofreció un buen bolo.

 

Todo no podía ser positivo. Son muchas bandas y siempre puede haber decepciones. Esto ocurrió, desde mi humilde opinión, con la banda de Texas, Cigarettes After Sex. La banda aburrió en exceso con un pop demasiado apagado. Un ritmo que adormecía al numeroso público congregado para ver a los estadounidenses.

En definitiva, una buena primera jornada de festival. Mucho calor, colas y propuestas musicales interesantes pero eclipsadas por los cabezas de cartel. Hubo artistas a los que no pudimos ver por horarios y porque a determinadas horas uno tiene que descansar. Hoy viernes, con alerta por lluvia y tormenta incluida, subiremos a seguir descubriendo artistas. No tan conocidos como The XX, The Chemical Brother o My Bloody Valentine, cabezas de cartel de esta segunda jornada. Aún así seguro que nos sorprenden.

¡Compártelo con el mundo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar