Estás en
Portada > Discos > Still River: “Wood & Wire” (Be Cool Producciones)

Still River: “Wood & Wire” (Be Cool Producciones)

Still River

Se escuchó al terminar el concierto en el que recientemente Still River, acompañado por Julián Maeso en el cartel, presentaba su actual disco, “Wood & Wire”:“al final haremos mejor rock americano aquí que en Estado Unidos”. Al margen de la, supuesta, (des)proporcionalidad de dicha frase, lo que esconde el trabajo recién publicado por la banda vasca se ajusta a dicha afirmación y se manifiesta con grandiosidad dentro de los cauces clásicos de dicho género, tal y como ya nos avanza el propio título.

Transcurridos cuatro años desde aquel disco debut, con el ajustado nombre de “Demo”, en el que se mostraban como unos alumnos solventes y con momentos sobresalientes de este tipo de sonidos ya mencionados, su continuación multiplica aquel resultado y explosiona las fronteras que podíamos adjudicarles por lo escuchado hasta este momento tanto en calidad como en amplitud de miras a la hora de desarrollar su estilo.

A lo hora de calibrar la forma de interiorizar y expresar esas múltiples influencias con las que cuenta “Wood & Wire”, hay que poner la vista no solo, obviamente, en los propios componentes de la banda, sino también en la acertada elección a la hora de contar con colaboradores y diferente personal, desde la presencia del prestigioso productor vasco Kaki Arkarazo, hasta los músicos invitados (Julián Maeso, Marcos Coll, miembros de la Travellin’ Brothers), incluidas coristas (integrantes del Coro Gospel de Bilbao y de nuevo Travellin’ Brothers).

Un plantel que se manifestará en todo su esplendor en canciones como el derroche vital que desprende el soul de ‘Hight Time’ o por medio de los pegadizos ambientes de Nueva Orleans que se filtran en ‘Sweet Vermilion’. Siguen evocando a dichos sonidos negros, pero fusionados con el rock, en ‘Yours To Take’, con reminiscencias  a The Band, e incluso en las rotundas guitarras lindando con el hard rock, y en íntima relación con esos emotivos medios tiempos de Gov’t Mule o The Black Crowes, de ‘Wake Up!’.

La parte más contundente, o cuanto menos la que se apoya en la base eléctrica, se apuntala también en el ritmo trotón de ‘Jeremiah’, a lo Grateful Dead, o toma con dinamismo y descaro la contundencia de los Crazy Horse en ‘Skatecam’. El lado acústico tendrá también destacadas representaciones como las que vendrán de la mano de ‘Cold Wind’, emocionante tema donde se aprecia en toda su extensión el tono profundo de cantar de Dan Cabanela; a través de una vertiente más sórdida como “Broken Whistle” o del folk-country de ‘Pho & The Spotted Cow’.

“Wood & Wire” tiene todo para gustar a los amantes de los sonidos americanos. Hay que dejar de lado cualquier prejuicio geográfico y simplemente escuchar, porque lo que aquí hay es un rock, en su expresión más amplia,  de excelente factura dispuesto a mirar a la cara, y salir triunfante de unos cuantos envites, prácticamente a cualquier disco del género hecho hoy en día.

¡Compártelo con el mundo!
Kepa Arbizu
Periodista como demuestra en sitios mil, por suerte también en RIB, de donde es colaborador.

Deja una respuesta

cinco × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top