Estás en
Portada > Discos > Ramada Inn: “Pills For Horses” (Autoedición)

Ramada Inn: “Pills For Horses” (Autoedición)

Aunque ando en tiempos de sobre-saturación musical con todas las importantes novedades de este comienzo de año post-pandémico, una banda con el nombre de Ramada Inn, no podía dejarla pasar por alto. Sí, es el título de una de las mejores canciones que ha firmado Neil Young en el nuevo siglo. Y junto a Crazy Horse, claro. Parece que Neil y los muchachos del Caballo Loco tiran mucho por esa zona de Oñati y alrededores porque últimamente ha habido discos como el de Iker Martínez eta Zaldi Herrenak o Keia, que pasaron por estas páginas de Rock In Bilbo, en los que se apreciaban, también para bien, dicha referencia musical básica.

Claro que al frente de Ramada Inn tenemos la guitarra, la voz y las composiciones de Juan Valls. ¡Vaya composiciones! Pero junto a él también está en la guitarra Iñigo Ugarte, de Malenkonia, pero también de los Zaldi Herrenak de Iker Martínez. Además, otros músicos curtidos en formaciones de la zona como Lenao, Zingira o Herstura. Vamos, que la formación es reciente, pero sus músicos están curtidos en un montón de buenas aventuras musicales. Y no digamos ya el ilustre colaborador con órgano Hammond y piano Wurlitzer, Álvaro Turrión. Actualmente en los Lie Detectors, pero también con pasado en Chico Boom, Supersweet, Frank o Surfin’ Kaos.

Todos juntos, pero con los currados y sentidos temas de Juan Valls han facturado un espectacular “Pills For Horses” con título también relacionado con el bueno de Neil Young y sus compinches. Además, te damos la buena noticia de que lo presentarán el 6 de mayo en el Bira de Bilbo y te recomendamos no te lo pierdas pues estas canciones crecerán exponencialmente sobre un escenario. El disco lo puedes conseguir en el correo jvallsromo@gmail.com.

Disco que comienza con la nostálgica ‘Cold Enough To Make A Scene’ con ecos a Dylan y Young y los primeros buenos punteos sobre el cálido Hammond. No sólo de clásicos de los 60 viven los Ramada Inn. Así en ‘Not All The Cats Are Black’ se nota que también le gustan gente como Kurt Vile, Daniel Romano, Chuck Prophet o The War On Drugs. Muy buena la historia de ‘Cutthroat’ en la que aparece hasta Lee Van Cleef (tienes las trabajadas letras en el libreto). Además, un estribillo muy agradable que remite a los comienzos de Wilco. Muy bueno también el Wurlitzer de Turrión y los coros.

Pero es mucho mejor aún la segunda parte del disco. Comienza con un ‘Manzarek’s Garden’ de título revelador pero que no suena a The Doors. Eso sí, Álvaro vuelve a tener parte destacada con sus teclados. Sigue un precioso lento titulado ‘From Buzenval To Voltaire’. Tema expansivo para viajar de casi 6 minutos y que me recuerda al Nuevo Rock Americano y formaciones como Green On Red o los geniales suecos The Wayward Souls. Toques fronterizos entre Neil Young y John Hiatt y algunos de los mejores punteos del disco (hasta 3 de sus músicos tocan guitarras). Seguimos con gozadas para escuchar en coche con ventanillas abiertas como ‘I’ll Let You Guess’. Más mágicas guitarras y hasta aromas a los Jayhawks de Mark Olson. El final es otro lento maravilloso desde su título. ‘Wave Me Goodbye (If This World Covers My Eyes)’ tiene también mágicos coros y parece sacado del “After The Gold Rush” o del “Tonight’s The Night”. Más punteos destacados y buen trabajo de coros y buen final con la música apagándose poco a poco como si estuviéramos en “The Last Waltz”. ¡Pedazo de disco y pedazo de banda que seguro darán pedazo de conciertos!

¡Compártelo con el mundo!
Txema Mañeru
Periodista incombustible y melómano desaforado, como demuestra desde hace años en ORPHEO. Tenemos la suerte de contar con él también como redactor en RIB. Colaborador esencial.

Deja una respuesta

8 − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top