Estás en
Portada > Discos > Lydia Loveless: “Boy Crazy And Single(s)” (Bloodshot / Bertus / Promola!)

Lydia Loveless: “Boy Crazy And Single(s)” (Bloodshot / Bertus / Promola!)

¡Se nos acaban los calificativos para la clase, la voz y la personalidad de la, todavía, muy joven Lydia Loveless! La guerrillera creadora de canciones pelirroja firmó el pasado año un realmente delicioso y sincero “Real”, también para el imprescindible sello de Chicago, Bloodshot Records. Por cierto que también acaban de publicar este otoño el “Four Lost Souls” de Jon Langford. El hombre de The Mekons, Waco Brothers y The Pine Valley Cosmonauts se feu a Alabama para grabar esta joya rodeado por The Swampers y otros músicos legendarios por haber trabajado con los Rolling Stones, Bob Seger, Paul Simon, Traffic, Lynyrd Skynyrd, Rod Stewart, The Staple Singers o Wilson Pickett. Pero lo mejor es que el disco es un compendio de la mejor “Americana” que hayas podido escuchar jamás. Además es casi tan bueno como ilustrador reputado que como músico.

Pero volviendo a nuestra amorosa y encantadora Loveless, este disco es una recopilación de las cinco canciones de su estupendo EP titulado “Boy Crazy”. Es la primera vez que aparecen en vinilo y lo hacen acompañadas por 6 caras B y canciones no incluidas en sus discos anteriores entre las que se cuelan tres sorprendentes y refrescantes versiones. Así lo podemos considerar, prácticamente, como su cuarto disco oficial, porque tiene entidad, clase y canciones para ello. Solo regresa al rock de raíces de sus inicios en contadas ocasiones y se nos muestra como una artista de hoy de pop y rock’n’roll que también supera ya ese famoso bautizo de hace años de la revista Spin en la que decía que era como si Stevie Nicks cantara el “Born To Run” de Bruce Springsteen.

Evidentemente, algo de esto sigue siendo cierto todavía, pero lo es más aún (y también real como demostró en “Real”) que cada vez es más ella misma y todavía no ha llegado a los 30. Además en este especial disco suena fresca pues son canciones grabadas entre 2012 y 2015 con mucha cerveza de por medio y con posos ensayos previos para capturar la espontaneidad necesaria.

El comienzo con ‘All I konw’ es rítmico y tiene una magnífica steel guitar. Es fácil acordarse de Stevie Nicks, pero también de Bonnie Raitt. La melodía de ‘All the time’ es una de las más redondas que ha creado nunca y su espíritu rebelde a tope, con aromas al primer Bruce Springsteen, sale en ‘Lover’s spat’. La estupenda ‘Boy crazy’ suena aún más rebelde y eléctrica con la garra de los primeros Steve Earle o John Coughar Mellencamp. ‘The water’ es un impresionante lento, pero también cargado de electricidad y con cierto aroma a los mejores The Pretenders.

En el capítulo de versiones sorprende con el ‘Blind’ de Kesha, un estupendo lento con exquisitas guitarras. Cumple, sin más, con el ‘I would die 4 u’ de Prince y vuelve a emocionar en la final y estremecedora ‘Alison’ de Elvis Costello, sólo con su voz y con la guitarra eléctrica. Una de las mejores baladas de la historia con la que Lydia también cumple con creces. Antes también tenemos otra joya propia como es el precioso lento ‘Falling out of love’, pero también con un poderoso ritmo country. Este es uno de esos momentos en los que regresa algo más al estilo de sus comienzos. ¡Continuará creciendo y cogerá el testigo a Lucinda Williams!

¡Compártelo con el mundo!
Txema Mañeru
Periodista incombustible y melómano desaforado, como demuestra desde hace años en ORPHEO. Tenemos la suerte de contar con él también como redactor en RIB. Colaborador esencial.

Deja una respuesta

catorce + 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top