Aforo completo para despedir la Muestra Bilbao, Metal, Pop y Rock Aste Nagusia

Aforo completo para despedir la Muestra Bilbao, Metal, Pop y Rock Aste Nagusia

Crónica recibida desde la Oficina de Comunicación del Ayuntamiento de Bilbao.

Texto: Michel Goiri

Fotografía: Sergio Martínez Sánchez

Creado en el año 2020 en el barrio bilbaíno de Rekalde, LAZKA es un grupo de Euskal Rock Metal. Saitu, Masel e Iñaki tocaban juntos en un proyecto anterior, y cuando éste se disolvió en 2020, decidieron unirse a Dave e iniciar un nuevo camino, acercándose más a las melodías del rock. El grupo fue tomando forma a través de la mezcla de estilos decada uno de sus componentes y en 2023 lanzaron la maqueta «Isiltasunaren Jabe», la primera de la banda. Fue grabado y producido por el propio grupo en el local de Rekalde.

Un grupo joven que llegaba en la última cita de Bilborock con muchas ganas de mostrarnos su trabajo. Si bien tenemos claro que La Muestra no está orientada para apoyar a bandas jóvenes porque aquí no hay límites de edad («Enrockecidos» sin ir más lejos con su gran concierto de la pasada Aste Nagusia o Molikote, cuando en 2016 ofrecieron una demostración salvaje de Punk Rock).

Lazka.

Su vocalista Andoni Mendoza, “Sarnaketa” no era un crío, estuvo viendo a Lazka y fue un placer saludarle), también sabemos que el futuro está en manos de la juventud y si esas manos interpretan Metal del bueno, pues para qué quieres más. Así que, la cita era tan ineludible que se colgó el cartel de “Aforo completo”, la segunda vez en esta edición de 2023, tras el bolo de Gonzalo Portugal (quien finalmente logró el hito al computarla gente que pululaba en los aledaños de la Sala y que entraban y salían a goteo).

Mucha expectación por ver al cuarteto de Rekalde, que empezó fuerte con “Inorena” (la línea de bajo recordaba por su potencia a aquellas de cuando Trujillo militaba en Suicidal Tendencies), ganas de agradar, coros bien ejecutados pero dio la sensación de que Miguel Elorriagano acababa de modular bien la voz. Así transcurrió durante todo el bolo, aunque al final la cosa mejoró y se le vio más cómodo en la ejecución. Más rapidez en “Errua” y destacable “Deabruaren Gaua”. Dos versiones interpretaron Lazka, la verdad, muy alejadas de lo que suele ser revisitado por grupos metálicos.

En la primera de ella, un sorprendente “I can ́t remember to forget you” de Shakira (¿Shakira? Sí, Shakira…), la propia melodía de la canción acabó por comerse a la faceta metálica, es lo que tiene el Pop ultra comercial, que es tan pegajoso que se apodera de todo como en “La invasión de los ultra cuerpos”. El otro tema versionado fue la enormidad de la Creedence Clearwater Revival, la eterna “Fortunate Son”. Y no, no se asemejó a otros homenajes a la canción, como por ejemplo el de Clutch. No acabó de convencer.

Lazka.

Pero lo importante son sus canciones, las versiones en estos conciertos están para calentar el ambiente. La harmónica del invitado de turno, Urtzi, dio empaque a un temazo como “Azken agurra”.

El final llegó con “VHR” (bien, bien) y con la canción mejor interpretada por el vocalista, “Haizeaz eginda”, en el que ya centrado únicamente en utilizar su voz llegó a ese nivel (guturales incluidos) que se esperaba tras escuchar su material grabado. Concierto correcto en el que nos queda la duda de cómo hubiera mejorado con menos problemas a la hora de cantar los temas, algo que se corrige en el futuro porque Lazka tiene mucho de eso.

La última jornada colgó el cartel de aforo completo.

Corre el año 2018 cuando Yersinia junto los 3 hombres de la muerte negra dan vida al culto a ELIZABELTZ con integrantes de bandas como OST, Sinnerdolls o The Hammer Killers. En diciembre 2019 llega su primer EP “Elizabeltz”. En Febrero de 2022 lanzan su primer álbum “Yersinia Pestis” el cual presentan actualmente en directo junto a un quinto hombre de la muerte negra. Estas Ceremonias oscurantistas y teatrales, chocantes y efectistas no dejan indiferente a nadie. No hay referencias para denominarlos dentro de un estilo musical concreto, pero si un amplio abanico dentro del Shock Rock y Metal.

Y sin temor a equivocarnos podemos decir que el concierto final de esta edición de la Muestra fue el más impactante visualmente de varios años. El tremendo espectáculo que montó Elizabeltz mantuvo con los ojos abiertos como platos a la parroquia (y nunca mejor dicho lo de parroquia, por el lugar donde ahora se toca y por la temática del quinteto), una especie de performance que recordó por momentos a Marilyn Manson cuando era el “Antichrist Superstar”.

Elizabeltz.

Eso visualmente pero es que musicalmente beben de muchas fuentes, lo meten en su batidora sónica y acabas enganchado y expectante por cómo van a evolucionar unos temas que tienen un trabajo soberbio detrás. Vamos, que fue tremebundo todo.

La extraña forma de cantar de Sergio Meaurio, su propio look totalmente hipnotizante (mezcla del propio Manson, el Capitán Spoulding aquel de las películas de Rob Zombie y con un chal que recordaba a cierto muñeco de cierta ventrílocua, pero en versión gótica y ahí lo dejo a la libre interpretación y memoria de cada un@…) y la contundencia de sus compañeros, tocando muy bien no auguraban más que una triunfada. Ojo, no pudo estar a la guitarra Aitor Bengoa, sustituido por Kapi Guarotxena (Porco Bravo, The Unholy Covers, entre otros grupos) y repitió actuación John Learreta, que el viernes estuvo tocando con Bullets of Misery, vaya doblete de nivel el suyo.

Elizabeltz.

Entre los temas mucha atención a un gran “Kornukopi Iraultza”. Las estructuras extrañas y a la vez perfectamente compatibles de “Bele Beltz Baten Kanta”, el inicio de “Lucifer Bagauda” (juro que se me pasó por la cabeza que iban a tocar “Joker and the Thief”, de Wolfmother) y su tralla de locomotora. Con “Mantra Berri” Sergio ejerció más de Marilyn Manson que nunca tirando de zancos entre el público, luego hizo crowsurfing sobre toda la sala en “Zin” y la fiesta era ya imparable.

Elizabeltz.

Con “Kingdoom Loiola” (sí, Sisters of Mercy con su sonido gótico pasearon por mi mente en ciertos pasajes) se acabó la liturgia. No se puede acabar mejor la 36 edición de la Muestra BILBAO Metal Pop-Rock de esta Aste Nagusia. Menudo conciertazo, menudo grupazo y menudo emponzoñamiento metalero nos llevamos para casa. ¡Sublime todo!

 

Visited 1 times, 1 visit(s) today
¡Compártelo con el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.