Estás en
Portada > Discos > Ryley Walker: «Golden Sings That Have Been Sung» (Dead Oceans / Everlasting Records)

Ryley Walker: «Golden Sings That Have Been Sung» (Dead Oceans / Everlasting Records)

¡Lo de este músico de Chicago es realmente sorprendente! No es que invente nada nuevo, pero sí que lo que hace no es muy usual en estos días y lo hace con una maestría envidiable para sus 27 añitos. Nos ha visitado ya en 5 ocasiones y cada vez acude más gente a sus conciertos. Este flamante «Golden Sings That Have Been Sung» (Dead Oceans / Everlasting Records) es ya su tercer disco, pero es que el segundo, «Primrose Green«, también en el estupendo sello Dead Oceans salió el pasado año y hasta estuvo en la prestigiosa lista de lo mejor del año de la revista MOJO. Seguro que este nuevo trabajo también ocupa un puesto bien alto este año.

Pero vamos a la música que elabora. Se engloba dentro del folk, pero dentro de este género añade muchos elementos del jazz, como la libertad absoluta, así como algún toque del post-rock de su ciudad. Es un consumado maestro de las guitarras y entre ellas saca magia a una vieja Guild D-35. Se hace referencia a muchos nombres clásicos al hablar de él y de sus canciones, pero para mí los tres básicos y más destacados son Tim Buckley y John Martyn por la libertad total y los destellos jazz y el de Bert Jansch por los increíbles sonidos que saca a su guitarra. Luego es también normal que se hable de otros clásicos como Nick Drake, Davy Graham, John Fahey o Tim Hardin, de quien versionó su ‘If I were a carpenter‘. También citan nombres más recientes como el de Andrew Bird y yo añadiría también el de Chad Vangaalen.

El nuevo y gran disco comienza con ‘The halfwit in me’ y ya se puede hablar de Martyn y de una guitarra a lo Bert Jansch. Las locuras entre hippies y ragas surgen ya con ‘Funny thing she said’ o la final ‘Age old tale’ con algunos aromas orientales y otros momentos que recuerdan a Tim Buckley e incluso al más alucinado Van Morrison de sus comienzos. Es impresionante y rico el sonido de ‘Sullen mind’ con momentos más introspectivos y otros en los que despegan la guitarra y el piano eléctricos. Con ellos llega la locura free-jazz o free folk-rock. No es extraño que algunos comparen lo que hace con el folk a lo que hacen Phish o Grateful Dead con el rock. Tampoco extraña que con sus toques medievales le encanté al bueno de Robert Plant lo que hace o que lo cataloguen de country-folk cósmico. ‘I will ask you twice’ tiene un cálido inicio acústico y bucólico. Otra pasada es el single de adelanto, ‘The roundabout’. También tiene intimidad y acústicas al comienzo, pero luego desbarra a lo Grateful Dead y con los aromas jazz del mejor John Martyn. ¡Primoroso y campestre! Además la guinda, estará de gira recomendada por Ruta 66 en noviembre y llegará hasta Donosti.

¡Compártelo con el mundo!
Txema Mañeru
Periodista incombustible y melómano desaforado, como demuestra desde hace años en ORPHEO. Tenemos la suerte de contar con él también como redactor en RIB. Colaborador esencial.

Deja una respuesta

dieciocho + 19 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top